UBV PFG ESTUDIOS JURIDICOS 801

DOCUMENTO RECTOR DE LA UBV

 UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA

   Documento Rector

Un proyectoeducativo para la                 

                                      sociedadvenezolana en pro del desarrollo

                                                integral del país, la transformación del Estado

venezolanoy la creación de cultura democrática

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prólogo

 

Lagenuina educación es una apuesta al porvenir, de allí que ha de rebasar elpasado y todo aquello que en el presente atenta contra la dignidad de lospueblos. Es vital, por ello, hacerla coincidir con un nuevo sentido de lopúblico y con las vivencias que dan expresión a la esperanza que moviliza lacreación de lo nuevo. Creación que, en la realidad venezolana y latinoamericanaplantea una responsabilidad compartida, fundamentalmente, por los educadoresllamados a descubrir y afrontar los problemas educacionales de nuestrassociedades en nuestro tiempo, y a construir nuevas formas de educaciónimbricadas en la tarea de forjar subjetividades democráticas.

 

La creación de la UniversidadBolivariana de Venezuela en la sesión del Consejo Nacional de Universidades del1 de julio de 2003, constituye una significativa señal de los cambios que seinician en la educación superior venezolana y de los cuales hemos de hacernoscargo como ciudadanos y ciudadanas de esta patria, porque es en la educacióndonde se juega la posibilidad de que cada generación encuentre su propio lugaren el mundo, abriendo espacios para asumir responsabilidades impulsadas por lafuerza creadora.

 

En esta idea de educación seinscriben las finalidades y prácticas educativas de la Universidad Bolivarianade Venezuela como proyecto educativo y, a la vez, social y político, desde elcual contravenir las pretensiones de homogenización, de verdad absoluta, decompletitud del conocimiento, de eliminación de errores, de voluntad universaly omniabarcante, de exclusión y, por consiguiente, desde el cual asumir lasresponsabilidades ante las cuales nos coloca un tiempo caracterizado pordislocaciones sociales, culturales, políticas, intelectuales y morales. Laprimera de estas responsabilidades es la de hacernos la pregunta por el sentidoy valor de nuestro pensamientos y nuestras acciones, cuando nos situamos fuerade la moda neoliberal, cuando reconocemos que la radicalidad de los cambiosnacionales y mundiales no admiten interpretaciones desde conceptos que creíamosincuestionables, cuando el desdibujamiento de las reglas en común hace que elpresente deje de ser diáfano y el futuro se torne incierto, y,fundamentalmente, cuando decidimos hacernos cargo de la creación de prácticaseducativas anudadas a la construcción de una nueva cultura política, bajo elentendido de que esta construcción es indisociable de la pregunta por lainjusticia que ha cruzado nuestra historia y por lo que hemos heredado de ella.

 

Detal responsabilidad forma parte el hecho de sustentar la creación de laUniversidad en los principios y derechos consagrados en la Constitución de laRepública Bolivariana de Venezuela, así como en el reconocimiento de que lademocratización de la educación superior -el acceso a ella, la formación enella, su vida institucional y su gobernabilidad- constituye una de lascondiciones y expresiones fundamentales de la democracia cultural, social ypolítica. De dicha responsabilidad también forma parte asumir la UniversidadBolivariana de Venezuela como un proyecto articulado a los cambios que vive lasociedad venezolana y, en particular, con los requerimientos asociados a losmovimientos sociales, a las organizaciones populares y a los proyectoscolectivos que luchan por un país distinto.

 

En el proyecto adquieresignificación especial la revitalización del enfoque de formación integral deprofesionales con profundo sentido de país y al servicio de los interesesnacionales y, por consiguiente, la preocupación por la integración de ladimensión ético-política en la formación universitaria. Preocupación quetraduce, sobre todo, un cambio de perspectiva en relación con lo que hoysignifica lograr un buen nivel de formación universitaria, y con lo que deberíasignificar el compromiso con lo público de una universidad que pretende formarno sólo buenos profesionales sino mejores ciudadanos y ciudadanas.

 

De allí que insistamos en un cambiode la cultura académica y que apelemos a otros requerimientos que laUniversidad debe atender en el cumplimiento de sus finalidades como espacio delo público, atendiendo a las demandas sociales y a los retos presentes yfuturos planteados por el entrecruzamiento de los procesos de globalización, elimpacto cultural de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación,y la convivencia de diferentes culturas que necesita más que nunca de ladimensión ética del ejercicio ciudadano. En efecto, en las sociedades engeneral y la sociedad venezolana en particular, se trata de atender a laformación de profesionales capaces de construir de una forma autónoma yestratégica sus conocimientos y de desempeñarse en su vida profesional y socialcomo ciudadanos que actúen de forma responsable, libre y comprometida con laconstrucción de una sociedad más justa, libre y democrática.

 

Por ello, el proyecto pedagógico dela Universidad Bolivariana de Venezuela asume el aprendizaje ético-políticocomo dimensión vital de su función formativa y de su responsabilidad pública.Responsabilidad de la cual también forman parte fundamental: la ampliación deoportunidades educativas para dar respuesta a todos los grupos sociales, enespecial, a los históricamente excluidos de este nivel educativo; la creación ysocialización de nuevas formas de comprensión del mundo y de nosotros mismos;la generación de conocimientos y de prácticas pedagógicas que propicien unacultura académica de carácter inter y transdisciplinario conectada con lacomprensión de nuestra realidad y con los objetivos sociales del desarrollointegral de la nación venezolana.

 

Finalmente, deseo expresar mi másprofundo agradecimiento a Magaldy Téllez y Marina Smeja, a quienes debemos larealización de este Proyecto, así como a quienes han aportado y seguiránaportando sus mejores empeños para que la Universidad Bolivariana de Venezuelalogre un lugar destacado entre las instituciones universitarias de nuestro paísy de nuestra América Latina.

María Egilda Castellano de Sjöstrand

Rectora de la UniversidadBolivariana de Venezuela


Presentación

 

LaConstitución de la República Bolivariana de Venezuela define al Estadovenezolano como democrático y social de derecho y de justicia, con laconsecuente responsabilidad de propugnar y velar por la preeminencia de losderechos humanos y los principios de justicia, igualdad, libertad, responsabilidadindividual y social, solidaridad y pluralismo político. Un Estado, por ende,que tiene entre sus fines esenciales, la defensa y el desarrollo de la personay el respeto a su dignidad, la profundización del ejercicio democrático de lavoluntad popular, la construcción de una sociedad justa, solidaria y amante dela paz y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberesconsagrados constitucionalmente. Para el logro de dichos fines se establece quela educación y el trabajo son los procesos fundamentales.

 

En el marco de los principios yderechos consagrados en la Constitución, la democracia en la educación superiorcomo una de las expresiones y condiciones fundamentales de la democratizaciónsocial, se convierte en un asunto de interés del Estado venezolano, en el cualse inscribe la creación de la Universidad Bolivariana de Venezuela comoproyecto educativo y social vinculado a las demandas del desarrollo integral dela Nación que plantea entre sus condiciones fundamentales la elevación delnivel cultural y educativo del pueblo venezolano, la creación permanente de unacultura democrática y la formación integral de profesionales con profundosentido de país y al servicio de los intereses nacionales.

 

A comienzos del siglo XXI, en unaépoca de crisis y cambios constantes, la Universidad Bolivariana de Venezuelaasumirá la responsabilidad de participar en la construcción de un país quetiene ante sí los retos de un desarrollo endógeno con claro sentido de justiciasocial y de consolidación de la democracia participativa como forma de vidapolítica, así como el de insertarse en un mundo globalizado con base en elprincipio de autodeterminación de las naciones. Responsabilidad que implica,sobremanera, la puesta en juego de una nueva idea de responsabilidad y de unanueva idea de universidad, cuando, como es preciso reconocer, los fundamentosde la universidad que creíamos incuestionables, se han visto socavados, cuandola lógica instrumental instalada en nuestras universidades ha secuestrado sussentidos éticos, y cuando en ellas predominan el silencio intelectual y elorden escolar.

 

En consonancia con lo anterior, esteDocumento Rector contiene el trazado del proyecto educativo que vislumbramospara que la Universidad Bolivariana de Venezuela asuma los retos que le sonplanteados, así como para que en su organización académica y administrativa,ponga en juego su capacidad de hacerse parte de, e incidir en, los procesos yprácticas de democratización inherentes a la construcción del país y de lasociedad que queremos, un país sin exclusiones, una sociedad democrática ysolidaria, un país y una sociedad en los que la vida de todos sea digna de servivida. Ello implica, entre otros asuntos fundamentales, que la Universidadafrontará estos retos desde la perspectiva que abren las siguientes cuestiones:

 

El desencantamiento / encantamiento de losprofesionales

 

La UBV no quiere formarprofesionales desencantados, que no saben dónde podrán desarrollar su carrera yque sufren la incertidumbre de no sentirse técnica ni ética ni políticamentepreparados para "insertarse" en la sociedad venezolana. Y ello nosólo porque las áreas o carreras que ofrece son novedosas y cubrirán lasnecesidades en campos también novedosas, sino porque la formación integral delestudiante puede asegurar la comprensión, la capacidad crítica y la actuaciónresponsable de los profesionales salientes para con el resto de la sociedad. Esdecir, debe fomentar una visión más conectada con la sociedad, menos preñada deintereses y deseos individualistas, los cuales se ven luego fácilmentedefraudados por una realidad mucho más convulsionada y menos estática de la quese enseña en las universidades.

 

La UBV no formará profesionales paraexportar por la falta de oportunidades nacionales. Serán profesionalespreparados para satisfacer áreas sensibles de nuestro desarrollo social y queserán concientes de ese reto y de sus dificultades.

 

Experticia y ciudadanía

 

Se trata, entonces, del equilibrio yla reciprocidad entre la experticia y la ciudadanía, entre lo privado y lopúblico. La UBV no concibe los saberes científicos, humanísticos y tecnológicosseparadamente o artificialmente reunidos. El saber y la responsabilidad socialque fomenta no serán lecciones de buenas maneras y de etiqueta, sino parteintegrante, justificativo y razón de ser de la Universidad, sus programas yproyectos, y por eso también de la práctica profesional de sus egresados. Setrata de otra política del conocimiento y, por ello, del trabajo que desempeñensus egresados, pues, la asunción de compromisos profesionales es, al mismotiempo, un compromiso ético y político con la sociedad venezolana. El saberexperto, la actuación profesional, son vistas como parte de un hacer ciudadaníaactiva.

 

La UBV no formará merosprofesionales. Formará ciudadanos-que-trabajan-como-ciudadanos.

 

La universidad para la sociedad

 

La UBV, que nace con elreconocimiento objetivo de muchos de los problemas que afronta el país, conconciencia de que su tratamiento/superación se condiciona en buena medida apensarlos de otro modo y a la formación de profesionales de nuevo tipo, debeverse a sí misma en relación con la contingencia; entenderse como unaestructura siempre abierta, susceptible de ser transformada sobre todo en lasáreas de formación que ofrece. Estas áreas, por lo tanto, pueden serreformadas, transformadas, renombradas, eliminadas, sustituidas, entre otras,pues planes de estudios y carreras no se justifican por la"autonomización" del conocimiento, por su progreso independiente ypor su requerimiento de nuevas profesiones, múltiples disciplinas o por lademanda social de ciertas profesiones afamadas. La UBV se hace cargo delprogreso del saber científico, humanístico y tecnológico y lo hace en relacióncon la detección de las problemáticas y aspectos desasistidos, claves para eldesarrollo sustentable de Venezuela. Ello tiene como consecuencia, no lacreación de un abanico variopinto de disciplinas y carreras, sino unaadecuación permanente de su estructura y de sus ofertas académicas. Lalegitimación del conocimiento y la enseñanza universitaria se debe y se buscaexplícitamente en la vinculación de la UBV con la sociedad venezolana y en eldiagnóstico de su realidad social, económica, política y cultural.

 

La UBV no es para la perpetuación dela UBV, es para el país.

 

La relación con el Estado venezolano

 

Muchas de las definiciones ofunciones principales de la UBV se relacionan con el Estado venezolano porrazones diversas: por un lado, nace ella misma como iniciativa del Estado, esun factor importante de los planes de desarrollo nacional, y ejemplifica cuáles el rol que asume el Estado en la sociedad bajo la actual visión de susconductores. Se convierte, entonces, en uno de los espacios predilectos para elejercicio profesional de los egresados de la UBV.

 

Por otro lado, la UBV se debe alreconocimiento implícito o explícito de grandes deficiencias, dificultades yobstáculos para la implementación de planes y políticas estatales; y alreconocimiento, más central aún, de que los cambios que requiere la sociedadvenezolana no se consolidarán con una actuación simple de instituciones ypoderes estatales, sino que requiere de una formación distinta y pertinente delos venezolanos. Por ello, el Estado, que es en sí uno de los aspectos másproblemáticos del desarrollo de las sociedades latinoamericanas, se constituyecomo uno de los retos importantísimos de los profesionales formados por la UBV;es decir, un espacio que con urgencia debe ser sometido a una transformacióneficiente y conciente del rol que juega en un país como el nuestro. Así elEstado para la UBV es un lugar privilegiado para el desarrollo profesional quepor su propia naturaleza y por la misión de la universidad, es también unespacio para la práctica transformadora que ella auspicia. Por eso mismo elEstado puede ser una de las problemáticas de la formación, del desarrollo deproyectos académicos y de las prácticas profesionales de la UBV.

 

La UBV contribuye a cambiar elEstado venezolano.

 

La cuestión de lo "comunitario",lo micro y las experiencias alternativas

 

Afrontando las dificultades delcambio y, sobre todo, las de producir cambios tendentes a la disminución de lasdesigualdades que suponen la transformación de aspectos esenciales de nuestravida social y política, es necesario reconocer la importancia de locomunitario, lo local y las micro experiencias como espacio para ejercer lasresistencias y para la construcción de experiencias sociales más amplias.

 

En ese sentido, la UBV encuentra unnicho insustituible de desarrollo académico, social y profesional en lo local.Al mismo tiempo, sin embargo, debe reconocer el espacio social más amplio en elque actúan los venezolanos en la medida que el desarrollo de las sociedadesmoderno-industriales-capitalistas comienza un recorrido que apunta al anonimatourbano, a la desintegración social, a diversas formas de individualismo, entreotros problemas, a los que se suma el desarrollo desigual y heterogéneo deAmérica Latina (todo ello con consecuencias políticas y educativas).

 

La UBV como universidad y comunidad alternativas, debe moverse en el dobleeje de fortalecimiento de las experiencias alternativas construidas en espaciossociales acotados y en la creación de lo alternativo, y la solidaridad socialal interior de instituciones y dinámicas sociales "molares"; esdecir, la conquista alternativa de espacios de sociabilidad sellados por lamasificación, el desarraigo, la modernización y lo instrumental. Para ello, laUBV puede constituirse ella misma, tal como es propuesto, a través de laligazón de enseñanza, investigación e inserción social, en una experienciacomunitaria, alternativa, etc. Lo comunitario, pues, no es un requisito previopara el acceso sino forma ineludible de la vida universitaria, en el entendidoque ello forma parte de una relación responsable con la sociedad y con elEstado, y de la constitución de sujetos críticos, social y políticamenteactivos.

 

La UBV: comunidad que crea comunidad

 

Junto a estas cuestiones, cabeseñalar que la Universidad Bolivariana de Venezuela responderá a su responsabilidadsocial:

 

• Con planes y programas deformación, creación y recreación de saberes e interacción social, sustentadosen nuevos enfoques y en opciones de valor asumidos no como algo fijo ypredeterminado que encajone sus prácticas, sino como apuntalamientos de cómopuede constituirse a sí misma en el contexto complejo e incierto en que seencuentra.

 

• Asumiendo un nuevo sentido depropósito al reconocer los cambios radicales que desafían continuamentenuestros patrones de comprensión, de conocimiento y de acción, para contribuira cambiar los modos de pensar y a aprender en y desde la incertidumbre.

 

• Con alta pertinencia social, esdecir, vinculada con las necesidades de desarrollo económico, social, cultural,político y educativo, que plantean tanto la transición que vive Venezuela comolas expectativas de la comunidad en general, asociadas a la efectivarealización de los principios constitucionales de justicia social, libertad,solidaridad y democracia participativa.

 

• Construyendo una comunidad universitariapluralista y participativa donde los sentidos de compromiso con la institucióny con el país sean fuerzas que muevan el trabajo individual y colectivo de susintegrantes. Y, por ende, con una cultura organizacional generadora de culturademocrática.

 

• Con procesos, estructurasacadémicas y administrativas ágiles y eficientes en donde prevalezca el trabajoen equipo y el mejoramiento continuo basado en la evaluación permanente detales procesos y estructuras.

 

• Liderando proyectos de vinculacióncon las comunidades, con activa participación de éstas en la definición yejecución de los mismos.

 

• Adoptando una cultura deplanificación y evaluación institucional, y con metodologías participativas dela comunidad universitaria que involucren la definición de responsabilidades desus integrantes.

 

• Concibiéndose como parte de unsistema nacional de educación superior y, en consecuencia, desarrollandoarticulaciones múltiples con las otras instituciones de educación superior,asumiendo una vinculación estrecha con la educación obligatoria y participandoactivamente en redes regionales, nacionales e internacionales de formación,creación y circulación de conocimientos.

 

La propuesta que aquí se presenta esel resultado del análisis de los diferentes aspectos de organización y gestiónacadémica y administrativa, considerando los contextos nacional e internacionalde la educación superior, tanto como los enfoques más avanzados en el campo. Sucontenido se organiza de la siguiente manera:

 

En el primer capítulo se exponenaspectos fundamentales del contextointernacional y nacional, los cuales permiten establecer los retosfundamentales que tienen ante sí las instituciones de educación superior y,particularmente, la Universidad Bolivariana de Venezuela.

 

En el segundo capítulo se presentanlas bases conceptuales desde las cuales se formula el Proyecto Educativo de laUniversidad.

El tercer capítulo contiene loselementos de direccionalidad estratégica: Misión y visión de la Universidad,criterios de acción institucional y objetivos generales, en los cuales se trazadicho proyecto.

 

En el cuarto capítulo se establecenlos aspectos referidos al ámbito de la función académico-formativa de laUniversidad: Enfoque educativo, Criterios curriculares e Identidad delEgresado.

 

En el quinto capítulo se presentanlos programas y niveles de formación: Programa de Iniciación Universitaria,Programas de Grado, lineamientos para los Programas de Formación Avanzada yPrograma de Educación para Todos.

 

El sexto capítulo contiene aspectosfundamentales concernientes al ámbito de la investigación.

 

En el séptimo capítulo se expone elPlan de Desarrollo Institucional considerando sus ejes estratégicos, en cadauno de los cuales se incluyen sus propósitos, sus políticas y sus objetivos.

 

 

Héctor Navarro Díaz

Ministro de Educación Superior

 

 


Capítulo 1

 

Aspectos del contexto

mundial y nacional

 

Algunas razones que justifican

la creación de la Universidad

Bolivariana de Venezuela

 

 

Del contexto mundial

 

La reorganización del mapa mundialimplica una serie de transformaciones económicas, políticas,científico-tecnológicas y culturales que afectan la vida social en todos lospuntos del planeta. Destacan en esa reorganización: primero, los cambiosradicales en el ámbito económico cruzado por la revolución tecnocientífica, lainternacionalización y concentración del capital financiero, la globalizaciónde la economía asociada a la reorganización de los poderes económicos ypolíticos, una mayor interdependencia entre los países, y un mundo máspolarizado entre países ricos y países pobres; segundo, las mutaciones en elámbito de la geopolítica mundial, con la conformación de un nuevo e inciertoorden político internacional cruzado por nuevas estructuras de poder ypretensiones neoimperialistas; tercero, las transformaciones en el campo de lasprácticas culturales que atañen a fenómenos como la creciente escolaridad de lapoblación en los niveles de la educación básica, el impacto de la lógicacultural más mediática en los cambios de las costumbres, los patrones deconducta y las formas de vida de los individuos y de los grupos sociales, en lareorganización de los procesos y prácticas de construcción de identidadesculturales; cuarto, la construcción e imposición del proceso de globalizacióncomo un ideal planetario con arraigo en los presupuestos del neoliberalismo,los cuales apuntan a la naturalización de una sociedad controlada por poderesabstractos y orientada por el pensamiento único para explicar y controlar lasprácticas económicas, políticas, culturales y educativas de las sociedades;quinto, la complejidad creciente de las dinámicas sociopolíticas, asociadas afenómenos tales como el aumento de la pobreza extrema en sociedades conprofundas iniquidades sociales, el resurgimiento de etnocentrismos, racismos ydiversas formas de intolerancia que se constituyen en terrenos propicios paragraves conflictos y guerras en distintas puntos del planeta; sexto, losreordenamientos de los escenarios políticos nacionales, con la debilitación delas políticas sociales, el predominio del neoliberalismo, la redefinición delos campos de intervención del Estado, aunque también con la emergencia deformas de gobierno asociados a la construcción de una sociedad más democráticay participativa, y por ende, a las luchas por la profundización de lademocracia sustentada en la justicia social, la libertad y el pluralismo; yséptimo las evidencias de la destrucción del ambiente a escala planetaria comoconsecuencia de modelos de crecimiento económico de carácter depredador queponen en cuestión la sostenibilidad de la vida a largo plazo y marcan lanecesidad de la emergencia de una nueva conciencia humana, que más allá delocalismos, asuma una nueva responsabilidad por el planeta como esfera de vida,replanteando modelos de pensar y practicar el desarrollo.

 

Las profundas transformaciones entodos los órdenes de la vida social y humana constituyen, pues, el signo denuestra época; transformaciones cuyos alcances y consecuencias apenas comienzana vislumbrase, aunque se producen en todos los ámbitos y afectan los diversosplanos de nuestra vida individual y colectiva. Así, cuando se afirma que elmundo se halla en crisis, significa que se asiste a transformaciones aceleradasy profundas respecto de las cuales se nos plantea la necesidad de recrear lasclaves de interpretación para poder comprender las tendencias y las paradojasimplicadas en tales transformaciones y, desde luego, para volver a situar enellas el papel de la educación en general y de la educación universitaria enparticular.

 

Como sabemos, uno de los fenómenosde mayor impacto es el de la globalización, noción  acuñada en las últimas décadas del siglo XX ycuyo uso se ha extendido de forma acelerada, aunque su surgimiento, siguiendoen parte los planeamientos de ADDA (1999), se sitúa un poco antes de finalizarla Segunda Guerra Mundial (1939-1945), cuando las potencias vencedoras deoccidente -principalmente Estados Unidos e Inglaterra- se mostraron interesadasen crear un nuevo orden económico internacional y convocaron la Conferencia deBretton Woods, realizada en junio de 1944. De allí nacen el Fondo MonetarioInternacional (FMI), con la función de regular y supervisar el sistemamonetario mundial, y el Banco Mundial (BM) al que se atribuye la tarea defomentar tanto la reconstrucción de las zonas devastadas por la guerra como eldesarrollo internacional. Más tarde, en 1945, se crea el Acuerdo General sobreAranceles y Comercio (GATT), con la finalidad de establecer reglasinternacionales que favorezcan las relaciones comerciales y las inversiones enel mundo, y que desde 1995 se conforma como Organización Mundial del Comercio(OMC). Surge y se consolida este entramado a escala mundial que logra el empujeglobalizador, sobre todo en el terreno comercial, de lo cual es una claraexpresión el hecho de que a partir de 1950 el comercio mundial creciera muy porencima de la producción en el planeta.

 

Es a partir de la década de lossetenta del siglo XX, cuando el fenómeno de la globalización comienza acentrarse en el sector financiero, especialmente favorecido desde la década delos ochenta por el desarrollo y uso acelerados de las tecnologías de lainformación y la comunicación como instrumentos para mover el dinero con gran facilidadsin limitaciones de tiempo y espacio, en pro de ganancias económicas inmediatasmediante la especulación. Prefiriendo esta vía especulativa sobre la inversiónproductiva, los nuevos capitalistas no contribuyen a la generación de riquezasocial asociada a la inversión productiva, la generación de empleos y lainversión de impuestos en políticas de índole social. Es contundente lainformación que ofrecen Atienza y Gómez (2000:9) acerca del movimiento de losmercados de divisas en abril de 1998, al respecto señalan que dichos mercadosmovieron diariamente en el mundo 1.5 billones de dólares, lo quecomparativamente significó cien veces más recursos que los movilizados por elcomercio mundial. A esa situación se asocian la inestabilidad y las recurrentescrisis financieras que han afectado económica, social y políticamente a lospaíses pobres.

 

Vivimos una época de crecienteglobalización con expresiones diversas y paradójicas, aunque las predominantesformas responden a su configuración como un fenómeno de mercados, asociado, porende, al establecimiento de conveniencias económicas y financieras de losgrandes centros de poder económico en el planeta que imponen unaestandarización de patrones de producción y de gustos y deseos de lospotenciales consumidores. Estandarización que constituye una condiciónimprescindible para la fabricación y penetración de los mercados, pero que a lavez representa uno de los mayores peligros de la época, a saber, lahomogeneización de formas de pensar, decir y hacer, la estandarización de losdeseos y las aspiraciones, en las que se disuelven las singularidades de lasformas de vida individual y colectiva. Es preciso, pues, tener en cuenta que elfenómeno de globalización al que asistimos no surge de un planteamiento de convivenciasolidaria entre países y pueblos del planeta sino de intereses hegemónicos enlo económico y lo político, movilizados por el deseo de conquista de mercados yde influencia en economías regionales y globales. En tal sentido, el fenómenode la globalización en su formato predominante comporta relaciones de dominiomás que comunidad de intereses, de ahí que el proceso de reorganización delmundo por amplias regiones económicas, en el cual intervienen tanto losintereses de los países como su desigual capacidad de negociación, involucreindudables condiciones desfavorables y consecuencias negativas para los queabren sus economías al mercado mundial sin recibir ningún tipo de compensaciónasociada a su desarrollo económico y social endógeno. Se trata, por ello, de unfenómeno que comporta efectos negativos asociados a su formato neoliberal, esdecir, a los intereses exclusivos del gran capital transnacional.

 

La globalización es un procesocomplejo y denso en el que intervienen múltiples fuerzas y actores. Resultaentonces conveniente contravenir las interpretaciones simplistas, tanto las quesostienen que la globalización traerá el mayor bienestar y la mayor libertadque jamás haya conocido la humanidad, como las que anuncian que su avanceconlleva la extensión de todos los males por el planeta. Lo cierto es que en elmundo actual, de lo que se trata no es de decir si se forma parte de ella o no,sino de decidir de qué manera formar parte ejerciendo el principio deautodeterminación de las naciones, considerando los diversos desafíos yoportunidades que ella comporta.

 

Desde el ángulo de los desafíos, elprincipal de ellos es el de incidir en el giro del tipo de globalización que seha impuesto como resultado de decisiones políticas y no como mandato de ordendivino o sobrenatural, pues a su lógica se anudan los efectos de una crecientepolarización entre países ricos y países pobres, lógica que bloquea lasposibilidades para que las oportunidades económicas lleguen a cada pueblo delplaneta. Nos referimos a la globalización centrada en los aspectos financierosy en las corporaciones globales que buscan los beneficios inmediatos de laespeculación, sin incidencia en la inversión productiva y en el bienestarsocial de quienes habitan los países pobres del planeta. Asimismo, a laactividad comercial controlada por grandes empresas transnacionales quegeneran, como lo muestran diversos análisis, más de las dos terceras partes delcomercio mundial desarrollado entre las zonas más ricas del mundo: Estados Unidos,Canadá, la Unión Europea y el Sureste Asiático. Hecho éste que ha idoacompañado con los montos designados por los países más ricos para laprotección de sus mercados y la subvención de su producción agrícola, lo queimplica una evidente limitación a la comercialización de productos agrícolas delos países pobres y a sus posibilidades de mejorar sus condiciones económicas ysociales, y, en consecuencia, la creciente marginación económica de lasregiones más pobres.

 

Por otra parte, las condiciones desigualesen las que viene operando la globalización afectan a los flujos migratorios demillones de personas en busca de mejores oportunidades, pues se refuerzancrecientemente diversas modalidades para cerrar las fronteras, mientras éstasse vuelven inexistentes para el movimiento irrestricto de capitales encualquier lugar del planeta.

 

Situaciones como las reseñadas seasocian a la impronta financiera, especulativa y marginadora del tipo deglobalización que ha prevalecido, no sin consecuencias sobre la legitimidad dela democracia como sistema político. Expresión de ello es que los ciudadanos delos países que han sufrido los embates de esta globalización constatan que susgobiernos han sido y son incapaces de enfrentar los efectos de las crisisfinancieras provocadas por el movimiento irrestricto de capitales especulativosy la imposición del modelo neoliberal de la economía, que el poder se haconcentrado en los mercados financieros globales sin posibilidades de controldemocrático mientras se debilitan los espacios nacionales y locales dondehabitan los ciudadanos de a pie. De lo cual se desprende que los ciudadanos nose sienten representados por gobiernos que han abandonado su tarea de controlarlas fuerzas globales y que la legitimidad de la democracia se ve erosionada.

 

El giro que debe imprimirse a losprocesos de globalización para enfrentar dicha impronta se relaciona con lasoportunidades que han brindado otras expresiones del fenómeno de laglobalización. Por ejemplo, la posibilidad de tener una percepción de losproblemas que ponen en peligro al planeta entero, tales como las formas deexclusión y de violencia, la pobreza, la lógica ecodepredadora del modelo dedesarrollo económico asociado al capital transnacional, el narcotráfico, elaumento en los gastos militares, las invasiones de la gran potenciaestadounidense para apropiarse de riquezas petroleras de otras naciones, entreotros. Percepción que ha generado formas de resistencia ejercidas por millonesde ciudadanos del mundo entero.

 

Las oportunidades como los peligrostambién se construyen, y aquéllas, precisamente, cuando se reconocen lospeligros asociados al hecho de que no todos los pueblos del mundo ni loshombres y mujeres que lo habitan se hallan en igualdad de condiciones para enfrentarlos efectos de una globalización sin regulaciones democráticas. Luce, en talsentido, impostergable la puesta en marcha de este tipo de regulaciones tantoen el nivel internacional, como en el plano nacional. En el primero, mediantela reorganización de las instancias internacionales, de cara a la participaciónen igualdad de condiciones de todas las naciones y, por ende, al ejercicio deuna democracia global que promueva, valore y considere la participación de lasorganizaciones civiles cuya trayectoria se asocia al trazado de víasalternativas a la recorrida por la globalización favorable a pocos ydesfavorable a muchos. En el segundo, mediante la asunción de responsabilidadesindividuales y colectivas en la construcción simultánea de democracias localesy de esta democracia global, pues ello depende en gran medida de nuestroejercicio ciudadano para presionar a los agentes políticos y empresariales alos efectos de contrarrestar los efectos terribles de la globalización queconocemos. Se trata, en tal sentido, de reencontrarnos en un espacio queconjugue lo local y lo global, como espacio común de la política, donde laatención a la vez local y global de los asuntos públicos se vuelveimprescindible para no quedarnos a la intemperie y solos, bajo el acecho de lalógica de una globalización que, limitándose a conectar entre sí a los paísespoderosos, fagocita a los países más débiles, provocando así la mayor y másprofunda exclusión de éstos.

 

Puede decirse que la gama deoportunidades que abren otras formas de globalización sin ataduras a dichalógica, esto es, basada en las interdependencias y en la cooperación con clarasfinalidades de reducción de la pobreza y de mejoramiento de las condiciones devida de las poblaciones, está asociada a la creación de condicionesdemocráticas, especialmente si tenemos en cuenta que ya no se trata de decidirsi se forma parte de la globalización, sino de decidir de qué manera formarparte ejerciendo el derecho a la participación bajo el principio deautodeterminación de las naciones. Lo que, en el caso de países como elnuestro, significa en lo fundamental: (i) generar políticas económicasestratégicas internas e intentar influir en las externas, asumiendo el papelirrenunciable de transformar economías consumidoras en economías productivascon sustento social, cambiar el rol de consumidores de tecnologías porgeneradores de tecnologías, incidir en la modificación de patrones de laglobalización de mercados y luchar contra la fagocitosis característica de lascorporaciones globales en su empeño por apropiase de los recursos naturales delTercer Mundo; (ii) participar en bloques políticos apegados el mencionadoprincipio, con clara visión política de proyecto de país para generar procesostransformadores propios, capaces de impedir ser transformados desde fuera y quenuestros destinos como naciones sean trazados por terceros; (iii) generarprocesos y prácticas de diferenciación cultural frente a la lógica y efectoshomogeneizadores de la globalización en las comunicaciones expresados en laformación de opiniones, en el marketing de gustos, deseos y aspiracionesindividuales y colectivas, sin que ello comporte cerrarse a los nexosenriquecedores con otras culturas.

 

Todo ello supone la definición ypuesta en escena de estrategias que adopten sentidos sociales para laconsolidación de verdaderas asociaciones caracterizadas por la solidaridad y lacooperación, y propicien condiciones de mercado justo y equitativo. Sólo así,podrá contravenirse el hecho de que grandes trasnacionales, al amparo de lacompetitividad, prosigan su constitución en imperios con enormes capacidadespara imponer sus productos en los países pobres y debilitar los estadosofreciendo hasta servicios como la salud y la educación, que han sido hastaahora de exclusiva responsabilidad estatal. A tales efectos, como sabemos, conconnivencia de agentes económicos y políticos, se ha impuesto como algo naturalla idea de privatizar los servicios públicos para reducir el gasto público,idea y práctica que ha hecho entrar a los países latinoamericanos en unaespecie de círculo vicioso, pues gran parte de los ingresos por tales serviciosvienen a parar a manos de los países dueños de las tecnologías, mientras lospaíses pobres quedan sujetos a la direccionalidad que dan los gruposeconómicamente poderosos. La privatización de estos servicios, sin embargo,contradice el reconocimiento de que la búsqueda de una inserción más favorablede los países con escasos niveles de desarrollo en una economía globalizada,tiene entre sus condiciones fundamentales la elevación de del nivel cultural yeducativo de todos los grupos sociales, lo que presupone un gran esfuerzoconjunto de los actores sociales y estatales para la puesta en marcha depolíticas de formación de personas calificadas como partícipes activos en eldesarrollo integral de las naciones.

 

Otra dimensión de gran incidencia enlas formas de posicionamiento en los procesos de globalización es elconocimiento en sus diversas expresiones. En efecto, convertidas en generadorasde valor agregado de los bienes y servicios producidos y en la variablefundamental de nuevas formas de organización económica y social, la ciencia yla tecnología resultan indisociables de los procesos de reordenamientoeconómico y de reactivación económica. Pero aquí reencontramos el círculovicioso, pues la revolución científica y tecnológica se produce en contextos dealta polarización entre países ricos y pobres, en la cual son aquéllos los quegeneran las tecnologías que éstos los que la consumen.

 

Las crecientes demandas deasociación entre conocimiento y reconversión productiva plantean a los paísespobres este desafío, pues la división actual del mundo en países productores yconsumidores de nuevas tecnologías tiende a perpetuar a estos últimos en unaposición económica subordinada en el contexto de las economías globalizadas. Deahí que los logros progresivos de tal asociación resulten decisivos para laconsolidación no sólo de la gran industria sino también de las medianas ypequeñas empresas, así como para el fomento y el fortalecimiento de la economíasocial, más aún cuando la generación y adaptación de tecnología y conocimientoapropiados para estos últimos sectores es de por sí un reto de amplia dimensióny una apuesta ineludible, dada su potencialidad para superar la concentraciónde las oportunidades y ventajas de los intercambios mundializados en pocosgrupos económicos, y para ampliar el mercado de trabajo.

 

La inserción sin subordinación delas economías de estos países en el contexto internacional involucra laefectiva creación de condiciones que, junto al uso inteligente de la tecnologíaimportada, articulen la capacidad de desarrollar conocimientos científicos einnovaciones tecnológicas como una de las condiciones indispensables tanto parareducir la dependencia tecnológica como para dinamizar y optimizar los procesosproductivos en un doble movimiento: generando nuevos espacios y formasproductivas, y modificando los existentes. En ambos casos se halla presente lanecesidad de redefinir los vínculos entre sector productivo, investigacióntecnológica, y reorientaciones educativas, pero también los relativos a laproducción y transferencia de conocimientos hacia el estudio y solución deproblemas económicos y sociales. Esta vía constituye uno de los ámbitos másimportantes de asociaciones internacionales que respondan a vínculos decooperación mutua para el impulso del conocimiento científico, tecnológico,social y humanístico, indispensable al desarrollo integral de las sociedades,pues de ello dependerá el futuro de países y pueblos hasta ahora sujetos a lospatrones de una globalización económica supeditada a intereses de grandescorporaciones transnacionales.

 

Finalmente, cabe indicar que elpanorama mundial al cual se enfrentan las sociedades es el de profundoscambios, que plantean importantes desafíos a la educación en general y a laeducación superior en particular. No obstante, es preciso tener presente quedichos cambios se producen en un contexto mundial en que se ha agudizado aún más la disparidad, que ya era enorme, entrelos países industrialmente desarrollados, los países en desarrollo y enparticular los países menos adelantados en lo que respecta al acceso a la educaciónsuperior y la investigación y los recursos de que disponen (UNESCO, 1998).Razón por la cual el gran reto a escala planetaria es la disminución de labrecha existente entre países ricos y países pobres. En una sociedad basadacada vez más en el conocimiento ello implica que la educación superior y la investigación forman hoy la partefundamental del desarrollo cultural, socioeconómico y ecológicamente sosteniblede los individuos, las comunidades y las naciones. Por consiguiente, y dado quetiene que hacer frente a imponentes desafíos, la propia educación superior hade emprender la transformación y la renovación más radicales que jamás hayatenido por delante (Ibídem).

 

Del contexto nacional

 

Inmersa en un escenario mundial quehace a las sociedades cada vez más complejas e interdependientes, la sociedadvenezolana vive a su vez un proceso de transformaciones en todos los órdenesque puede ser caracterizado como transición entre la pervivencia de viejosmodelos de organización social y política, y la emergencia de nuevos modos deconstrucción de una democracia participativa y protagónica basada en lajusticia social, como eje de la recomposición de los campos económico,socio-político, cultural y educativo.

 

La transición que vive el país se daen una trama que conjuga diversas formas de crisis. Unas, como la crisiseconómica y social en la que se superponen herencias de las décadas de los añosochenta y noventa, la incidencia negativa de factores políticos nacionales einternacionales en la economía nacional, con especial contundencia desdecomienzos de 2001, y la magnitud de la crisis económica mundial particularmenteagravada a partir del derrumbe de la Torres Gemelas en septiembre de 2001.Magnitud, que como sabemos, ha llevado a ciertos organismos internacionales aplantear correcciones en las estrategias económicas basadas en un excesivooptimismo en la regulación de los mercados sin intervención de los estadosnacionales, dado el crecimiento de la brecha entre países ricos y paísespobres, y la agudización en las sociedades de la desigualdad social. Otras,como la crisis política pone en escena variadas dimensiones y diversasexpresiones, entre ellas: el debilitamiento de las viejas lógicas de partidospolíticos, la pérdida en la alternancia en el poder de los dos grandes partidosque coparon la escena política a lo largo de las últimas cuatro décadas delsiglo XX, la emergencia de nuevos actores políticos en el seno de la sociedad,la puesta en evidencia de la heredada precariedad en institucionespolítico-estatales y de las tareas pendientes en la reforma estatal, laemergencia de plurales formas de asociación y participación vinculadas a lasolución de problemas cotidianos de la gente, el tránsito de una situaciónpolíticamente soporífera a una movilización de la que no han dejado de formarparte peligrosas señales de violencia, la massmediatizaciónde la política y la politización de los massmedia, la aparición de los sectorespopulares tradicionalmente excluidos en la arena política asociada a lainnegable re-construcción de su subjetividad político-democrática y de laasunción de sus derechos políticos.

 

Si analizamos con ciertodetenimiento nuestra particular situación como país, no cabe duda que ella secaracteriza por un alto grado de complejidad, resultado de losentrecruzamientos entre, por una parte, los contundentes efectos de laglobalización en cuanto fenómeno que involucra un conjunto diferenciado y sinfronteras de flujos económicos, políticos, informativos, comunicacionales yculturales, cuyos efectos remodelan internamente las sociedadeslatinoamericanas y, por otra, los acontecimientos que dan expresión a unmomento histórico de crisis en el sentido de umbral entre la permanencia de loviejo que no acaba de perecer y lo que está naciendo.

 

Respecto de la situación económica ysocial: es preciso destacar que la crisis confrontada en la actualidad poseecomo trasfondo dos décadas de recesión económica con sus inevitables efectos enel deterioro de las condiciones de vida, asociado al repliegue de lastendencias a la ampliación del acceso al mundo laboral y a la expansión deoportunidades para el acceso a los diversos niveles de la educación.Ciertamente, a inicios de la década de los años ochenta cuando el modelo decrecimiento económico asociado al de la renta petrolera dio claras señales desu agotamiento, comenzó la implantación de las llamadas medidas de ajuste estructural para reorientar la economía nacionalde cara a su inserción en las economías globalizadas, desde la óptica de laapertura a la inversión no productiva extranjera y a las exportacionesconcentradas en un pequeño grupo de empresas, sin efectos de retorno hacia eldesarrollo endógeno. Se trataba de aplicar sin limitaciones las recetaseconómicas neoliberales y los consiguientes costos sociales, cuya herenciaseguimos padeciendo. Entre ellos:

 

(i) El desmantelamiento de laspolíticas sociales del Estado, y sus efectos en el aumento de la desigualdad dela distribución de la riqueza, el crecimiento de la pobreza, el crecienteempobrecimiento de los sectores medios, el deterioro de servicios como la saludy la educación públicas y la acentuación de las desigualdades sociales y de lasdiversas formas de exclusión social.

 

(ii) El debilitamiento de losactores económicos ligados a la pequeña y mediana industria y el crecienteaumento en las tasas de desempleo y de empleo informal. Para 1999, ladistribución de la población en edad laboral se estimaba así: el 30% tieneempleo, el 54% se sitúa en el sector informal y el 16% desempleada.

(PROCOMPETENCIA: 1999: 31).

 

(iii) La erosión de las formas decohesión social y la pérdida creciente de credibilidad social ante las formastradicionales de hacer política.

 

De la enorme deuda social generadaen las citadas décadas, da cuenta, en parte, el informe sobre la situación dela infancia en Venezuela, presentado en la reunión de Ginebra por la delegaciónde organizaciones no gubernamentales, en junio de 1999, ante el Comité de losDerechos de los Niños de la ONU, se registra parte del panorama socio-económicodel país para ese momento, mediante cifras como éstas: descenso del 37% en elgasto social entre 1987 y 1994; disminución del 43% de gasto en salud entre1980 y 1994; disminución del gasto real por habitante de 4.435 bolívares, en1983, a 2.827 en 1995; incremento de hogares en situación de pobreza total del46% en 1988 a 76% en 1994; según datos del Ministerio de la Familia, para 1997en la población menor de 12 años el 47,3% se encontraba en situación de pobrezay 21,9%, de pobreza extrema; en 1997 se registraron 18 mil niños, niñas yadolescentes que trabajaban en las calles; en 1988 el incremento de nacimientosocurridos en madres menores de 12 años fue de 33%; para 1997 existían 407 milniños y niñas indocumentados. Y, a propósito de la situación educativa, elmismo informe registra en cifras: la disminución del gasto en educación básicay media, que pasó de 25% en 1980 a 20% en 1992; la atención a sólo 33% de lapoblación en edad preescolar en centros oficiales y privados; entre 1986 y1996, un promedio anual de 320.000 niños y niñas quedó fuera del sistemaeducativo; 55,6% de la población indígena comprendida entre 5 y 24 años está almargen del sistema escolar.

En el caso de la educación superior,como observan González, Smeja y Téllez (2002:18) no cabe duda acerca de lainiquidad social que caracteriza a este nivel de la educación venezolana, en elcual se traducen las profundasdesigualdades sociales expresadas en el sistema educativo y, particularmente,las que imperan en el acceso y desempeño de los estudiantes. Al respecto,los mencionados autores hacen referencia al estudio de Fuenmayor y Vidal(2000), sobre el comportamiento del ingreso estudiantil en las universidadesnacionales en 1984 y 1998, cuyosresultados muestran que: a) el número de aspirantes a entrar en lasuniversidades creció en un 55% (de 87.343 a 135.764), mientras las plazascrecieron solamente un 30% (de 54.166 a 70.348); b) en 1984, cuando porOPSU-CNU a través de la Prueba de Aptitud Académica, se escogía el 75% de losaspirantes seleccionados, no existían las iniquidades descritas anteriormente;c) los procesos de admisión internos de facultades y escuelas universitariasfavorecen en su selección a los bachilleres que provienen de colegios privadosy pertenecen a «clases socio-económicamente privilegiadas.

 

Es pertinente recordar que nuestrasociedad se ha constituido históricamente como una sociedad profundamentepolarizada por la opulencia de pocos y la miseria de muchos, caracterizada, enconsecuencia, por la pobreza y la exclusión social. De ahí el sentido delviraje que imprime el proyecto de una nueva sociedad sin exclusiones contenidoen la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y que plantea lareconstrucción del país como tarea de todos los sectores, estatales y sociales.Tarea que en el campo económico comporta la asunción del desarrollo económicoendógeno como generación de riqueza social traducida en la disminución de labrecha de las desigualdades sociales y de la iniquidad de oportunidades tantopara el acceso de los venezolanos al mercado laboral como a bienes materiales yculturales. Y, en tal sentido, la revitalización del papel del Estado comoparte fundamental de las condiciones que requiere dicho desarrollo, entre lascuales también cuentan la elevación del nivel y calidad del aparato productivonacional y la inversión sostenida en ciencia, tecnología y educación.

 

Se trata de condiciones que hoy cobranmayor importancia para el logro de una inserción favorable de nuestra economíaen el contexto de las economías globalizadas, en cuanto inserción con clarossentidos sociales. O, para decirlo de otra manera, para revertir las tendenciasdesintegradoras en el nivel nacional (desarticulación Estado-sociedad, erosiónde los lazos sociales, debilitamiento de los actores económicos no insertos enlas exigencias de los mercados globalizados, entre otras), tanto como lastendencias integradoras circunscritas a la gran empresa y a pocos sectoressociales en los que se concentra el acceso a bienes materiales y culturales, yal tipo de conocimiento que hoy demanda el acceso al sector productivoaltamente tecnologizado. Porque revertir tales tendencias de cara al desarrolloeconómico y social endógeno, significa reducir la enorme brecha entre los pocosbeneficiados con la inserción en la economía globalizada y los muchos excluidosde tales beneficios, generando riqueza con sustento social y efectos positivoshacia la sociedad nacional.

 

Como sabemos, la generación de estariqueza no depende de la inserción per se en los mercados globalizados, aunquetampoco se produce sin participar en ellos. La puesta en marcha de condicionescomo las indicadas permitirá que dicha generación se haga indisociable deestrategias para enfrentar la pobreza y las modalidades de exclusión económicay social, que apunten a la creación de condiciones y oportunidades de acceso delos diversos sectores sociales al ejercicio de sus derechos económicos,sociales, culturales y educativos. Se trata, entonces, de vincular desarrolloeconómico y lucha por la justicia social, mediante estrategias que permitancrear y consolidar una economía social y participativa., para enfrentar laexclusión económica y social heredada como efecto de un modelo económico cuyapuesta en marcha afectó a enormes contingentes de venezolanos.

 

Por esto, merece atención especialel giro que representa la propuesta sobre elnuevo modelo de desarrollo de la sociedad venezolana, contenido en lasLíneas generales del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social de laNación, 2001-2007, la cual traduce el mandato constitucional de conducir al país hacia la maximización delbienestar colectivo, que se exprese en la ampliación de la democracia, mayorseguridad social, crecientes fuentes de trabajo, alto valor agregado nacional,mejor nivel de vida para la población y mayor soberanía del país(Ministerio de Planificación y Desarrollo: 2001: 13). Diseñada con visón delargo plazo, desde una concepción que destaca el equilibrio de fuerzas y factores que intervienen en lamultidimensionalidad del desarrollo nacional (Ibídem: 14), y en consonanciacon la disposición constitucional sobre el fomento y protección de la economíasocial, dicha propuesta, define lo concerniente a las dimensiones económica ysocial del desarrollo nacional en términos de equilibrios económicos y socialesque contemplan, respectivamente: ...elquehacer productivo diversificado y sustentable [que] por su eficacia y eficiencia,será capaz de garantizar la generalización de los beneficios económicos comofórmula de equidad en el acceso al bienestar de toda la población y ...la exigencia histórica de balancearadecuadamente el interés individual y el interés social, especialmente laexclusión y marginalización de los más débiles y procurar un mejor vínculoracional y justo en la distribución social de la riqueza y el ingreso nacionalgenerado, de tal forma que el modelo será incluyente en la atención de lasnecesidades de la población (Ibídem: 15).

 

En tal sentido, el equilibrioeconómico apunta a la creación y consolidación de un modelo productivo capaz de generar un crecimiento autosustentable,promover la diversificación productiva y lograr la competitividad internacionalen un contexto de estabilidad macroeconómica, lo cual facilitará una profunda ydiversa inserción en el comercio internacional globalizado (Ibídem: 16). Yel equilibrio social se dirige a alcanzary profundizar el desarrollo humano, mediante la ampliación de opciones de laspersonas, el ofrecimiento de mayores y mejores oportunidades efectivas deeducación, salud, empleo, de ingresos, de organización social y de seguridadciudadana (Ibídem: 18).

 

Es indudable que ambos equilibriosse relacionan entre sí y que sus logros implican, por una parte, elfortalecimiento del Estado en su rol de conductor de políticas deestabilización económica, de generación de mayor riqueza nacional y su justadistribución, de reorientaciones productivas asociadas al desarrollo de áreasestratégicas de producción de tecnologías para reducir la dependenciatecnológica y optimizar los procesos productivos, de generación de camposlaborales diversificados, entre otros aspectos. Y, por otra, los aportesimprescindibles de las instituciones de educación superior, desde sus obligadasfunciones de creación de conocimientos científicos y tecnológicos, de formaciónde profesionales altamente calificados y de inserción social con especialatención a la elevación del nivel cultural y educativo de diversos grupos de lapoblación socialmente desfavorecida, para abrirles oportunidades de acceso alcampo laboral, a bienes materiales y culturales, tanto como herramientas queles permitan potenciar los procesos y prácticas de organización y autogestiónsocial orientadas al mejoramiento de sus condiciones de vida.

 

En la actualidad, Venezuela adelantauna serie de estrategias para reactivar el aparato productivo nacional ygenerar mayor bienestar en la población venezolana. Entre estas estrategiasresaltan la reactivación y reconversión del parque industrial del país, ademásde distintas iniciativas para el incentivo del sector agropecuario de lanación, en función de consolidar la soberanía alimentaria consagrada en laConstitución. La estrategia de reactivación busca dinamizar el aparatoindustrial con nuevos proyectos que mejoren la actividad en el sector y adaptarla industria nacional a las exigencias de la competencia en una economía cadavez más global, conjuntamente con el apoyo en materia técnica y crediticia apequeños y medianos productores. Enmarcada en el Plan Nacional de DesarrolloEconómico y Social, esta estrategia se sustenta en un modelo endógeno dedesarrollo, generando soluciones para afrontar la coyuntura y el despegue deldesarrollo integral pleno a largo plazo, con justo y equitativo bienestarsocial, contando con la activa participación de las comunidades.

 

Así mismo, las políticas en materiacomercial están dirigidas al fortalecimiento del intercambio recíproco y,simultáneamente, a una integración más profunda con otros paíseslatinoamericanos. Lo cual pone en evidencia que la adopción del modelo endógenode desarrollo venezolano no supone cerrarse al resto del mundo, ni quebrantarlos compromisos adquiridos en convenios comerciales internacionales.

 

En lo concerniente a la situaciónpolítica: es evidente que en el curso de, aproximadamente, una década hemosasistido a la explosión de un conjunto de acontecimientos que expresan cambiosradicales del mapa político venezolano y, como tal, el agotamiento de un modelopolítico alineado en torno a intereses político-partidistas que se turnaron enel poder mediante el régimen eleccionario y sustentado en la fusióngobierno-partidos, en las desarticulaciones entre las esferas de lo económico,lo político y lo social y en las debilidades de una institucionalidad políticacapaz de responder a las expectativas de democratización social y política. Enla dinámica propia de tales cambios han podido apreciarse claras conductasdemocráticas de amplios sectores populares que condensan no sólo la expresiónde rechazo a la corrupción y al clientelismo político-partidista sino elarraigo de una clara vocación democrática, puesta de manifiesto en elacontecimiento político del 13 de abril de 2002, con la restitución del hiloconstitucional, luego del golpe de Estado del 11 de abril. Conductascontrastantes con las de grupos y actores tanto económicos como políticos queven afectados sus intereses particulares y que se resisten a perder los privilegiosde los que han gozado por décadas de alianzas hechas a espaldas de los enormesproblemas económicos y sociales del país.

 

Particularmente, desde mediados de2001 se asiste a una polarización política que, con razón, no pocos hancalificado como extrema y alarmante, pues ha puesto en escena señales deviolencia política sin que ello signifique que ésta se haya instaurado comoconstitutiva de conflicto político. Pero, como sostiene López Maya (2002:3).

 

Enel escenario de fondo de esta polarización alarmante, se encuentran 20 años derecesión económica, empobrecimiento social, aumento de la desigualdad en ladistribución de la riqueza, resentimiento de clase, una élite políticafracasada que se niega a verse privada de sus privilegios y grupos económicos nacionalese internacionales que buscan oportunidades doradas en un país que es una de lasnaciones petroleras más importantes del mundo. Pero lo que ha actuado agravandotodos estos factores ha sido el vacío de mediaciones y representación políticasentre sociedad y Estado, producto del colapso del bipartidismo venezolano quese produjo en la década del 90. Ello ha propiciado la emergencia de un conjuntode actores que buscan llenarlo y que desafortunadamente, los más fuertes deéstos carecen de formación, conciencia y experiencia política para hacerloresponsablemente colocando a la sociedad al borde de un abismo.

 

Tal polarización, como se ha puestode manifiesto, ha alcanzado la vida cotidiana en la cual se han conjugadoniveles de intolerancia política y claras expresiones de estigmatizaciónsocial, cultural y racial que han definido los comportamientos de determinadossectores de las clases medias hacia los sectores y organizaciones populares quehan hecho suyos los principios constitucionales y han venido ejerciendo elderecho a la participación en la vida política. Estos hechos permiten sostenerque junto a la agudización de la injusta distribución de la riqueza nacional,los cuarenta años de democracia formal no construyeron  la Nación como un espacio de reconocimientodel cual todos formamos parte como ciudadanos, es decir, como sujetos dederechos sino, por el contrario, actitudes y prácticas de exclusión social,cultural y racial, ocultas bajo el discurso tranquilizante de la supuestaigualdad pero funcionando bajo la mirada indiferente de la clase política y delos sectores socialmente más favorecidos.

 

Tomar conciencia de los peligrososefectos de tales hechos, y actuar en consecuencia, es una responsabilidad delos diversos sectores y actores democráticos, independientemente de susposiciones políticas, tanto como de la trama de instituciones estatales y noestatales. Pues, inscritos en un período de agudas tensiones, durasconfrontaciones y puntos de ruptura de la vida en común, ellos nos dicen queeste período sólo puede encontrar su legítima superación en el diálogo y lasalida democrática, entendida ésta en la perspectiva de creación de un ampliocampo de fuerzas sociales para frenar el avance de la fragmentación social ennuestra nación, mediante el desarrollo de procesos que regulen positivamentelas articulaciones entre democracia y conflictos sociales. Porque lo quetenemos planteado no es el tránsito de un régimen dictatorial a un gobiernodemocrático, sino la concreción de un modelo de sociedad sustentado en lainstitucionalización de procesos democráticos que profundicen y consoliden losprincipios de justicia e igualdad social, y pongan en práctica la idea dedemocracia como un espacio abierto y plural, en el que los conflictos que le seson constitutivos puedan procesarse sin recurrir a la fuerza de cualquiermodalidad totalitaria. Esta idea junto a las aspiraciones de bienestar común,la visión de la dignidad de la existencia individual y colectiva comoexperiencia de la democracia en cuanto forma de vida política, están reclamandootros sentidos del país, del mundo y de nuestras relaciones en ellos.

 

En efecto, construir un nuevo modelode democracia que haga efectivos los principios, derechos y deberes consagradosen nuestra Constitución requiere de cambios efectivos en los sentidos de lasrelaciones sociales, en las prácticas y discursos de los actores sociales ypolíticos, en la vida de las instituciones y, sobre todo, en el tejidoinstitucional del Estado donde, en cualquier sociedad, se condensan lasrelaciones de poder. Se trata, con ello, de vincular la acción política-estatal y no estatal- con los objetivos estratégicos de un proceso detransformación de fondo de las lógicas instaladas dentro y fuera del Estado,pues como se reconoce en el documento oficial Líneas generales del PlanNacional de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007, ...las resistencias potenciales al cambioestán a lo interno de la Administración Pública, en su aparato burocrático, enlos grupos partidistas, burocráticos, tecnocráticos, que verán modificar laestructura de poder de la cual son beneficiarios, y en los sectores de lasociedad que, dentro de una estructura clientelar, eran beneficiarios de lasprebendas que le otorgaba el régimen (MPD: 2001: 20).

 

Teniendo presentes los preceptosconstitucionales, el nuevo modelo de desarrollo nacional contempla como dimensiónfundamental el equilibrio político que contempla la solución pacífica y civilizada de los conflictos de interesescentrada en el respeto al derecho de losciudadanos, frente a una gestión pública que deberá ser la expresión delconsenso como base de la legitimidad del Estado, así como la participación corresponsable ydemocrática de todos los sectores, en todos los ámbitos y en cada momento delporvenir (Ibídem: 15-16). En tal sentido, se enfatiza la puesta en prácticadel principio de participación ciudadana, que no sólo amplía el ejercicio de la democracia, sino que es unrequerimiento funcional que garantiza una mayor gobernabilidad a un Estado quecada día debe dar respuesta a una realidad compleja, con un alto grado dediversidad (Ibidem: 19), pues la participación ciudadana deviene en unmayor y mejor control de la sociedad sobre los asuntos que le conciernendirectamente, permitiendo al estado la puesta en funcionamiento de mecanismosde ajuste de sus políticas en beneficio de todos. En correspondencia con estose establecen como objetivos fundamentales del equilibrio político: consolidar la estabilidad social,desarrollar el nuevo marco jurídico institucional y contribuir alestablecimiento de la democracia participativa y protagónica, para lo cual esnecesario desarrollar la capacidad estratégica de regulación y gestión delEstado, una gestión pública que actúe en base a resultados y no deprocedimientos, una alta capacidad de negociación y concertación del Ejecutivo,fortalecer el Estado de derecho, una organización administrativa ágil ytransparente, garantizar la participación ciudadana, construir el EstadoFederal Descentralizado y establecer sistemas de rendición de cuentas(Ibídem: 20).

 

Tratándose de objetivos políticosnacionales es evidente que sus logros involucran cambios profundos tanto en laslógicas y comportamientos institucionales, como esfuerzos dirigidos a fomentarnuevas instituciones públicas, nuevas formas de asociación y el fortalecimientode una nueva cultura política proclive a la solución democrática de losconflictos. Ello implica, entre otras cuestiones fundamentales lo siguiente:

 

• Llevar a cabo una auténticatransformación del Estado como Estado democrático y social de Derechos y deJusticia, de cara al fortalecimiento de una institucionalidadpolítico-democrática capaz de garantizar el ejercicio de los derechos y deberesconsagrados constitucionalmente, y de responder mediante una gestión eficaz ytransparente a las demandas sociales. Lo que exige quebrar las lógicasburocráticas y clientelares que allí persisten.

 

• Desarrollar, con visiónestratégica, un conjunto de políticas sociales sostenibles, para enfrentar lapobreza, la violencia social y la exclusión, atendiendo a las prácticassocio-económicas que están en su base.

 

• Orientar las formas departicipación colectiva y ciudadana hacia redes asociativas entendidas comoespacios de construcción de ciudadanía, de nuevas maneras de organización ygestión social y política y, por ende, como nuevas instancias de relación conla sociedad y el Estado. Lo que comporta favorecer el descentramiento de losliderazgos mediante la revalorización de tales espacios, fortalecer la idea yprácticas de una sociedad plural que, al mismo tiempo, reafirme su legadohistórico-cultural y se abra al mundo. Y, sobremanera, la asunción de unproyecto de país que involucre el compromiso de todos con la supresión de lapobreza y de la exclusión, y con la construcción de sentidos socio-culturalesde pertenencia.

 

• Desarrollar una estrategia quearticule las dimensiones cultural, educativa y comunicacional, toda vez que enestos terrenos se pone en juego la construcción de subjetividades democráticasy, por ende, los contenidos sustantivos de los cambios políticos. Para ello esimprescindible promover y apoyar tanto la investigación como la formaciónasociadas a la comprensión de los procesos culturales, educativos ycomunicacionales que están en la base de las relaciones sociales y políticasque caracterizan el mundo actual, pues una agenda nacional de transformacionespolítico-democráticas no puede desligarse del campocultural-educativo-comunicacional como campo de indudable importancia en lacreación de las condiciones en las que los países latinoamericanos entran almundo global.

 

• Fomentar la formación política delos ciudadanos y, particularmente, de quienes ocupan y ocuparán nuevos cuadrosde la administración pública y de dirigencia política, pues:

 

Ladificultad para provocar transformaciones en cualquier plano de la vida social,y sobremanera, los problemas que plantea el sostenimiento de esos cambios, sudurabilidad, su viabilidad, remite directamente a la cuestión crucial de laformación política de quienes están al frente; formación política ésta que noconsiste solamente en el grado de consciencia y fortaleza ética de cadadirigente, sino principalmente a un conjunto de destrezas, competencias ycapacidades que no se improvisan. El curso de los complejos procesos que estánen marcha no es el resultado ciego de un mandato de la Constitución o el juegoazaroso de la lógica "amigos-enemigos". Buena parte de las dificultades deDirección provienen de la precariedad de la formación política de la vanguardiade estos procesos. Atender apropiadamente esta carencia puede hacer la diferenciaentre un proceso exitoso a largo plazo y gobernable en la coyuntura presente(Lanz: 2002: 2).

 

Se trata, entonces, de construir yconsolidar una voluntad política de transformación de los diversos espacios depoder asociada a la capacidad de respuesta a los desafíos que tenemos antenosotros, como son: fortalecer la democracia participativa, que involucra lapuesta en escena de una concepción pluralista en la dirección política,intelectual y moral de los procesos de cambio; generar una nueva plataforma dejusticia que involucre la articulación de las luchas locales y nacionales conlas luchas globales contra la globalización neoliberal; enfrentar los peligrosdel populismo autoritario en estilos de liderazgo, en movimientos políticos, enel diseño y ejecución de políticas públicas de carácter asistencialista quebloquean la participación y el control popular; fortalecer el control social ydemocrático sobre el Estado, los espacios de información y comunicación, y lasprácticas del mercado. Capacidad de respuesta que resulta indisociable de una"reforma intelectual, moral y simbólico-expresiva" sin la cual esprácticamente imposible consolidar la convivencia democrática, que exige:

 

...unabase cada vez más amplia de consenso, de acuerdo y compromiso necesarios parafortalecer la "República de las Leyes", la legitimidad y la legalidadde la administración de Justicia, un estilo de funcionamiento y deliberaciónpolítica parlamentaria, donde se argumenten razones políticas de interésgeneral para la formación de leyes, un control jurisdiccional adecuado de losórganos del poder público, la eficacia y el desempeño de las políticas públicasdel Ejecutivo Nacional; en fin, instituciones políticas y jurídicas abiertas alcontrol social y a la deliberación colectiva que consoliden en el propioproceso de transformación, demandas de democratización y el fortalecimiento deuna cultura política de las nuevas ciudadanías sociales y pluriculturales.(J. Biardaeu: 2002: 4-5)

 

Puedesostenerse, al respecto, que nuestra Constitución propicia la realización deesta perspectiva de la democracia, pues ella impide la restricción de la vidademocrática nacional a las elecciones. En efecto, las consultas populares y losprocesos electorales pasan a constituirse en aspectos asociados a otrasdeterminaciones cuya conjunción trasciende los límites de las democraciasrepresentativas, y sustentan las exigencias de profundización de la democraciaen las que han de inscribirse los debates sobre el presente y el porvenir denuestra nación, tanto como las representaciones sociales resultantes de lasexperiencias de participación ciudadana.

 

Como puede advertirse, darsostenibilidad a los cambios políticos orientados en la dirección deprofundizar la democracia participativa y protagónica, generar una nuevaplataforma de justicia, consolidar la institucionalidad democrática, fortalecerel control social y democrático sobre el Estado, los espacios de información ycomunicación, y las prácticas del mercado, fortalecer una nueva cultura políticaciudadana, crear nuevas sensibilidades democráticas, promover y consolidarcondiciones para una convivencia democrática, constituye una tarea que implicael cumplimiento de responsabilidades por parte del Estado y de la sociedad,mediante sus diversas instituciones y organizaciones. En ella deben jugar unpapel de primer orden las prácticas comunicacionales, educativas y culturales,pues la naturaleza y alcances de dicha tarea en el proceso de reconstruccióndel país plantea el despliegue de procesos, prácticas y experienciascomunicacionales, educativas y culturales desde las cuales formar nuevosciudadanos y ciudadanas con claros sentidos de justicia, solidaridad, libertad,participación responsable, y reconocimiento de la diferencia, es decir, con clarossentidos ético-políticos de su condición y ejercicio como ciudadanos yciudadanas.

 

Finalmente, cabe señalar que elnuevo modelo de desarrollo nacional sustentado en los principiosconstitucionales incorpora el equilibrio territorial y el equilibriointernacional como dimensiones constitutivas de dicho modelo. El primero esdefinido en términos de la desconcentración,que involucra un proceso de modificacióndel patrón de poblamiento, producción, inversión, distribución y recaudaciónsólo concebible a mediano y largo plazo, cuya estrategia consiste en la definición de ejes territoriales dedesconcentración para crear un nuevoequilibrio del territorio, y en ladifusión y diversificación de la actividad productiva para lograr en dichosejes un mayor volumen de población con condiciones dignas de calidad de vida.Se destacan como pilares fundamentales de esta estrategia: la formación de recursos humanos y la promoción de actividadesatendiendo a las potencialidades y limitaciones de cada región, con asistenciatécnica y financiera. Y se establece la incorporación de la dimensiónambiental en el desarrollo regional, entendida como protección del patrimonio natural y como factor cada vez más importante para el desarrollo económico y social...en un contexto de desarrollo sostenible... (MPD: 2001: 20-21)

 

El equilibrio internacional, apuntaal fortalecimiento de un modelorelacional que permita la participación flexible y simétrica en la comunidad denaciones. En la perspectiva del modelo democrático de desarrollo, sedestacan las relaciones de cooperación parahacer efectivos los intereses comunes de la política internacional, através de políticas que permitan a lospaíses de menor desarrollo relativo, enfrentar conjuntamente los problemasrelacionados con el desarrollo económico y social con equidad. Y, enconsonancia con la Constitución: promovery favorecer la integración latinoamericana y caribeña, en aras de avanzar haciala creación de una comunidad de naciones, defendiendo los intereses económicos,sociales, culturales, políticos y ambientales de la región (Ibídem: 21).

 

Es indudable que potenciar laintegración latinoamericana y caribeña en los campos culturales, educativos ycomunicacionales, resulta vital para enfrentar las formas de homogeneización depatrones de vida, de pensamiento y de comportamientos, que van imponiéndosecrecientemente. Y, con ello, para descolonizar nuestros propios imaginarios encuanto condición inherente a la tarea de re-inventarnos como latinoamericanos,con nuestras diferencias culturales, en un mundo crecientemente homogeneizado ydominado por el individualismo y el consumismo. Asimismo, esa integración esdecisiva para favorecer con políticas de protección, de incentivo y difusión, auna industria cultural latinoamericana y caribeña que pueda competir en mejorescondiciones y fortalecer su presencia en los flujos de la globalizacióncultural.

 

En la actualidad, Venezuela tiendepuentes para consolidar alianzas integradoras con países de la región con elfin de profundizar la política integracionista, con lo cual el modelo endógenode desarrollo no sólo favorece la participación interna de los amplios sectoresde la sociedad, económicos, productivos y comunitarios en el procesocreador-productivo, para satisfacer las necesidades de consumo y mejorar lacondición de vida en términos de educación, salud, vivienda, sino además elintercambio económico, cultural, y educativo, entre otros, con el resto de loshermanos países y del mundo.

 

Es preciso destacar que eldesarrollo nacional es, ante todo, un proceso de asunción de responsabilidadesinternas que implica, entre sus objetivos fundamentales, el fortalecimiento delEstado Social y de Derecho, la profundización de la democracia participativa,el mantenimiento de la paz interna, la construcción de ciudadanía, la luchacontra la corrupción, la lucha por la cohesión social y por el mantenimiento delas condiciones macroeconómicas y un mayor esfuerzo productivo en el campo delas inversiones y las infraestructuras. Objetivos que exigen para su logro: (a)la formación de venezolanos y venezolanas como partícipes activos en eldesarrollo integral del país; (b) las respuestas y problema-tizaciones, porparte de las instituciones de educación superior, frente a las exigenciasnacionales entre las cuales se halla la formación de venezolanos y venezolanascomo partícipes activos en el desarrollo integral del país; (c) la atención alas condiciones del desarrollo endógeno, a la creación del conocimiento y a laatención de las necesidades sociales, d) la formación de profesionalesaltamente cualificados y de ciudadanos con sentido de país, de justicia,libertad y solidaridad, capaces de contribuir a la consolidación de unasociedad democrática basada en la justicia social, la libertad, la solidaridad,la participación y el respeto a las diferencias de pensamiento y de acción.

Como puede desprenderse de loplanteado, la educación no cumple sólo un papel estratégico para el crecimientoeconómico. Ella amplía sus alcances a la construcción de un modelo de sociedadque proporcione bienestar a sus habitantes, disminuya las brechas entreregiones y grupos sociales, impulse la democracia como forma de vida en todoslos campos de acción humana, coopere para el logro de la formaciónético-política y facilite medios para que los hombres y mujeres de este paísasistan y participen en la transformación de sus condiciones de vida desde unaperspectiva integral de desarrollo humano. En tal sentido, los planteamientosexpuestos en este capítulo ofrecen las razones fundamentales que justifican lacreación de la Universidad Bolivariana de Venezuela.


CAPÍTULO 2

 

Bases conceptuales

 

 

 

Consideraciones preliminares

 

El texto constitucional de laRepública Bolivariana de Venezuela incorpora, en su artículo 3, como valores superiores: la vida, la libertad, lajusticia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidadindividual y social, la preeminencia de los derechos humanos, la ética públicay el pluralismo político, plantea como fines esenciales del Estado:"la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, elejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedadjusta y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del puebloy la garantía del cumplimiento de los deberes y derechos, y establece la educación y el trabajo como procesosfundamentales para lograr dichos fines. Conforme a estos principios, a laspolíticas para el desarrollo de la educación superior en Venezuela, a lasnecesidades del desarrollo integral del país, y a las condiciones decomplejidad e incertidumbre que definen al mundo actual y a nuestra situaciónen él, la Universidad Bolivariana de Venezuela se sustenta en las basesconceptuales que se presentan en este capítulo, las cuales refieren en lofundamental a criterios de orden socio-político, ético, pedagógico yepistemológico que deberán sustentar y cobrar expresión en todos loscomponentes, programas y prácticas, que confluirán en la construcción de laidentidad académica de esta Universidad.

 

Responsabilidad con lo público

 

Tal y como viene reconociéndose en lapluralidad de debates y propuestas producidas tanto a nivel nacional comointernacional, las instituciones de educación superior tienen unaresponsabilidad y un compromiso con lo público. De ahí que, sus objetivos,metas, y servicios deben responder a los intereses de la sociedad de la cualforman parte. La responsabilidad de la universidad con lo público, es decir, laUniversidad al servicio de la sociedad, exige a quienes la integran valoraresta responsabilidad como un objetivo integrador de los diversos intereses yacciones individuales o de grupo. Así como a la universidad en cuantoinstitución, la capacidad para hacer de dicho objetivo, uno que promueva eldesarrollo colectivo, a través de la formación de individuos probos ycompetentes, con valores y sentidos ético-políticos que hagan posible un Estadosocial y de justicia y sociedad democrática, de una formación que crea y recreasaberes asociados a la comprensión y solución de problemas sociales, a laconstrucción de bienes culturales públicos; es decir, una formación que serealice conjuntamente con las acciones que proyecta la universidad, desde susdistintos ámbitos, a fin de dar respuestas a necesidades y demandas diversas desus entornos socio-culturales.

Equidad social

 

Los procesos y prácticas dedemocratización suponen la efectiva configuración de la educación como un espacio que impulse y generejusticia social razón por la cual, la equidad en la educación superiorcomporta la expansión de sus beneficios sin ningunadiscriminación fundada en la raza, el sexo, el idioma, la religión o enconsideraciones económicas, culturales o sociales, ni en incapacidades físicasy se expresa en la igualdad decondiciones y oportunidades educativas que se brindan a los estudiantes para elacceso a este nivel educativo y para la obtención de logros educativos durantesu trayectoria, los cuales resultan necesarios al aprovechamiento de nuevasoportunidades educativas y sociales (MECD: 2001: 32).

En sociedades marcadas por profundasdesigualdades sociales, la equidad social en la educación superior constituyeun reto ante el cual se requiere que el Estado y las instituciones generen ysostengan políticas orientadas a reducir las iniquidades que caracterizan aeste nivel educativo, lo que supone prestar especial atención a la creación deigualdad de condiciones y oportunidades para el acceso y el buen desempeñoestudiantil u obtención de logros educativos especialmente de quienes pertenecen a sectores socialmentedesfavorecidos o que, por cualquier otra situación, se encuentren en desventajaante la oferta educativa de las instituciones (Ibídem: 33).

 

Pertinencia social

 

La pertinencia de las institucionesde educación superior es exigida cada vez con mayor fuerza. Sin embargo, estaexigencia es inseparable de las instancias de enunciación y de los enfoques ydesde los cuales se realiza: para unos, la pertinencia se define comoadecuación a demandas económicas o sociales concretas, tal es el caso de lasexigencias de profesionalización planteadas desde el mercado laboral o de losrequerimientos de la investigación estrictamente asociada a la solución deproblemas locales y regionales. Para otros, la pertinencia refiere alcumplimiento de objetivos más amplios como la generación de conocimientoscientíficos y tecnológicos, y la formación científica y tecnológica, en cuantocondiciones fundamentales del desarrollo económico y social, la creación debienes culturales y simbólicos, tales como la investigación social yhumanística, los valores consustanciales al ejercicio de ciudadanía y a laprofundización de la democracia, la elevación del nivel cultural, educativo ycrítico de los diversos sectores sociales. Es éste el enfoque que debeprevalecer y el que se expresa en las políticas para el desarrollo de laeducación superior en Venezuela, cuando se sostiene que la pertinencia de lasinstituciones de educación superior, entendidas como organizaciones delconocimiento con evidentes compromisos en la construcción de una sociedadmejor, se expresa:

 

...en su capacidad para generary transmitir conocimientos orientados a la comprensión y transformación de loscontextos de acción, coadyuvar a la consolidación de la sociedad venezolanacomo sociedad democrática, aplicar esos conocimientos en procesos de innovacióneconómica, política, social y cultural, y promover cambios favorables en lasactitudes y comportamientos tanto individuales como colectivos. A talesefectos, es necesario que los proyectos educativos de las instituciones deeducación superior tengan como norte su inserción creativa en diversos ámbitosde la realidad nacional, sin dejar de considerar las innegables repercusionesde un mundo que se transforma vertiginosamente en todos los órdenes de la vidasocial(MECD: 2001: 34).

 

Democracia participativa

 

La democracia universitaria no esuna técnica para administrar sus prácticas, sino un concepto que emerge de lavoluntad de participación, y en condiciones de igualdad, de quienes hacen vidaen sus espacios. Se traduce en la idea y práctica de un gobierno universitariode talante democrático, el cual implica no sólo la intención de hacer presentesa los distintos sectores que componen a la universidad en la toma dedecisiones, sino también, y esencialmente, en las sensibilidades democráticasinstaladas en las formas de concebir y practicar la dirección de los asuntosuniversitarios con claros sentidos de igualdad y de justicia. Se expresa,asimismo, en la potenciación de sus prácticas de investigación, enseñaza einserción social, cruzadas por la reflexión como ejercicio de pensamientolibre, de comprensión y crítica frente a cualquier forma de encuadramiento y dedisciplina normalizadora de los sujetos, comenzando por las que funcionan en launiversidad misma. Así como en la expansión de permanentes espacios de debate yde investigación ética que vinculen su quehacer con cuestiones sociales talescomo la exclusión, la economía social, el nuevo orden mundial, la sociedad dederechos, la resignificación de la política, la democracia y la ciudadanía, lasnuevas lógicas y prácticas culturales asociadas a las nuevas tecnologías deinformación y comunicación, la salud pública, la educación, la ecología y eldesarrollo sustentable, entre otras. En tal sentido, el ejercicio de lademocracia universitaria constituye uno de los aportes fundamentales de launiversidad a la formación ciudadana y al fortalecimiento de la democracia comoforma de vida política.

 

Calidad e innovación

 

Frente a las discusiones en bogasobre la calidad de la educación, cuyo sentido abstracto esconde la instrumentaciónde políticas económicas dictadas por ciertos organismos internacionales, seasume el enfoque integral de calidad que apunta los procesos y logros queimpulsan a las instituciones de educación superior a ser cada vez mejor y acumplir de manera satisfactoria con las responsabilidades y expectativas que leson planteadas, entre éstas, las que son de impacto y proyección en su entornosocial. De ahí que la calidad sea consustancial a estas instituciones, y a laUniversidad Bolivariana de Venezuela como unreto del día a día que, siendo a la vez político, económico, científico,cultural, pedagógico y …axiológico [es]inseparable de la capacidad de innovación institucional en las formas deconcebir y desarrollar la investigación, los currículos, las prácticas deenseñanza y aprendizaje, los procesos institucionales de organizaciónacadémica, las prácticas de administración, la toma de decisiones, lasprácticas de gobierno… (MECD: 2002, 31).

 

 

Autonomía responsable

 

Tal y como se expresa en el citadodocumento de Políticas y estrategias parala educación superior en Venezuela:

 

Lanaturaleza académica de las instituciones de educación superior, se vincula conla autonomía como valor sustantivo de las mismas (...). La autonomía de dichasinstituciones refiere a las relaciones de estas instituciones con el Estado yla sociedad y, ejercida en los marcos jurídicos de la sociedad venezolana,constituye el soporte fundamental de la libertad de cátedra e investigacióncomo expresión, en la vida interna de las instituciones, del derecho a lalibertad de pensamiento y expresión.

 

Taly como se la entiende actualmente, la autonomía institucional es una autonomíaresponsable, en el sentido de que comporta el deber de responder ante el Estadoy ante la sociedad por lo que ellas realizan en el cumplimiento de su misión.La autonomía institucional, en consecuencia, no excluye la rendición social decuentas o resultados de su quehacer, no sólo en lo que atañe al uso de losrecursos financieros sino también, y en lo fundamental, en lo concerniente alas actividades de docencia, investigación y extensión(MECD: 2001: 36-37)

 

De ello se desprende que laautonomía tiene expresión en el ejercicio de participación democrática de suscuerpos académicos, en el predominio de los criterios académicos por encima delos de carácter personal, grupal, político o ideológico; en los distintosaspectos de la actividad universitaria; en la innovación de procesos académicosy de gestión, característica de la experimentalidad; en la inviolabilidad delrecinto universitario; y en la rendición social de cuentas o resultados de suquehacer en lo concerniente a las actividades de formación, creaciónintelectual y vinculación social, tanto como al uso de los recursos que lasociedad le otorga.

 

Ejercicio del pensamiento crítico

 

La Universidad no sólo es un espaciode creación de conocimientos, de formación y de inserción social, sino tambiénde reflexión como acto que involucra el crear y dar sentidos a lo que sepiensa, se dice y se hace. Es el ejercicio de la reflexión lo que hace de ellauna comunidad plural de pensamiento que asume el pensamiento libre, la dudafructífera, la voz problematizadora y el debate como condiciones paracomprender y saber posicionarse ante los fenómenos que definen la complejasituación histórica del presente, ante los problemas éticos de los modelos dedesarrollo, del conocimiento, de la política, la cultura democrática, laeconomía, la comunicación, la educación, la universidad; para recrear comodiálogo vivo los vínculos con nuestra tradición cultural e intelectual y con elpensamiento universal, para redefinir las formas de relación con el saber ysustentar epistemológica social y éticamente sus plurales ámbitos, propuestas yformas de acción individual y colectiva.

 

Formación integral

 

La organización y el quehaceracadémicos de las instituciones de educación superior en los que se aprende asaber, se sabe aprender y se sabe enseñar, tienen como finalidad fundamental laformación integral de sus estudiantes, entendida ésta como un proceso complejo, abierto e inacabado mediante el cual secontribuye no sólo a desarrollar competencias profesionales, sino también y,fundamentalmente, a forjar en los estudiantes nuevas actitudes y competenciasintelectuales; nuevas formas de vivir en sociedad movilizadas por laresignificación de los valores de justicia, libertad, solidaridad yreconocimiento de la diferencia, tanto como por el sentido de lo justo y delbien común; nuevas maneras de relacionarnos con nuestra memoria colectiva, conel mundo en que vivimos, con los otros y con nosotros mismos; lo que implica lasensibilización ante las dimensiones éticas y estéticas de nuestra existencia(Téllez y González: 2003: 17).

 

El enfoque de la formación integralpermite revitalizar la función educadora de dichas instituciones y suimportancia parte del reconocimiento relativo al hecho de que nuestros problemas no son sólo de orden técnico,científico y económico, sino también de carácter social, cultural y ético, esdecir, problemas cuya comprensión y solución requieren capacidad de análisissocial, compromiso con la consolidación de espacios democráticos y de unasociedad más justa, y el ejercicio de valores éticos. De ahí que lasinstituciones deban fortalecer la formación integral asumiéndola como el aspectocentral de su función docente y de su responsabilidad social (MECD: 2001:35)

 

Educación humanista y ética

 

Las sociedades de hoy enfrentan unsinfín de crisis, todas simultáneas y todas interrelacionadas. Entre ellasforman fila las guerras, la destrucción ambiental, la brecha de desarrolloentre el Norte y el Sur, las divisiones de naturaleza étnica, religiosa oidiomática, entre otras. El camino hacia las soluciones puede parecer demasiadoremoto y, sus escollos, terminan por intimidar. Ante ello, la educación puedeseguir un curso de desarrollo aislado de toda consideración por la vida humana,o, por el contrario, hacerse cargo de las preguntas relativas a nuestracondición humana: ¿quiénes somos? ¿dónde estamos? ¿de dónde venimos? ¿adóndevamos? Se trata de preguntas que involucran la necesidad de romper con elpensamiento fragmentario y reduccionista de lo humano, que ha disuelto lacomplejidad de la condición humana. Y, por ende, la puesta en juego de un nuevomodo de pensar que permita comprender la unidad de lo humano en la diversidad ysu diversidad en la unidad; la unidad de la cultura en la singularidad de cadacultura y su singularidad en la unidad, el carácter a la vez singular ymúltiple de cada ser humano como ser complejo que no sólo vive de racionalidady de técnica, que es al mismo tiempo racional y delirante, trabajador y lúdico,empírico e imaginador, económico y dilapidador, prosaico y poético (Morin:2000). El estudio de la complejidad de la condición humana como una de las vocaciones esenciales de la educación... conducirá a latoma de conocimientos, esto es, de conciencia, de la condición común a todoslos humanos, y de la muy rica y necesaria diversidad de los individuos, de lospueblos, de las culturas, sobre nuestro arraigamiento como ciudadanos de laTierra (Ibídem: 65).

 

En tal sentido, podemos decir queuna educación humanística y ética como la que reclama nuestro tiempo debehacerse responsable de las condiciones que forman a los ciudadanos de hoy,ciudadanos de la Tierra: no, por supuesto, el dominio de varios idiomas ni losrecorridos por diversos países, sino la sabiduría que sabe reconocer la tramade vínculos que, pese a su fragilidad, mantiene unida a la vida humana encualquiera de sus formas, tanto como el mal que provoca destrucción ydivisiones, y que también es parte de lo humano; el coraje para enfrentar todaforma de dominación y de exclusión, para no temer a las diferencias y reconocera las personas y pueblos de diferentes culturas; la compasión como sentirse concernidospor el sufrimiento y el dolor que se han causado y continúan causándose amillones de seres humanos. Una educación humanística es indispensable para elejercicio de una ciudadanía asumida con criterio, a la vez político y ético yen perspectiva, al mismo tiempo, local y universal.

 

Educación a lo largo de la vida

 

Ese concepto se encuentra asociado auna perspectiva de la educación para encarar los retos que tienen ante sí lasinstituciones, como resultado de la vertiginosidad de los cambios en lasdinámicas del conocimiento, en los campos económicos, sociales, políticos,tecnológicos y culturales, y de las formas de desempeño individual y colectivoen ellas. En este sentido, la educación a lo largo de la vida se reconoce comouna necesidad insoslayable y como una exigencia democrática que procura elacceso a oportunidades educativas múltiples y flexibles, tanto desde el puntode vista de los ámbitos, contenidos, experiencias, trayectos y niveles, comodesde el ángulo de los diversos sectores de la población a los cuales vandirigidas. Razón por la cual, implica la apertura de la universidad a dichasnecesidades y exigencias.

 

Complejidad

 

Refiere al reconocimiento de lacreciente complejidad del mundo en que vivimos para el cual las universidades debenpreparar a sus estudiantes como individuos, como profesionales y comociudadanos. Por una parte, porque tal complejidad involucra lamultidi-mensionalidad de los fenómenos, procesos, situaciones, relaciones yprácticas, tanto como la coexistencia de múltiples interpretaciones mediantelas cuales comprendemos el mundo, nuestras relaciones con los demás y connosotros mismos, y nuestras acciones con los marcos de conocimiento queintroducimos en ellas. Por otra, porque la complejidad plantea el desafío deampliar nuestro sentido del mundo, nuestras formas de conocer y comprender elmundo en que nos encontramos y de actuar en situaciones complejas que reclamanenfoques transdisciplinarios y campos interdisciplinarios de acción, dondetienen y tendrán lugar los desempeños individuales y colectivos.

 

Incertidumbre

 

La pérdida de anclajesepistemológicos y ontológicos unívocos coloca a la universidad en condicionesde incertidumbre y la obliga a replantearse la pregunta de que significa seruna Universidad en medio de un mundo complejo, para resistir a los embates dela carga ideológica que contienen las fórmulas asociadas a vocablos tales comoadaptación, supervivencia, logro, o rendimiento. Responder a esa pregunta yestablecer las condiciones prácticas para la realización de la universidad comoun proyecto en sus dimensiones educativas, socio-culturales y epistemológicas,no es una cuestión de aplicación de recetas sino de esfuerzos inteligentes queinvolucren el reconocimiento de la incertidumbre como parte de las condicionesrespecto de las cuales se espera que produzcan un mejor posicionamiento de launiversidad en y ante los contextos de los que forma parte. La incertidumbre esun concepto a la vez sociológico y epistemológico, pues, por una parte señala lascondiciones del mundo en el que está inmersa la universidad y, por otra, laactitud cognoscitiva y experiencial no atada a certezas fijas y absolutas paraexplicar lo que ocurre y predecir lo que ocurrirá. Indica, en consecuencia, unaapertura en nuestra capacidad de entender y afrontar el mundo en que vivimos, yde ofrecer una visión del mundo al que aspiramos.

 

La incertidumbre abre, en talsentido, la posibilidad de revitalización reflexiva de la universidad, esdecir, la asunción de un nuevo papel en y ante la creciente complejidad delmundo que consiste en ampliar su comprensión y las capacidades humanas paraafrontarlo. Ello implica dejar de construirla sobre lo conocido convertido endogma, sobre las seguridades y auto seguridades expresadas en la organizacióndisciplinaria de la vida académica, según una lógica del conocimiento fijo yclasificado en compartimientos.


CAPÍTULO 3

 

Direccionamiento estratégico

 

 

 

Consideraciones preliminares

 

En este capítulo se da respuesta auna pregunta que funge como orientadora del proyecto institucional de laUniversidad Bolivariana de Venezuela: ¿Qué tipo de Universidad se requierefrente a las nuevas realidades que generan nuevos desafíos y nuevas maneras deresponder a ellos, en cumplimiento de su responsabilidad pública? En talsentido, aquí se definen: (1) la misión de la Universidad, (2) la visión de launiversidad expresada en los rasgos fundamentales de su perfil institucional,(3) los criterios de acción institucional (4) los propósitos, y (5) los objetivosgenerales. Estos aspectos constituyen las bases estratégicas que permitenvisualizar la naturaleza de la Universidad desde la asunción de sus vínculoscon el fortalecimiento de la sociedad democrática y del Estado democrático ysocial de Derechos y de Justicia Social que queremos, hasta los compromisos porlos que hay que trabajar de manera sinérgica y corresponsable.

 

Conviene resaltar, por otra parte,que la creación misma de esta Universidad plantea importantes retos pues suproyecto apunta a la emergencia de una institución abierta a los sectores de lapoblación tradicionalmente excluida y a experiencias inéditas en investigación,formación, inserción social y gestión institucional, que conjugue elcumplimiento de su misión con la conciencia de responsabilidad histórica frentea los cambios que reclama Venezuela.

 

1. Misión

 

La Universidad Bolivariana deVenezuela, en el cumplimiento de su responsabilidad pública, tiene como finesfundamentales:

 

a.La formación integral de estudiantes y profesores que participan de susprocesos educativos como personas dignas, como profesionales competentes yprobos, y como ciudadanos con sentido de país, capaces de contribuir con sudesarrollo integral en su dimensiones económica, social, político-democrática,cultural, educativa, territorial e internacional, es decir, con la construcciónde una sociedad democrática basada en los valores de justicia social, libertad,solidaridad y reconocimiento de las diferencias culturales e ideo-políticas,indispensables a la convivencia democrática, con la creación y sostenimiento deun Estado social de Derechos y de Justicia, con los procesos de cooperacióninternacional y con la integración latinoamericana y caribeña.

 

b.La generación de conocimientos en campos científicos, tecnológicos, sociales yhumanísticos y del arte, conjugando los aportes al enriquecimiento de dichoscampos desde nuevas perspectivas epistemológicas, la creación de bienesculturales y simbólicos consustanciales al fortalecimiento de la ciudadanía yde la democracia participativa y del esclarecimiento y soluciones de problemasnacionales y regionales.

 

c.La proyección vinculada al desarrollo socioeconómico, ambiental, cultural yeducativo de las comunidades de su entorno, de la región y del país, contribuiren las nuevas prácticas económicas, sociales, políticas, culturales, educativasy comunicacionales que el país requiere, para lograr el ejercicio pleno de susoberanía y promover la participación de organizaciones comunitarias yorganismos gubernamentales y no gubernamentales en la formulación y ejecuciónde proyectos orientados a tal fin.

 

d.La revitalización, en perspectiva histórica, del pensamiento integracionistalatinoamericano, como eje fundamental de las vías de cooperación nacional einternacional en los ámbitos de formación y de generación de conocimientos y susocialización.

 

2. Visión

 

Para el cumplimiento de sus fines,la Universidad se concibe como un proyecto educativo, cultural y social queimplica la apertura a la posibilidad de experiencias innovadoras en los ámbitosde formación, investigación e inserción social, para el cumplimiento de susresponsabilidades públicas, en momentos en los cuales diversos cambios delentorno afectan y seguirán afectando a las universidades: la crisis de valores,las transformaciones del mundo productivo y laboral, las nuevas tecnologías deinformación y comunicación que transforman las percepciones y representacionesindividuales y colectivas de la realidad y de nosotros mismos, los problemaséticos de los avances científicos y tecnológicos, los problemas del medioambiente, las diversas formas de exclusión y violencia social, el fenómeno delas migraciones y desplazamientos, la brecha entre países industrializados ydel tercer mundo acentuadas con los procesos de globalización, la crisis delsistema democrático formal, entre otros.

 

En el mediano plazo, la UniversidadBolivariana de Venezuela se visualiza como una institución y una comunidaduniversitaria consolidadas, orgánicamente vinculada a las comunidades locales,a las regiones y al país, como institución de excelencia en sus procesos yprácticas académicas y administrativas, como un espacio que genera y promuevejusticia social mediante la puesta en práctica del principio de igualdad deoportunidades educativas, tanto en el acceso a ella como en los logros deformación que correspondan con los criterios de formación integral y deeducación a lo largo de toda la vida. Para ello, es esencial la implantación yprogresiva consolidación de la Universidad a través de sus proyectos yprogramas académicos, los cuales se llevarán a cabo atendiendo a los siguientesrasgos de su perfil institucional:

 

a.La Universidad, en su compromiso con lo público, será esencialmente unainstitución y una comunidad en la que funcione el privilegio ético de locolectivo, de modo que las decisiones y acciones universitarias privilegiaránsiempre el interés público sobre cualquier otro de naturaleza privada depersonas y sectores, dentro y fuera de la institución. Ello implica que laUniversidad responderá a los intereses nacionales: (a) formando nuevasgeneraciones de venezolanos y venezolanas no sólo como profesionales con altosniveles de calificación para su ejercicio en diversos campos de desempeñoprofesional, sino como personas libres y dignas y como ciudadanos capaces departicipar en la construcción de una sociedad democrática participativa y unEstado social de Derecho, con alto sentido de país y con valoresético-políticos requeridos por y para la convivencia democrática sustentada enla justicia social, la libertad, la solidaridad, la pluralidad y elreconocimiento de las diferencias culturales e ideo-políticas; (b) ofreciendoigualdad de oportunidades educativas a sectores de la poblacióntradicionalmente excluidos: obrero y marginado urbano, indígena, campesino,pesquero artesanal, discapacitados, entre otros; (c) generando nuevas manerasde producir conocimientos que permitan comprender la complejidad de losprocesos de diversa índole, contribuir al esclarecimiento de problemasnacionales y regionales y aportar alternativas para su solución; (d)proyectándose hacia la sociedad venezolana para contribuir a su desarrollointegral y al mejoramiento de las condiciones de vida de los sectoressocialmente desfavorecidos; (d) articulándose a las comunidades del entorno,para coadyuvar a la elevación de su nivel cultural y educativo, dando respuestaa sus expectativas y necesidades. Todo lo cual implica poner en juego sucarácter de proyecto social como universidad humanista que hace suyos losproblemas del país y la importancia de reconocer en ellos las dimensioneséticas, para actuar en consecuencia.

 

b.La Universidad será pluralista y democrática, propiciando la mayor libertad depensamiento para la libre discusión de todas las manifestaciones delpensamiento universal; asumiendo el principio de participación de la comunidaduniversitaria en las múltiples decisiones y deliberaciones de la cotidianidaduniversitaria, para la búsqueda de acuerdos que supongan el respeto inalienablea la diferencia y a las posiciones minoritarias; manteniendo la comunicaciónsustentada en la cooperación para la obtención de acuerdos mediante ladiscusión y la crítica argumentada de los distintos puntos de vista, excluyendocualquier fuerza distinta a la de las razones en controversia, lo que implicaaceptar el diálogo como valor central de la convivencia en el interior de lainstitución y como forma de participación y de relación con la sociedad.

 

c.La Universidad se configurará como un importante centro de pensamientohumanista y crítico, mediante la creación y consolidación de comunidadesplurales de pensamiento que, en ejercicio de la reflexión, redefinan las formasde relación con el saber a partir de nuevas perspectivas epistemológicas queconsideran sus dimensiones socio-culturales, políticas y éticas; disciernan yse posicionen ante los problemas éticos de los cambios que, asociados a laglobalización económica y cultural, tienen lugar en la vida social; contribuyancon la comprensión de los conflictos y la búsqueda de alternativas deresolución democrática de los mismos, con la recreación de los valoreshumanísticos y de una ética anudada a la consolidación de la vida democrática,la cual exige de prácticas sociales cruzadas por sentidos humanistas y éticos;y aporten, mediante la investigación y socialización del conocimiento, a larecuperación de nuestra memoria colectiva y a la recreación de los vínculos conlo mejor de nuestra tradición cultural e intelectual y del pensamientouniversal.

 

d.La formación en la Universidad responderá al enfoque de formación integralexpuesto en el capítulo 1. En tal sentido, propiciará y consolidará proyectos yexperiencias pedagógicas que conjuguen contenidos, investigación formativa einserción social para involucrar a profesores y estudiantes en prácticasintegradoras de dimensiones intelectuales, éticas, estéticas y profesionales,que promuevan logros educativos asociados a las finalidades sociales, éticas ypolíticas de la formación de sus estudiantes, tanto en el nivel de grado comoen el de formación avanzada.

 

e.En cumplimiento de su compromiso social, la Universidad actuará con un espíritusolidario a favor de los sectores sociales más vulnerables, y en defensa ydesarrollo de la democracia, la justicia, la igualdad, la libertad y el interéspúblico. En tal sentido, será una universidad abierta a sus entornos locales yregionales para contribuir, mediante el establecimiento de sinergias, almejoramiento de sus condiciones de vida, y al rescate y promoción de susvalores y expresiones culturales.

 

f. En correspondencia con elprincipio de Educación a lo largo de vida entera, la Universidad ofrecerá elacceso a oportunidades formativas múltiples y flexibles, en cuanto a susmodalidades, contenidos, trayectorias y poblaciones a las que van dirigidas, alos fines de democratizar sus funciones de formación y de dar concreción a susvínculos con las comunidades. Para ello establecerá formas de cooperacióninterinstitucional.

 

g.Para el cumplimiento de su misión, objetivos y políticas y, con base en elprincipio de autonomía responsable, la Universidad actuará con independencia delos intereses fragmentados e inmediatos del poder político y de la sociedad.Asimismo, su ejercicio institucional, en los marcos jurídicos de la sociedadvenezolana, se manifestará en la libertad de cátedra e investigación, en lagobernabilidad compartida como conocimiento y respeto de las reglas que definenderechos y responsabilidades y como participación democrática en procesos detoma de decisiones que conciernen a la vida institucional, en el mejoramientocontinuo de los procesos académicos y de gestión, en la generación deinnovaciones y en la asunción de riesgos inherentes a su experimentalidad; enel deber de responder ante el Estado y ante la sociedad por los resultados desu quehacer en lo concerniente a las actividades de formación, creación deconocimientos e inserción social, y al uso de los recursos que la sociedad leotorga, a tales efectos.

 

h.La Universidad tendrá un carácter experimental, por lo que su organizaciónacadémica y sus programas serán lo suficientemente flexibles, abiertos ysujetos a mejoramiento continuo con base en su evaluación permanente. Laexperimentalidad se asume como condición inherente al logro de una educación decalidad con equidad, sustentada en los valores democráticos de justicia,solidaridad, libertad e igualdad, y apoyada en nuevas tecnologías para elacceso al conocimiento cuyo uso se adaptará a la filosofía institucional.

 

i.La Universidad estará abierta no sólo al pensamiento universal y a la sociedad,sino también al cambio de nuestros esquemas mentales tradicionales, que denpaso a la imaginación creadora, al entendimiento del país comprendiendo suhistoria y su inserción el mundo, al ejercicio cabal y libre de la democraciaparticipativa y la discusión permanente del concepto de Universidad. Todo estoimplica la construcción de una comunidad universitaria, la búsqueda de lacalidad, la pertinencia, la equidad y la convivencia democrática, como factoresfundamentales para su desarrollo institucional.

 

3. Criterios de la acción institucional

 

a.Calidad. La Universidad, en consonancia con el enfoque de calidad ya expuesto,propenderá al mejoramiento continuo y al mejor desempeño de los procesos yresultados de sus actividades, de cara al cumplimiento de susresponsabilidades.

 

b.Equidad. La Universidad propenderá a una más justa distribución social de susbeneficios y responsabilidades generados por su misión, sus objetivos yactividades. Asimismo, ejecutará acciones en las perspectivas de la crecienteequidad en el acceso de la población en disposición de hacerlo, y del desempeñoo logros de formación de quienes accedan a ella.

 

c.Pertinencia. La Universidad, mediante la articulación de sus programas deformación integral, de investigación, de interacción social y comunitaria, sevinculará con diversos escenarios de la realidad nacional, a fin de cumplir consu responsabilidad de contribuir con la construcción de una sociedad mejor, degenerar conocimientos orientados a la comprensión y transformación de loscontextos de acción social y comunitaria, a la innovación económica, política,social, cultural y educativa, a promover cambios en las actitudes ycomportamientos de los venezolanos y las venezolanas con claro sentido desujetos partícipes en la consolidación de la sociedad venezolana como unasociedad democrática, participativa, solidaria y amante de la paz.

 

d.Idoneidad. Las cualidades éticas y las competencias de las personas,constituirán los criterios básicos para su vinculación con la Universidad, asícomo para designaciones en cargos de cualquier nivel, acreditación académica olaboral, promociones, distinciones y asignación de responsabilidadesespeciales.

 

e.Sostenibilidad. Todos los procesos académicos que la Universidad lleve a cabodeberán ser pensados en su vinculación con los principios, fines y objetivos dela Universidad, así como la relación entre éstos y la construcción de unasociedad cada vez más justa y democrática, y de un Estado social de Derechos yde Justicia.

 

f.Eficacia. La Universidad identificará los proyectos y programas que mejorcorrespondan a sus posibilidades y a las necesidades de su entorno, y evaluaráde manera regular su cumplimiento a los efectos de gestionar acciones paralograrlo, considerando la mejor relación costos sociales / beneficios sociales

 

4. Los propósitos

 

La Universidad Bolivariana deVenezuela se propone lograr:

 

a.La calidad y pertinencia de sus procesos y logros formativos, de sus procesos ylogros de producción de conocimientos y de bienes culturales, y de sus procesosy logros de interacción social y comunitaria.

 

b.El reconocimiento social de dichos procesos y logros.

 

c.La equidad en el acceso y en el desempeño estudiantil.

 

d.La organización y dinámica académica y curricular favorables a la integraciónde saberes y al enfoque de la formación integral.

 

e.Una comunidad universitaria pluralista y democrática con alto sentido depertenencia institucional y de compromiso con los intereses nacionales.

 

f.La cooperación interinstitucional, nacional e internacional, sustentada envínculos de integración y complementariedad.

 

g.La adopción de una cultura de planificación, gestión, autoevaluación yautorregulación, con flujos de información y metodologías participativas con ladefinición de responsabilidades.

 

h.La eficiencia en la organización y gestión administrativa.

 

5. Objetivos generales

 

a.Consolidar una cultura y comunidad universitarias identificadas con la misión,principios, propósitos y prácticas que le son propias.

 

b.Consolidar la imagen institucional a partir de la presencia en el contexto y dela calidad de sus realizaciones.

 

c.Lograr la participación amplia, democrática y responsable de la comunidaduniversitaria, en las deliberaciones, decisiones y proyectos institucionales.

 

d.Lograr la calidad y pertinencia de sus procesos y logros de formación; deproducción de conocimientos y bienes culturales; de sus procesos y logros en lainteracción social y comunitaria.

 

e.Generar una organización y cultura académica y curricular flexible y favorablea la integración de saberes, al enfoque de la formación integral y a lageneración de cultura democrática.

 

f.Crear condiciones institucionales de igualdad para el acceso y el desempeñoestudiantil.

 

g.Construir y ejercer liderazgo académico en el desarrollo integral de lasregiones y de los entornos comunitarios.

 

h.Conformar comunidades académicas y de pensamiento capaces de articularse consus homólogos nacionales e internacionales.

 

i.Iniciar y fortalecer las relaciones interinstitucionales de cooperaciónnacional e internacional.

 

j.Lograr la conversión del pensamiento integracionista latinoamericano en un ejefundamental para materializar la cooperación nacional e internacional en losámbitos de formación, y de generación de conocimientos y su socialización.

 

k.Constituir sistemas y culturas de la evaluación, acreditación y rendición decuentas a la comunidad universitaria y a la sociedad en general.

 

l.Adecuar la gestión administrativa al desarrollo académico de la universidad.

 

m.Desarrollar estrategias para el fortalecimiento financiero de la universidad.


CAPÍTULO 4

 

El ámbito de la formación

 

Enfoque educativo

 

 

 

Consideraciones preliminares

 

En correspondencia con las basesconceptuales, la direccionalidad estratégica y el plan de desarrolloinstitucional, la Universidad Bolivariana de Venezuela asumirá el reto debrindar una educación reflexiva, crítica, analítica, que permita aprender aaprender y desaprender, que estimule la imaginación y la creatividad, quegenere gran capacidad de posicionamiento ante situaciones caracterizadas por laincertidumbre, que estimule el trabajo en grupo, que desmitifique lainvestigación, que fomente la lectura y la escritura, que promueva el ejerciciode relaciones democráticas, que genere un horizonte de valores asociados a lasvirtudes colectivas de las que fluyan virtudes morales individuales, que nospermita reconocer las diferencias y reconocernos en ellas, que forje lavaloración y defensa de lo más preciado que tiene el ser humano: su derecho avivir una vida digna, y que nos permita tener un alto sentido ético y estético.En síntesis, una educación que conceda la posibilidad de construir una sociedadjusta, equitativa, solidaria, libre, democrática, tanto como la posibilidad deconstituirnos a nosotros mismos como sujetos éticos, en el sentido de sujetos quese hacen a sí mismos en el ejercicio de su libertad, entendida ésta, no comopropiedad individual ni como autosuficiencia, sino como acto que tiene suslímites y sus posibilidades en las inevitables y difíciles relaciones con losotros.

 

Ese reto es inseparable de losdesafíos que conllevan las condiciones de complejidad e incertidumbre quedefinen nuestros tiempos, y éstos se vinculan a los desafíos educativosinherentes a la responsabilidad académica que asume la Universidad Bolivariana:la de impartir una educación para la formación de seres humanos, que seaapropiada para tales condiciones. En esta perspectiva se plantean aquí losaspectos definitivos: (i) el enfoque educativo que sirve de sustento a laUniversidad, (ii) los criterios y condiciones de la función formativa de laUniversidad y las condiciones que supone dicha función, (iii) los lineamientosdel diseño curricular de la Universidad, y (iv) el perfil del egresado de laUniversidad.

 

1. El enfoque educativo que sustenta

la función académico-formativa

 

Ante el mundo en que vivimos, tancomplejo como imprevisible y sujeto a múltiples cambios, no es posible manteneruna universidad burocrática, jerárquica, rígida, estructurada porespecialidades y funciones, con una visión fragmentaria del conocimiento y delas prácticas pedagógicas; en síntesis, una universidad disociada del mundo yde la vida que no asuma la responsabilidad de la formación de generaciones dejóvenes y adultos para afrontar un mundo caracterizado por la complejidad y laincertidumbre. Por el contrario, se requiere una universidad en la que seincorporen cambios organizativos y curriculares que faciliten su apertura anuevos caminos en los cuales se busque conciliar lo que ocurre hoy en el campode la ciencia y la tecnología con la necesidad impostergable de larevalorización del ser humano y del conocimiento transformador de la realidad.En tal sentido, la UBV responderá a una nueva visión de la educación -paradigmaemergente- cuyos postulados se exponen seguidamente.

 

A. La educación como proceso dialógico ytransformador

 

La educación es dinámica, abierta yviva, razón por la cual tanto el currículo como las prácticas educativasnecesitan incluir el movimiento, entendido como expresión de los procesos deinteracción y reflexión que la animan. Esto significa que ni el diseño ni eldesarrollo curricular pueden ser concebidos como caminos lineales únicosexpresados en objetivos predeterminados, fijos e inmutables, externos a losprácticas educativas y a la organización de experiencias educativas, tal y comose advierte en la visión tecnicista de la educación. El proceso educativoabierto, a diferencia de un sistema cerrado, dialoga con la incertidumbre,posibilita el diálogo de saberes, entre profesores y estudiantes, de los estudiantesentre sí, de los profesores entre sí y el de todos ellos con el contexto delque forman parte. Por ello la educación dialógica y transformadora se basa enuna visión del aprendizaje como un proceso inacabado, construido por el diálogoque el individuo mantiene consigo mismo, con los otros, con la cultura y con elcontexto, un proceso de reflexión en la acción y de acción en la reflexión quepone en juego:

 

• La igualdad de condiciones en eldiálogo, pues no establece relación autoritaria ni jerárquica desde la que elprofesorado, unilateralmente, impone lo que debe aprenderse tanto como loscontenidos y los ritmos del aprendizaje, sino una relación de solidaridad comosustento del aprendizaje igualitario y dialógico.

 

• La pluralidad de dimensiones de lainteracción humana como interacción cultural basada en el reconocimiento de lasdiferencias como base de la no exclusión.

 

• La transformación de los sujetosconsiderados como seres de transformación no de adaptación, así como de lasrelaciones entre los sujetos y sus entornos.

 

• Una nueva relación con el saber,no instrumental, que permite dar sentido a lo que decimos, pensamos y hacemoscomo sujetos que formamos parte de una sociedad.

 

B. Aprender a aprender y desaprender

 

Los procesos y prácticas educativasque buscan contribuir a la formación de sujetos autónomos en sus maneras depensar, decir, sentir y de actuar, se despliegan como formas de aprendizaje quedan expresión al principio de aprender a aprender y desaprender. Principioinseparable del proceso de auto-organización que, siguiendo a Edgar Morin,reconoce la relación de todo sistema con el contexto del que forma parte, puesla permanente construcción de sí mismos como sujetos autónomos es impensable eirrealizable sin las relaciones con los demás y con el mundo. En un mundo dondela incertidumbre, lo transitorio y los cambios están a la orden del día, ydonde la cantidad de información y de conocimientos crecen incontrolablemente,la educación universitaria precisa dotar a los estudiantes de criterios paradesarrollar su capacidad crítica de evaluar, procesar y articular informacionesy conocimientos relevantes; su capacidad de estudio e investigación, dereflexión sobre el propio pensamiento y conocimiento, de interrogación sobre loque aprende, de aprender y cambiar lo aprendido en una amplia gama de contextosdistintos de los institucionales (trabajo, ocio, vida cotidiana, entre otros.).Y, sobre todo, de nuevos esquemas de comprensión que permitan a los estudiantesposicionarse favorablemente ante un mundo complejo e incierto. Todo ello sesintetiza en la capacidad más importante que es la de aprender y desaprenderpor ellos mismos, asumiendo su propia responsabilidad en este proceso.

 

Elprincipio de aprender a aprender y desaprender involucra a estudiantes y aprofesores como aprendices que son singulares, diferentes y contextualizados,como seres de praxis que a la vez accionan y reflexionan sobre su mundo y suscontextos de acción, que construyen conocimiento en su interacción con el mundoy con los demás, que son capaces de organizar su propia experiencia y aprenderde manera propia y específica. Igualmente involucra dejar de considerar larelación con el saber como una relación exterior e instrumental para hacerlarelación de experiencia formativa, en el sentido de provocar cambios en lasmaneras de pensar, decir y hacer de los sujetos, en la relación consigo mismos,en la relación con los otros y en la relación con el mundo del que formanparte.

 

Elaprender a aprender y desaprender como objetivo básico de la formación implicapensar los contenidos y prácticas formativos desde la perspectiva delestudiante y del profesor como sujetos que aprenden -ambos- en la prácticamisma de enseñanza-aprendizaje. Ello implica la necesidad de modalidades deaprendizaje más personalizado y autónomo y una concepción del profesor comoguía del proceso que busca el desarrollo autónomo del estudiante, acompañándoloen este proceso y atento a los cambios que debe introducir de acuerdo a lascircunstancias y condiciones que surjan de manera imprevisible. En efecto, siel aprendizaje es indisociable de procesos reflexivos y dialógicos, el papelfundamental del profesor es el de mantener estos procesos creando condicionespara que se desarrollen. Es un educador que no se siente poseedor de certezasincuestionables, que acepta la indeterminación y practica el pensamientocomplejo. Como aprendiz es más investigador y guía que transmisor de lo queconoce, más atento a lo que está aconteciendo que a los contenidos deenseñanza, más atento a los procesos de formación que a los resultados a sermedidos en pruebas de conocimiento.

 

C. La educación basada en el privilegio delo colectivo

 

Las interacciones sociales poseenuna importancia decisiva en el desarrollo emocional, intelectual y de lacreatividad. Los sujetos que conocen y aprenden no lo hacen al margen de susinteracciones complejas ni de los contextos socio-culturales en las que talesinteracciones tienen lugar. Nadie se forma apartado de los otros ni desligadode sus contextos. Cualquier aprendizaje involucra, pues, la dimensión social,ya que aprendemos con los demás y de los demás, y aunque sea el sujetoindividual quien aprende y desaprende con cada nueva adquisición, ésta no seproduce sino en el contexto de relaciones, de manera que mientras más ricassean tales relaciones más se convierten en espacios de debate de ideas, dedudas, de creencias, de trabajo colectivo en torno a proyectos comunes deacción; se crean más y mejores condiciones para que cada sujeto elabore suspropios aprendizajes como sujeto conciente de que su realización personal seinscribe en ámbitos de realización colectiva.

 

D. Creatividad

 

Prigogine ha demostrado que lacreatividad es consustancial a los sistemas vivos, que son abiertos, complejos,aleatorios y creativos. En el campo educativo, ello implica reconocer que todostenemos potencial para aprender a lo largo de la vida y que ese potencial es lacreatividad, uno de los pilares fundamentales para apoyar cualquier práctica educativaque se precie de ser innovadora, pues ser creativos es la dimensión más propiapara hacernos y rehacernos como sujetos. La creatividad es la que conduce amejorar nuestra vida cotidiana y a una mejor realización personal, laboral ysocial; es fuente de sentido de las realizaciones humanas, razón por la cual nose deja reducir a la vida individual sino que la trasciende en la creación decomunidad, en el proceder y hacer para el bien colectivo.

 

En el ámbito educativo, lacreatividad permite a profesores y estudiantes (re)construir sus opiniones,convicciones e imágenes y rehacer sus esquemas mentales; (re)crear losconocimientos; (re)elaborar ideas y conceptos mediante lenguajes propios;comprender las cosas encontrándoles valor y sentido para la vida personal ycolectiva. Por esto la creatividad es una meta educativa con valor propio, noun recurso instrumental para lograr objetivos curriculares, y a ella se asociala posibilidad de que nuestras sociedades afronten los retos que tienen antesí.

 

E. Interacción e interdependencia

 

Del principio de lainterconectividad entre los fenómenos y de la complejidad inherente a estos,proviene el enfoque ecológico que concibe los seres en sus relaciones con eltodo y no como entidades fragmentadas. El enfoque ecológico hace hincapié enlas relaciones entre los seres y los nexos intrínsecos entre los fenómenosfísicos, biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales,educativos.

 

La adopción de la perspectivaecológica llevaría a cambios en nuestra forma de pensar el mundo y amodificaciones en nuestros valores, pues ella invita a pensar que en vez deconsumir es necesario conservar -de aquí el concepto de desarrollo sostenible;en lugar de competir es preciso cooperar; y en lugar de dominar es mejorcompartir. Valores éstos que adquieren en la actualidad un carácter vital puesestamos interconectados no sólo por una ecología social sino también por unaeco-tecnología sin precedentes en sus lógicas y en sus efectos. En efecto,fenómenos como la contaminación ambiental, las migraciones, las guerrasfraticidas, la agresión de unos países a otros, muestran que la crisis actualno es una crisis concerniente únicamente al individuo o a una sociedad enparticular, sino que es de dimensiones planetarias y requiere un profundocambio en nuestras formas de percibir y comprender el mundo, lo mismo que paraactuar en él. Reclama, en consecuencia, una revisión de valores, hábitos,costumbres y estilos de vida, para crear condiciones de vida digna a las generacionesvenideras. Y, sobre todo, una revitalización de los principios éticos, tal ycomo vienen planteándolo diversos pensadores de nuestro tiempo.

 

F. Contextualización

 

Ningún proceso, ninguna práctica,ningún fenómeno se produce fuera de su contexto y sólo en él adquiere sentido.Ni la educación ni los individuos que se educan pueden pensarse fuera de sucontexto, pues la singularidad de cada persona expresada a través de sus formasde creer, pensar, decir, hacer, aprender, representar y utilizar elconocimiento, resulta de su historia y de los valores culturales en los queestá inmersa. Somos resultado de la cultura y del contexto, y ambos influyen enla manera en que las capacidades individuales se desarrollan; lo que seexpresa, entre otras cosas, en que determinadas competencias individuales soninfluenciadas por los papeles que la sociedad valora y ciertos tipos deinteligencia son más valorados en unas culturas que en otras.

 

Estamos en el mundo y con el mundo,en la realidad y con la realidad, actuando y reflexionando sobre ella, insertosen ella, relacionándonos con ella. Estamos insertos en contextos que no sonsolamente espacios físicos sino también y sobre todo espacioshistórico-culturales, en los cuales el ser humano crea y recrea su realidad,hace su historia y se transforma en un ser histórico. Y esto es fundamentalpara la tarea educativa de forjar el reconocimiento de la diversidad culturalconstitutiva de la condición humana.

 

 

 

G.Interdisciplinariedad y transdisciplinariedad

 

Desde el paradigma positivista de laeducación, el currículo se organiza en disciplinas que constituyen maneras deordenar y delimitar un territorio de conocimiento, de realizar la investigacióny las prácticas de enseñanza. Cada disciplina ofrece una imagen particular dela realidad, es decir, la realidad que entra en el ángulo de visión de suobjeto de estudio, de sus marcos conceptuales, sus métodos de investigación ysus procedimientos. En el paradigma emergente de la educación, especialmenteuniversitaria, se asume la interdisciplinariedad, que alude a un enfoque y auna forma de trabajo intelectual en los cuales se realizan esfuerzos paraintegrar aportes disciplinarios en el abordaje de procesos, lo que resulta enenriquecimientos mutuos de las propias disciplinas. Pero también se reconoce latransdisciplinariedad como perspectiva y como práctica referida a los saberesque se construye entre las disciplinas y que, a la vez, van más allá decualquier disciplina. La transdisciplinariedad se orienta a la comprensión dela complejidad constitutiva del mundo y de la condición social y humana, de susprocesos, sus prácticas, sus dinámicas, sus cambios. Implica, por ende, elanálisis e integración de las diversas dimensiones que confluyen en lacomprensión de los procesos: por ejemplo, las dimensiones políticas, sociales yculturales, en los procesos económicos y las dimensiones económicas, culturalessociales, en los procesos políticos.

 

La transdisciplinariedad no niegalos aportes disciplinarios, los redimensiona abriendo redes de relaciones parahacer posible la emergencia de nuevos campos de saber y la comprensión de lacomplejidad de los procesos en estudio. La transdisciplinariedad significa quelos problemas a tratar sean abordados desde y con la intersección deperspectivas y aportes de varias disciplinas, pero también, y fundamentalmente,que las disciplinas sean contextualizadas, es decir, confrontadas con lascondiciones sociales y culturales para que respondan a nuestras demandas,necesidades e interrogantes cognoscitivos.

 

Los enfoques Inter. ytransdisciplinarios hacer ver el mundo de otra manera. Es lo que ha mostradoEdgar Morin mediante sus reflexiones centradas en la complejidad y en lo queellas conllevan para la reforma de la enseñanza sustentadas en: el rechazo delhiperespecialismo; el acento en las reformas de las maneras de pensar; elconocimiento integrado, mucho más propicio para la comprensión y solución de problemasglobales y complejos; la importancia del aprendizaje continuo y la vinculaciónentre teorías y prácticas.

 

H. Calidad con equidad

 

Un postulado fundamental delparadigma emergente en la educación es la consideración de la calidad de laacción educativa, entendida como la capacidad de las instituciones para cumplircon su función formativa, desde el enfoque de la formación integral como partefundamental de su responsabilidad social. Ello plantea la exigencia de superarla visión profesionalizante y asumir las dimensiones intelectuales,ético-políticas, estéticas y socio-culturales de la formación, asociadas a laparticipación democrática y ciudadana, a la comprensión, al planteamiento y alas propuestas de solución de problemas complejos, al autoaprendizaje y aldesarrollo de valores y actitudes compatibles con la construcción de unasociedad justa, democrática y pluralista.

 

El reto es la calidad que garanticela equidad en los procesos y logros de formación para todos los estudiantes,pues la baja calidad de la educación sólo lleva a reforzar las desigualdadessociales existentes. Al respecto, el problema básico consiste en cómo articularla calidad del proceso con la equidad teniendo en cuenta una poblaciónestudiantil tan diversa. Lo que si está claro es que la calidad comprometidacon la equidad no se obtiene a partir de estructuras centralizadoras yhomogéneas, ni a través de prácticas educativas de gestión vertical, sinomediante una combinación que dé oportunidad, por un lado, a la igualdad de condicionespara el acceso, y por otro, a la igualdad de condiciones para al desarrollo deactividades de aprendizaje atendiendo a la diversidad de situaciones con susintereses y necesidades los cuales confluyen con tales actividades a lo largode todo el proceso de enseñanza-aprendizaje; ciertamente, lo que tieneindudables repercusiones en el diseño del currículo y en el currículo enacción.

 

I. Educación sin muros

 

Este postulado refiere no sólo alhecho de que el tiempo del aprendizaje no se limita a unas edades (niñez yjuventud) y a la exigencia de unos requisitos burocráticos, sino también a laapertura de la escuela y de la universidad a la comunidad en la que estáninsertas. En tal sentido, las instituciones educativas ya no representanespacios confinados, restrictivos y excluyentes, sino espacios de convivencia yaprendizaje en y para la diversidad, que permitan un mejor aprovechamiento delos recursos de cada comunidad, que posibiliten aprendizajes sin fronteras, sinlímites de edad, de condición social y física, y sin prerrequisitos.

 

J. Sentido transformador de la vinculación

entre universidad y sociedad

 

La orientación de tal vinculaciónasumirá un doble carácter: la relación con los cambios que vive la sociedadvenezolana y la articulación con los movimientos sociales, las organizacionespopulares y los proyectos colectivos que convocan y luchan por la construcciónde una sociedad más justa, más libre y más humana. En ambos sentidos, laUniversidad debe, a través de sus programas de formación y de investigación,fortalecer la conexión entre teoría y práctica. Pero no como aplicación de lateoría a la práctica ni como elaboración de teoría sobre la práctica, sino comoconexión que implica acompañar la teoría con la práctica y la práctica con lateoría, de modo que ambas se modifiquen y enriquezcan mutuamente. Estaperspectiva replantea el horizonte ético-político de la vinculación entre loque se teoriza y lo que se practica, permitiendo desarrollar estrategias queconecten la formación y la investigación con la interacción socialtransformadora. Ello implica, sobremanera, democratizar el conocimientouniversitario ampliando los procesos de participación en la construcción delconocimiento y la transformación social, pues ni una ni otra son privilegioexclusivo de la Universidad y de los académicos. No se trata de negar lapeculiaridad del conocimiento que se produce y aprende en la universidad sinode impedir su enclaustramiento e inmovilidad, asumiendo su incompletitud y elvalor del diálogo con otros tipos de saber existentes, por ejemplo, en lossectores populares respecto de los cuales el vínculo de la universidad con lasociedad, ya no puede ser pensado ni realizado como investigar, hablar yescribir sobre ellos, sino construir conocimiento con ellos en el proceso mismode construcción del protagonismo popular y en la puesta en común deexperiencias vinculadas con propósitos de transformación social.

 

Con la adopción de estos postuladosla Universidad Bolivariana de Venezuela busca romper con la a tendenciapredominante a equipar a los estudiantes con un repertorio de principioscientíficos y de conocimientos tenidos como inalterables, para ayudarlos aenfrentar la creciente complejidad de su vida profesional y social. Lasconstantes transformaciones que experimentan tanto las profesiones como losdiversos campos de la vida social, demandan un nuevo tipo de educación quejustifica el papel educativo de la Universidad en los nuevos tiempos, es decir,un nuevo modelo educativo que dará lugar a comunidades de aprendizaje cuyacreación y fortalecimiento implica la puesta en juego de los postuladosdescritos, tanto en las dinámicas internas de la Universidad como en susvínculos con la sociedad en la perspectiva expuesta.

 

2 Criterios y condiciones

de la función académico-formativa

 

El mundo y las situaciones ante lascuales nos vemos expuestos, son y serán cada vez más complejos e inciertos.Ante ello, la Universidad busca romper con la tendencia predominante a equipara los estudiantes con un repertorio de principios científicos y deconocimientos supuestos como inalterables, para ayudarlos a enfrentar lacreciente complejidad de su vida profesional y social. Las constantestransformaciones que experimentan tanto las profesiones como los diversos camposde la vida social, plantean la confluencia entre el conocer, el saber lo que esel conocimiento, la autorreflexión y la acción como ámbitos que exigen, a suvez, modos de realización en lo comunicativo, lo afectivo y lo ético.Confluencia que justifica, en los nuevos tiempos, el papel educativo de launiversidad. En tal sentido, los diversos programas de formación y lasprácticas pedagógicas de la Universidad atenderán a los siguientes criterios ycondiciones:

 

A. Criterios orientadores

 

• Capacidad de transitar en lasperspectivas global y nacional. Porque los procesos de globalizacióntecnológica y económica, informativa y comunicacional, del trabajo y lasmigraciones, del consumo, la cultura y los movimientos ciudadanos, de lamilitarización y de los actos humanos sobre la contaminación, conducen hoy auna creciente interdependencia de las transacciones sociales-humanas, tantocomo a la necesidad de revisar los conceptos de lo global, lo nacional y loregional, y los proyectos orientados sólo en perspectiva global o sólo enperspectiva nacional y regional. Las nuevas realidades plantean a laUniversidad la exigencia de trabajar con las dos perspectivas paraproblematizar nuestro presente: sus herencias, sus paradojas, sus peligros, susposibilidades, para aprender de ellos nuevas formas de reconocimiento de ladiversidad, tanto como nuevas formas de responsabilidad y solidaridad inscritasen la creación de la conciencia cívicaterrenal (Morin: 2000: 81).

 

• Forjamiento del pensamientocomplejo. Porque la Universidad no puede responder a los retos que Venezuelatiene ante sí ni afrontar la complejidad de sus problemas, con visionesdeterministas y conocimientos fosilizados, simplificadores, fragmentarios ydescontextualizados. La complejidad de los retos, de los contextos, de losproblemas plantea como responsabilidad esencial de la Universidad la tarea decontribuir a la generación y socialización de cambios en la visión del mundo yde nosotros mismos como bases de la (re)creación de conocimientos, la formaciónde profesionales y la inserción social, y, por consiguiente, de las formas decomprensión y acción en contextos cuya complejidad desafía el pensamiento normal de los sistemas de ideas que seasumieron para explicar la realidad y actuar sobre ella. Recordemos que lacomplejidad se refiere al tejido en un conjunto de eventos, acciones,interacciones, retroacciones, azares, a la vez, heterogéneos e indisociablesentre sí, que constituyen nuestro mundo, irreductible a explicacionescausalistas y simplificadoras (Morin: 1992). El pensamiento complejo se forjacon situaciones de aprendizaje y experiencias de formación que propicien eldiálogo entre saberes, mediante el trabajo Inter. y transdisciplinario.

 

• Valoración positiva de laincertidumbre. Porque complejidad de nuestro tiempo está asociada a lassituaciones de crisis que generan incertidumbres como resultado delresquebrajamiento de las bases tanto de la organización social como de lasrepresentaciones que otorgaban certezas y seguridades. Por ello, frente a lainoperancia de las viejas certezas para explicar y comprender las condicioneshistórico-sociales del presente, el pensamiento complejo y abierto se construyeen y con el proceso de crisis, dialogando con la incertidumbre inherente acualquier situación de la que formamos parte, y su adopción por parte de losprofesores y estudiantes como una actitud intelectual abre oportunidades parahacer sus propios aportes y saber actuar en medio de contextos complejos einciertos.

 

• Asunción y socialización de unavisión ecológica de los sistemas naturales, sociales y culturales, que incluyaa la Universidad misma, sus programas académicos, los campo de conocimiento ycada campo de formación profesional. Porque ellos tienen en el nivel másprofundo un carácter ecológico que permite no sólo sus interacciones, sino susretroacciones con los diversos contextos extra-institucionales, lo que planteala necesaria contextualización socio-cultural de los sujetos y sus saberes,abriendo así la posibilidad de reconocimiento de la diversidad culturalconstitutiva de la condición humana y la práctica de los valores de cooperacióny solidaridad con los seres humanos que sufren las consecuencias de un modelode desarrollo eco-depredador en lo medio-ambiental, lo social y lo cultural.

 

• Incorporación del principio deaprender a aprender y desaprender. Porque sin la puesta en práctica de esteprincipio no hay educación dialógica y transformadora, basada, como se hadicho, en una visión del aprendizaje como proceso inacabado, construido por eldiálogo que el individuo mantiene consigo mismo, con los otros, con la culturay con el contexto, un proceso de reflexión en la acción y de acción en lareflexión que implica un cambio radical en la relación con el saber: ya no exteriore instrumental para lograr algo (aprobar un examen, publicar un artículo, porejemplo) sino de experiencia formativa para hacer que lo acontece fuera denosotros nos concierna, nos haga decir, pensar y sentir de otra manera; nosprocure transformaciones internas. Relación que implica la reflexión sobre elconocimiento adquirido, cambiar lo aprendido, de construir los lenguajesdominantes que impiden analizar y comprender las condiciones en que vivimos,las prácticas que construyen las formas colonizadas de decir, pensar, decir yhacer y el esfuerzo incesante de crear nuevas formas de constituirnos anosotros mismos de otro modo.

 

• Sensibilización hacia lo ético.Porque es preciso que estudiantes y profesores aprendan a inscribir susacciones en un horizonte ético, es decir, en la conciencia de que laresponsabilidad de sus acciones como seres humanos es parte de una sociedad yde una especie y que, por ende, el desarrollo humano conjuga las autonomíasindividuales, las participaciones comunitarias y el sentido de pertenencia a laespecie humana (Morin: 2000: 21).

 

De especial importancia resulta lacomprensión de la complejidad constitutiva de la condición humana a partir dela articulación de diversos conocimientos y saberes resultantes de las cienciasnaturales, de las ciencias sociales, y de las humanidades en su más ampliosentido -filosofía, historia, literatura, poesía, artes- (Ibídem: 21). Pues aella se asocia la ética de la comprensión, la cual implica romper con elegocentrismo, el etnocentrismo, la incapacidad de autocrítica, la arrogancia,el desprecio como actitudes y prácticas que, asociados al pensamiento reductory simplificador de lo humano, han constituido el sustento del racismo, laxenofobia y otras formas de exclusión del otro (Ibídem: 104-105).

 

• Inclusión de la formación para elejercicio de ciudadanía, implicando en ella la comprensión de la democraciacomo forma de vida política en sus dimensiones políticas, culturales y éticas,la construcción de la ciudadanía terrestre, tanto como la recuperación denuestra memoria histórica asociada a una nueva manera de comprender el presentehistórico venezolano.

 

• Privilegio de situaciones deaprendizaje que exijan el manejo de perspectivas en conflicto, el planteamientode preguntas pertinentes y la búsqueda personal e interpersonal de respuestas aproblemas que involucren acercamientos a conocimientos contextualizados,multidimensionales y complejos. Se trata de formar profesionales que sepanenfrentar problemas complejos en contextos complejos de acciónsocio-profesional.

 

• La investigación como condición dela enseñanza, tiene como propósito hacer participar a los estudiantes endeterminados tipos de investigación que involucren compromisos de participaciónsocial, de acción y de comunicación, y promuevan la articulación de saberes.Podemos llamarla investigación formativa pues implica la puesta en juego de laincertidumbre como actitud mental, la capacitación para afrontar laincertidumbre en lo real, la seguridad en sí mismos, la asunción deresponsabilidades propias y ciertos sentidos de sus acciones presentes yfuturas. Todo ello exige garantizar espacios para que los estudiantes ejerzanel derecho a tener voz propia, a desarrollar su propio sentido de sí mismos,formular sus percepciones, aportar sus propias sugerencias, construir susconceptos, participar en sus propias acciones y asumir la responsabilidad anteellas.

 

Estos criterios permiten definiralgunas de las condiciones fundamentales que se requieren para su puesta enacción.

 

B. Condiciones

 

 a. Aspecto institucional

 

Se requiere:

 

• Creación de espacios deaprendizaje y capacitación permanente de los profesores en proyectosinterdisciplinarios con sustento epistemológico, metodológico y tecnológico,porque la interdisciplinariedad y la transdisciplinariedad no vienen dadas porsí mismas y su aprendizaje conduce a una reforma profunda en el pensamiento yen la acción de los profesores.

• Cualificación pedagógica delprofesorado mediante actividades de formación, tales como seminarios,conformación de grupos interdisciplinarios para la discusión y la reflexiónpedagógica.

• Conformación de grupos interdisciplinariospara el desarrollo de experiencias de formación sustentadas en lainvestigación.

• Diseño de estrategias curricularesque favorezcan la investigación formativa en los programas de formación, asícomo sus vínculos con la interacción sociocumunitaria.

• Promoción y consolidación de lainvestigación orientada al enriquecimiento de los campos de conocimiento, comoeje organizador de los programas de formación avanzada.

• Optimización de redes de serviciosde biblioteca, centro de documentación e Internet.

• Implantación progresiva de losprogramas de formación de grado y avanzados.

• Diseño e implantación de unsistema de evaluación permanente del currículo, con participación de profesoresy estudiantes.

• Seguimiento y evaluación del desempeñopedagógico de los profesores.

• Adopción de nuevas tecnologías ymetodologías de enseñanza-aprendizaje.

• Creación de programas deintercambio académico de profesores y estudiantes, tanto nacional comointernacional.

• Promoción de la formación avanzadade los profesores, como requerimiento para la cualificación de los procesosacadémicos.

• Asesoramiento académico a losestudiantes desde el inicio de las carreras.

• Gestión ágil de la administracióncurricular.

 

b.Aspecto profesoral

 

Se requiere un cuerpo profesoral:

• Altamente comprometido con lasfinalidades de la Universidad y con alto sentido de responsabilidad.

• Dispuesto a abandonar lasseguridades de los esquemas interpretativos y de los conocimientos dados, lasideas estrechas sobre el conocimiento y la enseñanza como forma de difundir losconocimientos científicos y las comprensiones eruditas.

• Capacitado en la formulación ydesarrollo de proyectos interdisciplinarios.

• Capaz de crear situacionespedagógicas para dar cabida a la incertidumbre, la complejidad, la comprensión,la indagación y, sobremanera, a experiencias de formación que desarrollencapacidades para su manejo, lo cual supone que los estudiantes dispongan deespacio pedagógico para desarrollar su sentido de sí mismos y su propia voz, enun proceso que implica, para unos y otros, aprender a aprender y a desaprender.Así como la reducción de la distancia que se establece por la jerarquía delprofesor y la práctica de enseñanza que sitúa a los estudiantes en una posiciónde subordinación haciéndolos meros receptores de un currículo que les resultacompletamente ajeno.

• Con sentido de cooperación paraemprender proyectos conjuntos de investigación formativa que articulenconocimientos mediante el estudio orientado hacia la comprensión de procesos yproblemas de carácter mundial, nacional o regional, y para participar enproyectos y programas de interacción sociocumunitaria asociados a los procesosde enseñanza-aprendizaje que propicien logros formativos en los estudiantes.

c.Aspecto curricular

 

Se requieren currículos abiertos,flexibles y dinámicos:

 

• Que privilegien el aprendizaje envez de la transmisión de conocimientos, y el conocimiento pertinente tantodesde el punto de vista de la generación de capacidades, actitudes y valoresindicados en los criterios expuestos, como desde la perspectiva de los retosplanteados por el desarrollo integral en sus alcances nacional y regional.

 

• Que se organicen y desarrollen conbase en diversas situaciones de aprendizaje y experiencias formativas, en cuyasdefiniciones y desarrollos intervengan sus actores fundamentales, losprofesores y los estudiantes.

 

• Que generen y consoliden lainvestigación formativa como soporte central de la función docente.

 

• Que incorporen bajo la forma deproyectos la articulación entre la enseñanza-aprendizaje, la indagación y laproyección hacia la sociedad, generando los espacios necesarios para que existauna verdadera interacción entre los miembros de la comunidad académica.

 

• Que trasciendan la formaciónpuramente profesional y posibiliten tanto la formación integral como elconjunto de procesos y logros que confluyen en el desarrollo de actitudes,valores y capacidades:

 

- vinculados a la articulación entrelos contenidos del proceso de enseñanza-aprendizaje con sus significacionesculturales, éticas y estéticas, a fin de fortalecer la capacidad decomprensión, comunicación y expresión indispensables para encontrar sentidosindividuales y colectivos a lo que se piensa, se dice y se hace,

 

- relacionados con la iniciaciónprofesional en perspectiva interdisciplinaria, y con el desempeño proactivo enla generación de oportunidades laborales,

 

- vinculados al pensamientoindependiente y los procesos crítico-reflexivos del estudiante para abordar,analizar y transferir conocimientos; identificar supuestos; plantear problemasy explorar alternativas valorando la importancia del manejo de la incertidumbreante situaciones difusas,

 

- relacionados con la valoraciónsocial, política, ética y estética, necesarias a su formación como personas,profesionales y ciudadanos y ciudadanas comprometidos(as) con formas de vidapropias de una sociedad democrática participativa,

 

- movilizados por valores tales comola justicia, la solidaridad, el pluralismo, el ejercicio de la libertad, lasensibilidad frente a problemas sociales y a la diversidad de lenguajes queposibilitan formas de vida más solidarias, justas y libres.

 

3 Identidad del egresado

 

Junto a los postulados y criteriosantes descritos, la caracterización general del egresado de la UniversidadBolivariana de Venezuela, toma en cuenta los siguientes aspectos:

 

• El resquebrajamiento del mito delas especializaciones disciplinarias rígidas como criterio fundante de ladefinición de perfiles profesionales y, en consecuencia, al creciente acuerdoacerca de la necesidad de ofrecer especializaciones amplias y abiertas quepermitan a los egresados universitarios desempeñarse profesionalmente enámbitos particulares y diversos. Ello significa formar profesionales que poseanuna sólida formación general y flexible; capacidad de pensamiento, complejo,crítico-reflexivo y abierto para afrontar las incertidumbres con resolución;capacidad de análisis, de contextualización y de pensamiento estratégico,necesarios a la reflexión, acción y búsqueda de soluciones a situaciones yproblemas en contextos diversos; facilidad para comunicar sus ideas, para eltrabajo en equipo; y alto sentido ético de responsabilidad y de serviciopúblico.

 

• La reorganización de lasprofesiones como campos que implican la integración de conocimientos,prácticas, capacidades, actitudes y valores, en diferentes escenarios ysituaciones ocupacionales y laborales, cada vez más complejos e integrados hoy.Ello como resultado de la creciente tendencia a nuevas dinámicas mediadas pornuevas formas de organización del conocimiento, tanto como de las institucionesu organizaciones como de los contextos laborales y del trabajo. Estas dinámicasse definen más por la integración que por el aislamiento, más por la búsquedaconjunta de soluciones que por la competencia individual, más por la capacidadde aprendizaje continuo de sus integrantes que por los conocimientosadquiridos.

 

• Las profesiones no existen bajo laforma de disciplinas, sino como campos de prácticas en los que confluyendiversas áreas de conocimiento y tensiones en sus formas de organización,control y ejercicio. En tal sentido, la formación profesional no puede seguirsiendo visualizada como la aplicación de un conocimiento estandarizado aproblemas específicos ni ver los conocimientos especializados y lascompetencias como los únicos componentes de una profesión. Una profesióntambién descansa en la articulación de otros componentes, que no son externos asu ejercicio: lo ético, por ejemplo, no es una adquisición puramenteactitudinal sino un componente que da cuerpo a la identidad profesional,sentido de pertenencia a un profesional cualquiera sea el ámbito en el que sedesempeñe, pues comporta el ejercicio responsable tanto como el discernimientoy cooperación en el logro del bien común.

 

En tal sentido, la Universidad sepropone la formación de ciudadanos-profesionales cuya identidad se reconozcapor las actitudes, valores y capacidades que se enuncian seguidamente.

 

a.Desde el punto de vista intelectual

 

Nuestros egresados, además de laprofundidad y del rigor en los correspondientes campos de conocimiento, secaracterizarán por:

 

• Tener una visión crítico-reflexivade los procesos de construcción y difusión del conocimiento, que les permitavalorar el papel de los modos de pensar en dichos procesos y de las condicioneshistórico-culturales en las que se produce y difunde el conocimiento.

 

• El ejercicio de nuevos modos depensar con base en los principios que organizan el conocimiento pertinente, esdecir, el conocimiento capaz de situar lo específico en el contexto, elcontexto en lo global, lo global en lo multidimensional y lo multidimensionalen lo complejo, para enfrentar la hiperespecialización que ha impedidocomprender tanto lo global (fragmentado en parcelas de conocimiento), como loparticular (separado de su contexto).

 

• Su capacidad para afrontar demanera creativa situaciones definidas por la incertidumbre, valorándola comofuente de vitalidad del conocimiento y de sus propias contribuciones, en lamedida en que rompe la convicción de poseer verdades absolutas e inmutables,listas para ser aplicadas.

 

• La reflexión científica y lacreatividad para solucionar problemas reales a través del uso critico delconocimiento, superando así el cientificismo en las dimensiones científicas desu actividad profesional.

 

• Pensar sobre su propiopensamiento, desarrollando así las habilidades de su inteligencia.

 

• Su capacidad de síntesis, es decirde trabajar la pluralidad en la unidad.

• Su capacidad trabajarinterdiciplinaria y transdiciplinariamente.

 

• Su capacidad de valoración social,cultural, política, ética y estética.

 

• Su capacidad de argumentar y sometera juicio los argumentos, incluyendo los suyos.

 

b.Desde el punto de vista de sus aportes al desarrollo integral de Venezuela comoprofesional altamente calificado, éticamente responsable y ciudadanocomprometido con la consolidación de nuestra democracia.

 

Nuestros egresados se caracterizaránpor:

 

• Su gran sensibilidad ante losproblemas nacionales y su profundo sentido de país.

 

• Su compromiso con el desarrollocientífico y tecnológico de Venezuela, así como con la creación intelectualasociada a los ámbitos de las humanidades y del arte, imprescindibles para suenriquecimiento cultural.

 

• Sus contribuciones a los procesosde desarrollo económico y social basados en el principio de justicia social yde sustentabilidad.

 

• La valoración y desarrollo deformas de comprensión del mundo, de nuestro país, de su cultura y de sí mismos,lo cual implican el ejercicio de la comprensión intelectual de lo social-humanoy la ética de la comprensión, para apreciar la diversidad cultural, saber viviren relaciones con los otros sustentadas en el reconocimiento de susdiferencias, y participar en las luchas contra toda discriminación,estigmatización y exclusión social.

 

• Su compromiso con laprofundización de la democracia participativa como forma de vida política.

 

• Sus aportes al desarrollosocio-cultural y educativo del país y sus regiones, y a la sustentabilidad delas comunidades.

 

• La realización de sus acciones enhorizontes éticos asociados a su ejercicio como profesionales, como ciudadanosy como seres humanos de espíritu libre, mente abierta y respetuosos de ladignidad de las persona.

 

• Su capacidad de generar ytransferir conocimientos en lo ámbitos e acción profesional conjugando louniversal y con las mediaciones locales.

 

• Asumir actitudes de compromiso,solidaridad, responsabilidad, respeto y de servicio en el ejercicio de susfunciones profesionales.

 

• Construir alternativas innovadorasen su ejercicio  atendiendo a los cambiossociales y tecnológicos.

 

• Desarrollar en su entorno socio-profesionalprocesos dinámicos de gestión, para generar en las comunidades y en laspersonas el interés de velar y actuar en pro del bien común, conforme a losrequerimientos de la sociedad venezolana.

 

• Actuar en consecuencia con losprincipios constitucionales, los ordenamientos legales y las normas morales deresponsabilidad y tolerancia, indispensables para la convivencia democrática.

 

c.Desde el punto de vista de las competencias dialógicas y de las competenciascognoscitivas complejas

 

Nuestros egresados se caracterizaránpor sus capacidades para:

 

• El diálogo, con base en lacomprensión de los patrones y sistemas diversos de lenguaje, que media losprocesos comunicativos de los sujetos.

 

• El manejo de conceptos complejos.

 

• Hacer previsiones ante escenarioscruzados por incertidumbres y generar hipótesis plausibles.

 

• Capacidad de interpretar datos degran complejidad.

 

• Analizar y transferirconocimientos, identificar supuestos, plantear problemas y exploraralternativas valorando la importancia del contexto.

 

• La investigación, el diseño y lagestión de procesos en el contexto actual, sustentados en la comprensión deámbitos sociales complejos, heterogéneos y dinámicos.

 

• Elaborar y gerenciar proyectos yprogramas relacionados con su campo de desempeño profesional en ambientes detrabajo interdisciplinario.

 

Las actitudes, valores y capacidadesseñaladas implican que el egresado de la Universidad Bolivariana de Venezuela,debe tener siempre presente el bien común, la justicia social y los valores quedignifican al ser humano.


CAPÍTULO 5

 

El ámbito de la formación

 

Lineamientos y Pautas

para el diseño curricular

 

 

 

Consideraciones preliminares

 

Como se ha observado en lapresentación, la Universidad nace con el reconocimiento objetivo de muchos delos problemas que afronta el país y con conciencia de que su superación sehalla condicionada, en buena medida, por la forma de pensarlos y de actuarsobre ellos, tanto como por la formación de profesionales de nuevo tipo. Deallí la importancia que tiene el diseño y desarrollo curricular queconstituyen, en cierta forma, la columna vertebral de los procesos formativos,pues de estos depende, en buena parte que la orientación de dichos procesos seacónsona con las finalidades educativas de la institución y su expresión en loslineamientos y pautas curriculares expuestos en la primera parte del Documento.La segunda parte contiene una descripción general de las característicascorrespondientes a los Programas de Formación que ofrecerá la UBV.

 

1. Lineamientos para el diseño curricular

 

En correspondencia con el ProyectoEducativo de la Universidad Bolivariana de Venezuela, el diseño curricular seasume como un proceso inacabado, a desarrollarse en torno a dos líneas detrabajo complementarias: la creación de procesos de participación para la tomade decisiones y la construcción de un currículo que responda a los lineamientosque se presentan seguidamente.

 

2. Desde el punto de vista de laresponsabilidad social

 

• Mantener una visión crítica sobrelas propias finalidades de la formación y de sus relaciones con la sociedad y,por consiguiente, desarrollar la reflexión crítica y la autonomía depensamiento acerca de la propia Universidad.

 

• Realización de proyectos quecomprometan a la comunidad universitaria y a los distintos colaboradorespotenciales de la Universidad, para que cumpla, mediante sus programas deformación, su papel de actor social en el proceso de desarrollo integral ysostenible, desde la escala local hasta la nacional y regional Latinoamérica yel Caribe.

 

• Valoración de la formación deciudadanía frente a la tendencia predominante de formaciones meramenteprofesionales y pensamientos instrumentalizados.

 

• Apertura permanente a la reflexiónen encuentros e intercambios que generen una fuerza de propuestas sobre elconjunto de problemas, pertinentes para las relaciones entre los distintoscampos de conocimiento y entre éstos y las cuestiones que preocupan a lasociedad venezolana.

 

• Vinculación con las necesidadessociales para dar las respuestas.

 

• Presencia en la sociedad para quela valoración de sus acciones en los diversos programas de formación permita ala Universidad y a los universitarios confrontarse con la sociedad, mediante lapuesta en debate del valor social, cultural y ético de los mismos.

 

• Valoración del servicio a lacomunidad, institucionalizándolo mediante su incorporación a proyectos deservicios comunitarios multidisciplinarios como requisito de titulación en losniveles de grado y de postgrado.

 

3. Desde la perspectiva de los saberes, laestructura y el desarrollo de los planes de estudio, independientemente de losprogramas y niveles de formación:

 

• Trascenderán la formaciónpuramente profesional y atenderán a la formación integral que permita que comoseres humanos sean capaces de afrontar la incertidumbre en sus diversos camposde acción.

 

• Darán mayor importancia al trabajoen torno a procesos y problemas, articulados a tipos de saber y aportes de losdiversos campos disciplinarios, para desarrollar indagacionesinterdisciplinarias y un enfoque transdisciplinar.

 

• Privilegiarán situacionespedagógicas que propicien la articulación de saberes y conocimientos ensentidos Inter. y transdisciplinarios, para contribuir a la formación de nuevascapacidades y actitudes que reclaman los contextos crecientemente complejos deacción social y profesional.

 

• Darán un lugar central a lainvestigación formativa como soporte de los procesos de enseñanza-aprendizaje,lo que equivale a privilegiar el proceso de aprendizaje sobre la transmisión deconocimientos.

 

• Se organizarán atendiendo a losejes de formación epistemológica, socio-cultural, ético-política y profesional.En cada uno deben operar los principios de complejidad, incertidumbre ycomprensión, en los sentidos expuestos en el punto correspondiente a loscriterios.

 

• Se desarrollarán con base endiversas situaciones de aprendizaje y experiencias formativas en cuyadefinición y desarrollo intervengan sus actores fundamentales, los profesores ylos estudiantes.

 

• Incorporarán unidades curricularesbajo la forma de proyectos que propicien la articulación entre laenseñaza-aprendizaje, la investigación formativa y la proyección hacia lasociedad.

 

• Vincularán la formaciónprofesional, socio-cultural y ético-política con el contexto nacional ymundial, dando lugar a la interrogación crítica y reflexiva de los sentidosasociados al conocimiento epistemológico, científico, técnico y humanístico, ala democracia y a la convivencia democrática, a la ciudadanía, a las relacioneshumanas y a la diversidad cultural, entre otros. Reivindicando, así, la nocióny capacidad del concepto de responsabilidad ética y deontoló-gica en relacióncon los campos de ejercicio profesional y en la relación con la sociedad y conlos otros.

 

• La evaluación, por consiguiente,formará parte del proceso de enseñanza-aprendizaje y estará centrada en lamejora, más que en el control y en los procesos más que en los productos; seráintegral, atenderá las situaciones individuales y de grupo y será participativaen relación con los actores implicados.

 

4. Desde el punto de vista de la formacióndel estudiante

 

El diseño y desarrollo curricularserán flexibles en los siguientes sentidos:

 

a.Como proceso de interacciones que tiene como objetivo fundamental contribuir ala formación integral de los estudiantes, mediante la articulación de diversasformas de conocimiento y de situaciones de aprendizaje que permitan:

 

• (Re)construir sus opiniones,convicciones e imágenes, rehacer sus esquemas mentales, (re)crear losconocimientos, (re)elaborar ideas y conceptos mediante lenguajes propios; (ii)comprender los procesos encontrándoles sentido y propósito para sus vidas,asociar las experiencias educativas al mundo personal y social; (iii) proyectarconceptos y teorías en la práctica social. Y, por ende, como un proceso enpermanente adecuación a los procesos de formación, que fomenta la capacidad dedecisión del estudiante sobre la selección y combinación de contenidos y planesde trabajo así como sobre las secuencias y ritmos de su formación.

 

• Vincular las prácticas deformación con el contexto nacional y mundial, dando lugar a la interrogacióncrítica y reflexiva de los sentidos asociados a los conocimientosepistemológico, científico, técnico y humanístico, a la democracia y a laconvivencia democrática, a la ciudadanía, a las relaciones humanas, a ladiversidad cultural, entre otros. Reivindicando, así, la responsabilidad éticaen relación con los campos de ejercicio profesional y en la relación con lasociedad y con los otros.

 

b.Como apertura de la oferta académica y de la diversidad de áreas deconocimiento y práctica, orientadas a favorecer las demandas e intereses de losestudiantes y el acceso a la formación de diversos sectores de la sociedadvenezolana. Cabe señalar que esta forma de flexibilidad (en la selección decarreras, áreas de conocimiento y práctica, unidades curriculares) no se limitaa la posibilidad del estudiante para decidir entre una gama de ofertas, sino alsentido formativo que debe tener esta decisión. La flexibilidad curricularasociada a la oferta académica se vinculará con el incremento progresivo deesta oferta haciéndola cada vez más amplia, diversificada y diferenciada, paradar mayores y mejores posibilidades a los estudiantes de organizar sus propiosprogramas de estudios de acuerdo con sus necesidades de formación, susintereses y tiempos de dedicación. Para ello, la Universidad:

 

• Ofrecerá más oportunidades deacceder a sus programas de formación mediante una gama amplia de posibilidadescomo carreras conducentes a título, cursos u otras modalidades conducentes acertificación.

 

• Diversificará opciones deformación y titulación ampliando el acceso a públicos diversos, con miras a laeducarse a lo largo de la vida.

 

• Dará respuestas a necesidadesformativas de los estudiantes, creando salidas laterales que permitan facilitaral estudiante la solución de sus necesidades laborales y su prosecución (oreingreso) sin restricciones burocráticas, ofreciendo horarios flexibles, yaprendizaje a distancia con asesoría académica.

 

• Ampliará la oferta de contenidos yprácticas formativos que posibiliten a los estudiantes una selección másadecuada a sus necesidades e intereses individuales, lo cual implica una unsistema flexible de créditos.

 

• Posibilitará, para aquellosestudiantes que así lo deseen, de acuerdo con sus trayectos de formación,reducir los tiempos para la obtención del grado.

 

5. Desde el punto de vista de laorganización de los contenidos y prácticas de formación

 

La organización y desarrollocurricular supondrán formas de organización del conocimiento acordes con losnuevos modos de creación del conocimiento, caracterizados por lainterdisciplinariedad, la transdisciplinariedad y la reflexión, las cualespermiten articular nuevos campos y ámbitos de estudio, combinando yconfigurando los contenidos formativos de diferentes maneras, a partir dediferentes contextos, prácticas y problemas.

 

Por ello, el currículum no seorganiza teniendo como centro las disciplinas y su enseñanza, sino loscontextos, prácticas y problemas que faciliten la apertura a las interaccionesentre las diversas unidades de contenido y prácticas de formación(enseñanza-aprendizaje). Estas unidades refieren a proyectos, seminarios,talleres, cursos integrados, módulos, entre otros). Ello, para hacer posibleque:

 

(i) cada unidad curricular serelacione con las finalidades del currículo como un todo;

 

(ii) los profesores de diferentesespecialidades desarrollen programas comunes;

 

(iii) los estudiantes aprendan a vercómo influyen unos procesos sobre otros (los procesos industriales en eldesarrollo científico-tecnológico y viceversa; los procesos económicos en lospolíticos y viceversa; los cambios económicos, culturales, políticos y éticosen los educativos y viceversa, por ejemplo).

 

En síntesis, en lugar de latradicional división del conocimiento en asignaturas aisladas, el acento sehará sobre unidades curriculares (contenidos y prácticas de formación) quepermitan, por una parte, la articulación de saberes específicos en torno anúcleos genéricos de conocimientos y desarrollo de competencias, y, por otra,los vínculos entre prácticas de formación, prácticas de investigación formativay de inserción social. Porque la organización curricular deberá constituirse enel espacio de prácticas pedagógicas que induzcan a pensar en términos de:

 

• Interdependencia más que deindependencia.

 

• Cooperación más que decompetencia.

 

• Inclusión más que de exclusión.

 

• Responsabilizarse del otro más quede dominar al otro.

 

• Redes más que de jerarquías.

 

• Procesos e interrelaciones más quede objetos y estructuras.

 

• Inter y transdisciplina más que dedisciplina.

 

• Multidimensionalidad más que deunidimensionalidad.

 

• Incertidumbre más que de certezasabsolutas.

• Conocimiento contextual y creativomás que de conocimiento aislado y repetitivo.

 

Para viabilizar:

 

• El desarrollo de actitudes,valores y capacidades vinculados con la participación en el desarrollo integraldel país.

 

• El aprendizaje contextual:aprender a crear y explorar contextos de significado.

 

• La comunidad de aprendizaje y laparticipación de la comunidad en el aprendizaje.

 

• El desarrollo de habilidades delpensamiento, resolución de problemas complejos, pensamiento crítico, toma dedecisiones, cooperación, capacidad de diálogo.

 

• La preparación de estudiantes parala participación pública y la responsabilidad social, como un ejercicio deciudadanía asociado a la creación permanente de la cultura democrática en susdimensiones sociales, políticas y éticas.

 

• El desarrollo de la creatividadintelectual y la conducta responsable.

 

6. Pautas para el diseño curricular

 

El diseño curricular se entiendecomo la relación entre diversos aspectos que dan expresión a las finalidadesformativas de la institución: fundamentación, identidad del egresado, objetivosdel programa de formación, metas de formación, estructura curricular, organizaciónde unidades curriculares, requisitos de ingreso, requisitos de graduación,título y grado que se otorgarán, entre otros. En él cobran especial relevanciala concepción de los conocimientos y de su enseñanza-aprendizaje, expresada enla selección de contenidos y prácticas de formación que dan lugar a lasrespectivas unidades curriculares.

 

El diseño curricular de la UBVestará constituido por un conjunto articulado de aspectos que darán expresiónal principio de flexibilidad y se sustentarán en la necesidad de: (i) vincularlos programas de formación con nuevas demandas del desarrollo integral del país(económicas, sociales, políticas, culturales, éticas, educativas ytecno-científicas); (ii) establecer una mayor y mejor interacción entre el conocimientocientífico, social y humanístico y las comunidades; (iii) fomentar ydesarrollar una cultura académica de la Inter. y transdisciplinariedad; y (iv)articular la formación, la investigación y la interacción comunitaria paraincidir en el ejercicio profesional de los futuros egresados y, de maneraimportante, en la oportunidad que pueda brindarse a los estudiantes de realizarsu formación en coherencia con los sentidos individuales y colectivos de lamisma. En tal sentido, se definen las siguientes pautas.

 

7. Selección de contenidos y prácticas deformación

 

En cualquier currículo hay selecciónde diferentes discursos y prácticas. Ella conlleva una recontextualización delos conocimientos inherentes a diversos campos del saber, que abstrae, extrae dichosconocimientos de sus lugares disciplinarios y los reubica en campospedagógicos. Esa recontextualización puede ser realizada por criterios rígidoso flexibles y por esto es importante considerar la selección de contenidosformativos de acuerdo con su relevancia, su pertinencia, su transferencia haciaprocesos de comprensión y solución de problemas sociales (ambientales,económicos, educativos, culturales, políticos, de salud, por ejemplo); su valorpara la formación intelectual, cultural, política, ética y estética. En lasnuevas condiciones socio-históricas, es necesario realizar los procesos deselección de los contenidos de los programas de formación en consonancia con:

 

• El ritmo de expansión y cambio delconocimiento que demanda una mayor articulación e interdependencia entre elconocimiento general y el conocimiento especializado.

 

• Las necesidades de posicionamientocreativo ante la incertidumbre propia de nuestros tiempos, tanto en la realidaddel mundo como en los esquemas de comprensión.

 

• Los cambios epistemológicos quetienen lugar en los diversos campos de conocimiento.

 

• La necesidad fundamental deintroducir a los futuros profesionales en los aspectos relevantes (económicos,sociales, culturales, epistemológicos, éticos) de la ciencia, la tecnología yla educación.

 

• Las necesidades que surgen en ydesde la diversidad de escenarios laborales y las competencias que ellasrequieren para el ejercicio profesional.

 

• Las nuevas formas de creación yrecreación del conocimiento y las posibilidades permanentes de su transferenciaa diferentes campos de práctica profesional y social.

 

La selección de los contenidos yprácticas de formación, hecha desde el enfoque de la formación integral,implica dar a los programas académicos de formación un sentido más abierto, másuniversal y pertinente, y permite ubicar a los estudiantes en papeles másactivos o creativos en sus procesos de formación. Asimismo, favorece laapertura hacia nuevos enfoques y modelos en los diferentes campos de conocimientoy práctica, tanto como la ampliación de la gama de especialidades sinorientaciones profesionalizantes; y hacia nuevas opciones organizativas(proyectos, cursos integrados, seminarios, talleres, laboratorios, prácticasprofesionales, etc.) que faciliten la constitución de programas de trabajocolectivo y la participación de los estudiantes en ellos.

 

8. Organización curricular

 

La organización curricular definecategorías organizativas a partir de las cuales se establecen los agrupamientosde contenidos formativos y sus articulaciones. Conforme al enfoque educativoadoptado y a los criterios definidos para el diseño curricular, la organizaciónde los planes de estudio correspondiente a los diversos programas de formaciónse llevará a cabo considerando las categorías que aparecen seguidamente.

 

a.Eje de formación

 

Constituye la categoría deorganización curricular más amplia e inclusiva de los planes de estudio en laUBV, y refiere espacios de conocimientos y prácticas que convergen en lospropósitos de la formación integral. Los ejes poseen sus propios lenguajes perosus límites no son rígidos, de manera que los conocimientos y prácticas queellos integran son susceptibles de aperturas a interrelaciones y permiten laconfluencia de programas académicos en un marco relativamente común dereferencias, para facilitar la formación integral mediante situaciones deaprendizaje y experiencias de formación que articulen docencia, investigación einserción social. En efecto, los ejes pueden implicar la articulación entreprogramas de formación, no sólo para el análisis de relaciones entre losobjetos de estudio, sino también para la puesta en escena de prácticas deformación que enriquezcan continuamente los respectivos métodos y estrategiasde cada programa. Desde esta perspectiva, se definirán unidades de contenidos yprácticas de formación comunes a todos los programas de formación.

 

Los ejes de formación ofrecen altosgrados de posibilidad para que los estudiantes puedan movilizarse entre losdiversos programas de formación, de acuerdo con sus intereses y necesidades deformación. Por ello, esta categoría organizativa no refiere a ciclos deformación (ciclo básico o general y ciclo profesional) ni al carácterobligatorio o electivo (generalmente tenido como complementario) de contenidosde formación, sino a un criterio de organización curricular que funcionará a lolargo de los planes de estudio de los programas de formación, permitiendogenerar articulaciones dentro de un programa de formación o entre ellos. Desdeeste punto de vista, los ejes de formación tienen un significado operativo ypráctico, y proporcionan un desarrollo del currículum en términos de innovacióncurricular.

 

Los planes de estudiocorrespondientes a los programas de formación atenderán a los siguientes ejesde formación:

• Epistemológico y Metodológico.

 

• Socio-cultural y Ético-político.

 

• Profesional.

 

• Estético y lúdico.

 

Más adelante se presenta lacaracterización y objetivos generales de cada uno de estos ejes.

 

b.Componentes de formación

 

Los componentes se consideran comolos conjuntos de conocimientos y prácticas que constituyen un eje de formacióny que pueden definirse en términos de núcleos temáticos o de temas-problemas.Ellos tienen características propias y contribuyen de manera interrelacionada ala formación integral.

 

Cuando se dice que los componentescontribuyen a la formación integral, ello significa que confluyen de maneraarticulada en la formación de los futuros profesionales dentro de un campo.Así, por ejemplo, un programa de formación como comunicación social debeintegrar componentes de formación pertenecientes a los ejes de formaciónsocial, ético y político, epistemológico y metodológico, estético y lúdico.

 

El peso de los componentes dentro delos ejes de cada programa de formación debe mantener un cierto equilibrio, paraevitar la reproducción de las prácticas tradicionales en las cuales, porejemplo, los programas de formación correspondientes a camposcientífico-tecnológicos consideran como complementarios e, incluso, sinimportancia los conocimientos socio-culturales y humanísticos; es así que latendencia ha sido excluirlos de la formación de los profesionales de talescampos.

 

Es pertinente observar que loscomponentes per se no garantizan la flexibilidad curricular, sino la forma enque se seleccionan y organizan sus contenidos para establecer relaciones dentrode ellos y entre ellos.

 

 

 

 

c.Unidades básicas de organización curricular

 

Cada eje y componente se expresa encontenidos y prácticas de formación de unidades básicas innovadoras. Ellosignifica que no se considerará la tradicional organización por asignaturasque, en general, permanecen inmodificables y aisladas entre sí, con jerarquíasdiferenciadas y promovidas por las lógicas de poder-saber que funcionan en laorganización y desarrollo curricular. Las unidades básicas innovadoras buscaninterrelacionar conocimientos entre sí y éstos con los contextos y prácticassociales y profesionales, fomentando así la investigación formativa y eltrabajo colectivo y participativo en equipos. En tal sentido, rompen con lavisión del conocimiento como algo dado, prescrito y externo al sujeto; con laorganización del conocimiento en disciplinas y subdisciplinas rígidamenteclasificadas; y con la jerarquización y demarcación de los contenidos querecontextualizan las disciplinas, excluyendo conocimientos y enfoques. Frente aello, la alternativa que se propone es la de unidades básicas de organizaciónde contenidos y prácticas de formación que reduzcan los aislamientos y ponganen juego formas de interrelación. Estas unidades se indican y comentan,seguidamente.

 

Proyectos

 

La organización por proyectos seencuentra muy ligada a la articulación entre formación, investigación einteracción sociocumunitaria. Desde este punto de vista, un proyecto es unainvestigación de un tema/problema que por su pertinencia y relevancia mereceestudiarse e implica tanto la articulación de conocimientos como laparticipación socializante de grupos de estudiantes que trasciende las tradicionalmentedenominadas clases. El espacio organizativo de los estudiantes alrededor de unproyecto no es la clase, sino elequipo o el grupo trabajando en torno a un problema. De ahí que lacaracterística fundamental de un proyecto es la de ser esfuerzo investigativodeliberadamente orientado a encontrar respuestas a interrogantes o soluciones aun problema seleccionado de común acuerdo entre el grupo de profesores y elgrupo de estudiantes. La meta de un proyecto no es sólo buscar respuestas o darsoluciones sino también, y esencialmente, desarrollar competencias cognitivasamplias y socio-afectivas del estudiante.

 

En los proyectos los problemas ycontextos actúan como núcleos integradores de los conocimientos quenecesariamente implican prácticas interdisciplinarias o transdisciplinarias y,de manera importante, un tratamiento transversal a partir del cual dos o máscomponentes de formación contribuyen al conocimiento y solución esperados.

 

Los proyectos harán parte importantede la organización curricular pero no constituyen en sí mismos un elementoagregado a otras unidades organizativas ni una unidad organizativa aparte yaislada de las demás. Son unidades integrales e integradoras de trabajo queconforman el Plan de Estudios y su realización implica las interacciones entreproblemas y conocimientos que pueden provenir de diferentes campos.

 

Por lo antes señalado, los proyectosofrecen a los estudiantes oportunidades para desarrollar y socializar suscompetencias, desarrollar sus intereses, seleccionar los contenidos de sutrabajo y acceder de manera más comprensiva al conocimiento. Su desarrollogenera una diversidad de acciones de los profesores y de los estudiantes, quedemandan un uso responsable del tiempo de trabajo autónomo, pero tambiénrequiere momentos de encuentro y de socialización del trabajo realizado. De ahíque a dicho desarrollo se pueden incorporar diferentes modalidades de encuentrotales como el seminario, la mesa redonda, el panel, el foro, y la tutoría comola modalidad más importante, porque con ella los estudiantes resuelveninterrogantes, dudas, presentan informes de sus avances, de los obstáculos, yreciben el apoyo de los profesores para continuar avanzando en sus aprendizajescada vez con mayor autonomía. Asimismo promueve la interacción en diferentescontextos, la iniciativa, la asunción de responsabilidades, la toma dedecisiones, el compromiso y la tolerancia; y transforma profundamente larelación pedagógica profesores-estudiantes en la medida en que la hace máspersonalizada y horizontal.

 

Por último, el grado de presencia delos proyectos en la organización del currículo depende de varias condicionescomo, por ejemplo, el número de estudiantes, las posibilidades que se ofrezcande tutoría y de seguimiento de los estudiantes, los apoyos con los cuales secuente (recursos bibliográficos, tecnológicos, materiales, entre otros). Poresto, la organización por proyectos puede alternar con otras unidadesorganizativas del plan de estudios como las que se indican seguidamente, pero cadaprograma de formación deberá incluir, al menos, un proyecto anual que, porsupuesto, irá incorporando crecientes niveles de complejidad. A los proyectosde los dos últimos años se vincularán los trabajos de grado de los estudiantes.

 

Cursos Integrados

 

Estos pueden definirse como unidadesorganizativas de contenidos y prácticas de formación que articulanconocimientos y problemas, especialmente organizados para el desarrollo delproceso formativo. El desarrollo del curso implica un conjunto de acciones queactivan una relación pedagógica durante un determinado período con unaintensidad horaria de trabajo presencial específica.

 

Su preparación y desarrollo comportala discusión de los profesores responsables de él, discusión relativa a loscontenidos temáticos como a las estrategias necesarias para el desarrollo deaprendizajes propuestos.

 

Su flexibilidad responde a losprincipios de interdisciplinariedad e integración, lo cual significa que en lapreparación y desarrollo de un curso se debe contar con la presencia dediversos campos del saber y de sus relaciones y acciones recíprocas, así comocon la utilización de estrategias pedagógicas que estimulen la reflexión y laparticipación.

 

Consecuentes con dichos principios,los cursos no deben entenderse como un listado de contenidos separados yyuxtapuestos, sino como unidades básicas que se constituyen a partir dearticulaciones entre campos de saber y práctica a través de los cuales seorganizan experiencias de formación de los futuros profesionales; por ejemplo,cursos tales como: Comunicación y valoreséticos, Cultura, educación ycomunicación, Organizacióncomunitaria y ciudadanía, Ciencia,tecnología y sociedad, Derecho ydemocracia, Ambiente y Desarrollosustentable, Procesos culturales yconstrucción de identidades, Globalizacióny economía, Modelos económicos ypolíticos, Construcción social de lasciencias, Historia y política enVenezuela, Ética y Condición Humana,Violencia y paz, Exclusión y democracia, Estado,sociedad y políticas públicas.

 

Asimismo, los cursos integrados enlos programas de formación no pueden descuidar los procesos ni los contextos deaprendizaje ni los sistemas de evaluación formativa basados en el principio deaprender a aprender y desaprender. En tal sentido, la diversidad de su ofertaconstituye uno de los aspectos fundamentales a tener presente en el diseño delos planes de estudio.

 

 


Módulos

 

Los módulos constituyen partes decontenidos formativos que pueden tener un desarrollo secuencial en laestructura curricular de los programa de formación. Como unidades que promuevenla autoformación, incluyen una serie de temas y problemas que son susceptiblesde integrar diferentes componentes de formación. Se caracterizan por sersecuencias cortas asociadas, en algunos casos, a aprendizajes específicosrelacionados con el desarrollo de una o varias competencias definidas para laformación profesional. Serán estructurados en torno a un problema central quedará unidad a sus contenidos y actividades permitiendo un enfoque interdisciplinarioen el desarrollo de los conocimientos y las competencias que estos permitenalcanzar.

 

Aunque tradicionalmente los módulosen formato impreso, de amplio uso en las modalidades de educación semipresencial o no presencial, se han caracterizado por secuencias organizativaslineales y rígidas en cuya transformación no participa el estudiante, en laactualidad pueden responder a otro tipo de organización gracias al desarrollode las tecnologías virtuales que no sólo convierten los módulos impresos enmódulos electrónicos diseñados para ser utilizados en procesos de aprendizaje,mediante la utilización de las tecnologías informáticas. En efecto, lasecuencia de acceso y recorrido o navegación por la información es flexible ysu contenido es múltiple, ya que puede incorporar elementos de multimedia-textos, imágenes, sonidos, gráficos, secuencias de vídeo-. Y, lo másimportante, incluye la posibilidad de conectar entre sí, mediante una redtelemática, distintos módulos asociados con textos ubicados en distintos sitioselectrónicos, razón por la cual, la potencialidad formativa del módulo seincrementa de manera considerable dado que permite al estudiante interactuarsobre un texto que lleva a otros textos, es decir, caracterizado por lahipertextualidad.

 

Desde luego que la incorporación demódulos como unidades curriculares, no exime la participación y responsabilidaddel profesor en los procesos formativos. Corresponde a ellos la asesoríapermanente a los estudiantes para resolver dudas y hacer seguimiento de losavances de los estudiantes. Los módulos, como cualquier otra unidad, tienenobjetivos y contenidos formativos articulados al currículo como un todo.

 

Por otra parte, un módulo puedeconstituir una unidad curricular específica articulada con otras unidades, oformar parte, por ejemplo de los proyectos, pues como se ha señalado sussecuencias temporales son cortas. De esta manera un plan de estudios puedeincorporar a lo largo del lapso académico estas unidades que permitan a losestudiantes utilizar adecuadamente su tiempo extra aula y avanzar en lasecuencia general de plan de estudios. Es recomendable que los módulos seincorporen progresivamente luego del primer año de la carrera, pues su adecuadoaprovechamiento formativo por parte de los estudiantes requiere el dominio deciertos criterios para la selección, procesamiento y organización de lainformación asociada a la formación.

 

Seminarios de investigación

 

Constituyen una forma de unidadorganizativa de conocimiento y práctica centrada en la investigación. Sumetodología y estrategias permiten profundizar abordajes teóricos, centrándoseen problemas acotados. Su desarrollo se inicia con la construcción de unplanteamiento teórico de temas/problemas de investigación, la cual reclama conmayor insistencia la integración de saberes y el trabajo en equipo deprofesores y estudiantes. La discusión permanente de los avances constituyeotra de sus características.

Seminarios de contexto

 

Esta modalidad refiere a unidadesespecialmente diseñadas para ampliar la formación integral e impulsar lainterdisciplinariedad. Con ellos se persigue que creadores, intelectuales ycientíficos de reconocida trayectoria nacional o internacional, se vinculen conla Universidad para ofrecer experiencias de formación a estudiantes,profesores, egresados y otros integrantes de la comunidad universitaria. Suduración es variable en horas y días, y la participación de los estudiantespodrá tener reconocimiento en créditos, cumpliendo los requisitos establecidosal respecto.

 

Por su importancia se estima que losestudiantes deben cubrir un número determinado de créditos en los Seminarios decontexto del total establecido para cualesquiera de los ejes de formación.

 

Talleres

 

Constituyen una forma deorganización curricular donde, a partir de la integración de contenidos, seresuelve la tensión teoría-práctica como búsqueda de unidad entre ambas, através de procesos conducentes a la producción de ciertos resultados tales como:la resolución de un problema, la producción de materiales, el diseño de unproyecto, la ejecución de un proyecto, la elaboración de un cuento, de unvideo, entre otros. Los talleres están centrados en el trabajo (proceso ycreación) y la reflexión del alumno.

 

Laboratorios

 

Constituyen un tipo de unidadcurricular centrada en un espacio organizado para la realización deaprendizajes determinados que requieren instalaciones, equipamientosapropiados, instrumentos tecnológicos y/o materiales o insumos necesarios parala práctica de unos aprendizajes. Supone el manejo de conceptos, métodos yprocedimientos y promueve el desarrollo de actitudes de convivencia y respeto.No se limitan a los campos tecno-científicos, ya que los laboratorios puedenconstituirse en espacios de estudios e innovación de prácticas sociales, porejemplo, en laboratorios de medios de comunicación.

 

Prácticas profesionales

 

Refieren a unidades curricularescentradas en trabajo de campo estrechamente asociadas al ejercicio profesional.Involucran la permanente vinculación entre conocimiento, acción y reflexión asícomo la puesta en juego de actitudes y valores éticos y políticos desolidaridad, justicia, igualdad, libertad, reconocimiento de la diferencia y dela pluralidad, tanto como de la voluntad de servicio social. Es importante quese integren con los proyectos que vinculan formación, investigación formativa einserción social, pues tienen un alto sentido formativo.

 

Requieren, igualmente, la asesoríapermanente de los profesores en conjunción con las organizaciones y personasresponsables en los contextos de realización de las prácticas.

 

9. Distribución curricular

¿Cómodistribuir las unidades curriculares de acuerdo con la perspectiva de laflexibilidad? Para atender a una distribución flexible de los contenidos yprácticas de formación es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

• El tiempo estimado para losprogramas de formación de grado es de cuatro (4) años. El año académicoconstituye la unidad de tiempo más amplia constituida por tres trimestres, concatorce (14) semanas de duración cada uno de ellos.

 

• Su flexibilidad significa que elestudiante no estará sujeto a lapsos rígidamente preestablecidos para eldesarrollo de las unidades curriculares en tiempos homogéneos, sino a unosrequisitos específicos que demanden la formación en los respectivos campos, lasdeterminadas secuencias de contenidos y prácticas de formación y los ritmos deaprendizaje. La promoción del estudiante se realizará de acuerdo con el cumplimientode los requisitos por períodos diferenciados y flexibles, pudiendo ésteculminar antes sus estudios, según sus posibilidades.

 

• El tipo de distribución flexiblede los contenidos y prácticas de formación implica que los proyectos, módulos,cursos, seminarios u otras modalidades de integración de conocimientos yprácticas, contengan los elementos relevantes y pertinentes de la formaciónintegral y tengan diferentes lapsos. Por ejemplo, un trimestre para módulos ytalleres; dos trimestre para cursos integrados, laboratorios y seminarios; trestrimestres para proyectos. El estudiante o grupos de estudiantes que puedanculminar cualesquiera de estas modalidades, especialmente los proyectos, antesdel tiempo establecido, podrá ser promovido anticipadamente y proceder a cursarotras unidades.

 

• El sistema de créditos queresponda a la integralidad y flexibilidad del diseño curricular.

 

Los ciclos deformación

 

La distribución curricular serealizará por ciclos de formación, entendidos como fases interrelacionadas delproceso de formación. Los ciclos, al tiempo que permiten salidas al campolaboral, tienen un significado para la formación científica, tecnológica,sociocultural, humanística y ético-política del futuro profesional, la cualdebe estar presente a lo largo de cada programa de formación.

 

Los ciclos constituyen unidades desecuencia que extienden y articulan el proceso de formación en el tiempo y lepermitirá al estudiante avanzar. Por esto la formación por ciclos establecerásecuencias articuladas de duración en los procesos formativos, creando unabanico de opciones y rutas de formación que posibilitarán salidas lateralespara el desempeño laboral y la continuidad o reingresos a la Universidad. Perohay que subrayar que los ciclos tienen sentido por la integralidad en laformación que los define, es decir, por la articulación de contenidos yprácticas de formación que correspondan a distintos ejes y componentes a losque se ha hecho referencia. Pero, también, porque los campos ocupacionales noestán aislados de los continuos cambios científicos, técnicos, económicos,sociales y culturales, lo cual pone en cuestión la visión profesionalizante delargo plazo que obstaculiza la posibilidad de llevar a cabo procesos deformación integral que den respuestas, a corto plazo, a las necesidades no sólode la multiplicidad de contextos laborales, sino de amplios sectores de lapoblación estudiantil que requieren insertarse en dichos contextos y, a la vez,una formación continua para su realización profesional, personal y ciudadana.

 

Teniendo presente estos aspectos, ladistribución de contenidos y prácticas de formación puede establecerse porciclos integrales de formación los cuales permitan constituir secuenciasflexibles, faciliten una formación en competencias de diferentes niveles, lomismo que la definición de opciones y rutas ascendentes de formación. Lassecuencias deben estar tan articuladas horizontal y verticalmente como parapermitir que las relaciones entre los conocimientos y las prácticas deformación, los tipos y niveles de competencias y las profesiones seleccionadaspor los estudiantes, provean posibilidades formativas en tiempos diferenciados,con reconocimiento institucional en certificación de niveles de formación y conlogro de competencias correspondiente a cada ciclo. La duración de cada uno delos ciclos puede estimarse en dos años, lo que significa abrir la posibilidadde salidas laterales al culminarse los dos primeros años de los programas deformación.

 

10. Sistema de créditos

 

 El sistema de créditos constituye una de lascondiciones regulativas de la vida estudiantil en las instituciones que puedeobstaculizar o favorecer los logros formativos de los estudiantes incide en lavida intra e interinstitucional. Conforme a los criterios establecidos para laorganización curricular, la UBV adoptará un sistema flexible de créditos,atendiendo a la diversidad de opciones de los programas formación, a lamovilidad estudiantil intra e interinstitucional y a las estrategiasinstitucionales que se pondrán en juego en las prácticas de formación;considerando que dicho sistema se relaciona con el trabajo académico de losestudiantes, buscando favorecer procesos formativos que expresen la equidad, lademocratización y una formación permanente en diferentes escenarios educativos.

 

Con dicho sistema se busca que losestudiantes pueden organizar sus trayectos de formación de manera más autónoma,pudiendo seleccionar y acceder a opciones formativas de otras instituciones,las cuales pueden tener el mismo valor para la formación y desarrollo de suscompetencias. En tal sentido, se exponen seguidamente: los propósitos básicosdel sistema de créditos; los criterios para la asignación de los créditos y lainstrumentación del sistema de créditos.

 

 

Propósitos de los créditos

 

• Fomentar la autonomía delestudiante para elegir unas actividades formativas que respondan a susintereses y motivación.

 

• Propiciar diferentes tipos deexperiencias de aprendizaje.

 

• Facilitar una organización de lasresponsabilidades del estudiante en los períodos académicos.

 

• Facilitar la adecuación al ritmodel proceso de formación a las diferencias individuales de los estudiantes.

 

• Estimular una variada oferta deactividades académicas y la creación de nuevas modalidades pedagógicas.

 

• Facilitar diferentes rutas deformación profesional integral, y con ello la movilidad estudiantil intra einterinstitucional.

 

• Posibilitar la formación endiferentes escenarios institucionales que signifiquen el mejoramiento de lascondiciones personales, institucionales, sociales y económicas de los futurosprofesionales.

 

• Flexibilizar administracióncurricular.

 

• Proporcionar un marco de referenciaclaro para procesos de transferencia y homologación de estudios.

 

• Incentivar conveniosinterinstitucionales de intercambio, transferencias y homologaciones.

 

Criterios para la asignación de créditos

 

• Un crédito constituye la unidad demedida del trabajo académico del estudiante que permite calcular el número dehoras en promedio por período académico, dedicado a las actividades vinculadascon el desarrollo de las unidades curriculares básicas (proyecto, cursointegrado, taller, etc.)

 

• A diferencia del enfoquetradicional en el que las unidades de tiempo expresan jerarquías entrecontenidos, se asume que las unidades de tiempo asignadas a cada unidadcurricular expresarán el tiempo que un estudiante debe dedicar para logrardeterminados aprendizajes asociados a contenidos y prácticas de formación. Ellopermite considerar intereses, necesidades, expectativas o posibilidades de losestudiantes y, en consecuencia, la flexibilidad en el número de créditos a serasignados.

 

• Como unidad de medida del trabajoacadémico del estudiante, se encuentra ligado a ciertas formas y grados deflexibilidad y puede asumirse como una posibilidad para que la Universidadofrezca alternativas a la formación del estudiante de acuerdo con susintereses, tiempos de dedicación, oportunidades de participación y tipos demetodologías de enseñaza-aprendizaje seleccionados. Desde tal punto de vista,unas unidades curriculares pueden privilegiar el tiempo presencial (dentro ofuera del salón de clases, porque, por ejemplo, también son presenciales lasactividades que los estudiantes lleven a cabo en comunidades); otras puedenprivilegiar el tiempo independiente (los módulos, por ejemplo). Pero en ningúncaso pueden dejar de considerares ambos tiempos (los módulos, por ejemplo,suponen un tiempo presencial de encuentro colectivo y también de tutoríaindividual; mientras los cursos integrados, de carácter más presencial, suponenun tiempo independiente).

 

• El tiempo presencial se refiere altiempo de permanencia del estudiante en una comunidad, en ambientes deprácticas profesionales, en laboratorio, en tutorías, en aula, etc., bajo ladirección de los profesores en unos casos y en otros (como las prácticasprofesionales) bajo la co-dirección de profesores y profesionales que orientaránsus actividades en dichos ambientes. El tiempo independiente es el tiempo queel estudiante dedica al tipo de actividades que no requieren la presenciacontinua del profesor, aunque sí su labor de guía y seguimiento. Tal es el casode las lecturas, la preparación de actividades para laboratorios, talleres yprácticas profesionales, redacción de informes, de ensayos, actividades deinvestigación de campo, entre otras. Ambos tiempos involucran formas deactividades relacionadas con el aprendizaje autónomo, aunque éste posee unamayor presencia en el tipo de actividades asociadas al tiempo independiente.

 

• En virtud de que los contenidos yprácticas de formación de las unidades curriculares que conforman los programasde formación, deben propiciar progresivamente mayores niveles de aprendizajeautónomo, el tiempo presencial disminuirá mientras el tiempo independienteaumentará. De manera tal que hacia los últimos lapsos el tiempo independienteserá mayor que el presencial.

 


A. Ejes de formación: descripción yobjetivos generales

 

11. Eje de Formación Epistemológico

 

Caracterización

 

El eje de formación se hallaconstituido por un conjunto de contenidos y prácticas de formación que tienencomo núcleos temáticos básicos siguientes:

 

(i) La cuestión relativa a qué es ycómo se produce el conocimiento, considerada desde el análisis de los tipos deracionalidad que sustentan las maneras de plantear tal cuestión y el carácterhistórico de los mismos.

(ii) Los principios e implicacionesepistemológicas, sociales y éticas de la vinculación entre pensamientocomplejo, interdisciplinariedad y transdisciplinariedad.

 

(iii) Los cambios éticos,culturales, educativos, epistemológicos y metodológicos, consustanciados a losvínculos entre la investigación y la transformación social en Venezuela.

 

Dichos núcleos temáticos configuranlo que antes se ha denominado componentes de formación

 

Objetivos

 

Tiene como objetivos fundamentalesformar actitudes, valores y capacidades relacionados con:

 

• El manejo de herramientas para lareflexión crítica de las perspectivas teórico-metodológicas que funcionan enlas prácticas de investigación.

 

• El análisis y la comprensión delparadigma de la complejidad como sustento de los enfoques inter-transdisciplinariosen el estudio de problemas y su conocimiento pertinente: dialógico,contextualizador, multidimensional y complejo.

 

• La realización de investigacionesque expresen una racionalidad abierta, intrínsecamente vinculadas con loscambios que vive nuestra sociedad; así como con los sectores populares,movimientos sociales y proyectos colectivos, con objetivos asociados a laconstrucción de una sociedad más justa, libre, democrática y humana.

 

B. Eje de formación Socio-cultural, Ético yPolítico

 

Caracterización

 

El eje socio-cultural, Ético yPolítico constituye un espacio curricular de carácter multidimensional en elque confluyen contenidos y prácticas de formación asociados a los campos deconocimiento histórico, socio-cultural, ético y político, de indudable valorpara formación integral. En él convergen los siguientes núcleos temáticos:

 

(i) Herencias del siglo XX:paradojas, antagonismos, barbaries (guerras, campos de concentración,desplazados, fanatismos, et cetera); nuevo orden económico y geopolíticomundial basado en la dominación de las grandes potencias y las transnacionalessobre naciones y pueblos; alcances planetarios de nuevos poderes-nuevasamenazas y de nuevas resistencias-nuevas esperanzas.

(ii) Globalización: dimensionescientífico- tecnológicas, económicas, ambientales, geopolíticas, y culturales;procesos y tendencias. Economía mundial y economías nacionales. Políticamundial y políticas nacionales. Los vínculos transnacionales entre podereconómico, poder político y poder mediático. Reconfiguraciones de lo local y delas identidades culturales; diversidad cultural y globalización.

 

(iii) Política, democracia, espaciopúblico, pueblo y ciudadanía: viejos y nuevos significados desde la perspectivade la formación del juicio ético-político y de la acción ético-política.Democracia radical y creación de cultura democrática. Democracia participativay lucha por la defensa y realización permanente de los derechos humanos. Éticacivil y democracia participativa como proyecto de transformación económica,social, cultural y política orientada a la creación permanente de una sociedadmás justa, más libre, más solidaria y más democrática.

 

(iv) Memoria histórica y comprensióndel tránsito de la democracia representativa a la democracia participativa enVenezuela, sustentada ésta en la justicia social, la libertad, la solidaridad,la co-responsabilidad y el reconocimiento de las diferencias.

 

(v) Pobreza, exclusión social ypolíticas públicas en Venezuela y América Latina.

 

(vi) Estado, sociedad, conflicto,violencia y paz. Determinaciones y efectos socio-económicos, políticos,culturales, psico-sociales de la violencia en la vida cotidiana individual ycolectiva, y en la capacidad política de individuos y grupos para su afirmaciónen proyectos democráticos de ejercicio de ciudadanía. La paz como construcciónhistórica, como proyecto socio-cultural y ético-político. El derecho a la pazcomo ejercicio libertario y democrático para deslegitimar prácticas de dominioy para construir una sociedad pluralista comprometida con el derecho de todos avivir una vida digna.

 

(vii) Historia, actualidad yporvenir del proyecto integracionista latinoamericano: Resonancias del idealbolivariano en el pasado reciente y en las búsquedas actuales para fundamentarla necesidad de integración en las nuevas condiciones históricas. El papeldecisivo de lo cultural, lo educativo y lo comunicacional en los procesos deintegración latinoamericana y caribeña.

 

(viii)    El desarrollo humano sustentable y nuestra refundación comonación: el papel de la educación, la cultura, la educación, la ciencia y latecnología en la creación de condiciones para su viabilidad interna y sulegitimidad ante la comunidad internacional. Desarrollo humano e integración.

 

Objetivos

 

Este Eje Socio-cultural, Ético yPolítico posee los siguientes objetivos fundamentales:

 

• Lograr la valoración delconocimiento histórico para el análisis y comprensión global de situaciones yproblemas en las nuevas condiciones histórico-sociales que reclaman la creaciónde conciencia acerca de la condición común y diversa de los individuos, lospueblos, las culturas así como de nuestro arraigo como ciudadanos de la tierra.

 

• Desarrollar la capacidad deanálisis y reflexión crítica ante las condiciones históricas del presente, cuyacomplejidad e incertidumbre se asocia al entrecruzamiento de procesos ytendencias mundiales, regionales y nacionales, con efectos de cambios profundosen todos los órdenes de la vida social: económico, científico, tecnológico,político y cultural.

 

• Contribuir con el forjamiento delejercicio ciudadano arraigado en el juicio político, en la ética de laresponsabilidad, de la solidaridad y del reconocimiento y respeto de lasdiferencias, indispensables para la construcción de una cultura democrática.

• Fomentar la valoración crítica delsentido que tiene el conocimiento histórico de la democracia venezolana, paraLa comprensión de las nuevas condiciones histórico-culturales en las quearraiga la necesidad de crear nuevas formas de espacio público y departicipación ciudadana.

 

• Ofrecer herramientas de análisispara la contextualización de conocimientos, propuestas y prácticas detransformación, en función del desarrollo integral del país que reclaman laco-participación del Estado y la sociedad en la superación de la pobreza y laexclusión social.

 

• Desarrollar la capacidad deanálisis y comprensión de situaciones y problemas cotidianos cruzados pordiversas formas de violencia, así como la capacidad de participar en la generacióny realización de propuestas vinculadas con la creación de una cultura de paz enespacios concretos de acción individual y colectiva.

 

• Ofrecer herramientas para lacomprensión, en perspectiva histórica del proyecto integracionistalatinoamericano y caribeño, la valoración crítica de sus condicionantes y latoma de conciencia sobre la importancia de coadyuvar en el impulso del procesode integración en América Latina y el Caribe.

 

• Propiciar la comprensión de nuevosenfoques del desarrollo que impugnan el enfoque economicista, privilegiando elrescate de las potencialidades humanas mediante procesos autogestionariosbasados en la participación democrática y en la generación permanente delaprendizaje social para afrontar colectivamente los problemas locales,regionales y nacionales, y para impulsar iniciativas de integraciónlatinoamericana y caribeña en ámbitos vitales para el desarrollo humano.

 

C. Eje de Formación Profesional

 

Caracterización

 

El Eje de Formación Profesional estáconstituido por un conjunto de contenidos y prácticas de formación que tienencomo núcleos temáticos básicos, aquellos que se definan como fundamentales parael correspondiente ejercicio profesional, considerando el perfil profesional yel perfil de competencias que se defina en el respectivo programa.

 

 Dichos núcleos temáticos configuran lo que seha denominado componentes de formación.

 

Objetivos

 

Este componente tiene como objetivosfundamentales formar actitudes, valores y capacidades inherentes al ejercicioprofesional, que consideren:

 

• El ejercicio de la profesión comocompromiso con los intereses nacionales, la responsabilidad con lo público y lasolidaridad social.

 

• El uso crítico de metodologíascuantitativas y cualitativas como recursos de la investigación, laidentificación de supuestos, el planteamiento de problemas y exploración dealternativas de solución, valorando la importancia del contexto, el trabajointerdisciplinario y la participación de las comunidades.

 

• El manejo de conceptos y lainterpretación de datos de alto nivel de complejidad, la formulación deproyecciones en escenarios cruzados por incertidumbres y la generación dehipótesis plausibles.

 

• La generación y transferencia deconocimientos para la resolución de problemas sociales, innovando procesos queatiendan la complejidad de los contextos, los cambios sociales ytecnológicos,  las necesidades sociales ylas demandas del desarrollo integral del país.

 

• El desarrollo de procesosdinámicos de gestión que genere, para generar en las comunidades y en laspersonas, el interés de velar y actuar en pro del bien común, conforme a losrequerimientos de la sociedad venezolana.

 

• La formulación y ejecución deproyectos y programas relacionados con campos de desempeño profesional, desdela perspectiva del desarrollo integral del país con la visión del desarrollohumano sustentable y las posibilidades de integración a nivel latinoamericano ycaribeño.

 

D. Eje de Formación Estético y Lúdico

 

Caracterización

 

Este eje de formación estáconstituido por un conjunto de experiencias formativas en las que encuentranespacio la educación artística y la educación deportiva desde la perspectiva dela experiencia estética; es decir, desde la posibilidad que abren el arte y eldeporte como vivencias de libertad para forjar en los sujetos la capacidad demirarse y hacerse a sí mismos de modo diferente a los patrones dominantes devaloración de sí mismos y de los otros.

 

Así contribuye este eje de formaciónético-estética al sentido de la creación de nosotros mismos como los sujetosque debemos ser, en cuanto una elección libre implica una relación deresponsabilidad consigo mismo y con los demás, es decir, el compromiso con lalibertad de uno mismo y la de otros.

 

Se reconoce, así, que la relacióncon el arte y con el deporte como vivencia estética y ética es de enorme valorpara la formación integral de nuestros estudiantes como sujetos capaces deelegir libremente lo que deben ser sin anclajes confortables en la obligación.Por esto, la educación estética no es entendida como un complemento de la formación de los estudiantes universitarios, sinoun eje fundamental para su desarrollo multifacético e integral, porque lasmujeres y los hombres dotados de un espíritu reflexivo y sensible no pueden serespectadores indiferentes al sufrimiento humano experimentado en la sociedadcontemporánea ni a las luchas que se llevan adelante por una sociedad máshumana y por una vida más digna.

 

Objetivos

 

Tiene como objetivos fundamentales:

 

• Ofrecer herramientas de análisispara el cuestionamiento de ciertos valores y comportamientos que la sociedadactual impone a sujetos sometidos al consumo, a la competencia como único fin yal individualismo egoísta.

 

• Contribuir con la formación de losestudiantes en la relación consigo mismos como sujetos que se resisten a lasimposiciones homogeneizantes de lo que se debe ser, asumiendo la constituciónde sí mismos como una tarea inacabada con márgenes de libertad para elegir enlas situaciones que tenga que afronten y participen de manera creadora en su propia transformación.

 

• Atender de manera sistemática eldesarrollo de la creatividad, la imaginación, la sensibilidad y la capacidad degoce estético, a través del conocimiento y práctica de las artes y el deporteen sus plurales y diversas expresiones, donde se construyan sentidosindividuales y colectivos de forma creativa, solidaria e inclusiva.

 

• Prestar especial atención yorientar a los estudiantes cuyas aptitudes e intereses se dirijan hacia el artey el deporte para asegurarles su profundización en estos campos medianteprogramas destinados a tal fin.

 

Los Ejes aquí descritos constituyenun marco referencial para el diseño de los programas de formación en losniveles de grado y de educación avanzada. Asimismo, un importante sustento parala determinación de unidades curriculares comunes a todos los programas deformación de grado.


CAPÍTULO 6

 

Los Programas

de Formación

 

 

Caracterización general

 

En correspondencia con susfinalidades y su visión, los programas de formación que ofrecerá la UniversidadBolivariana se acogerán al principio de educación para el resto de la vida,brindando acceso a oportunidades educativas múltiples y flexibles tanto desdeel punto de vista de los ámbitos, contenidos, experiencias, trayectos yniveles, como desde el ángulo de los diversos sectores de la población a lascuales van dirigidos. En esta perspectiva, la Universidad incorpora lossiguientes programas de formación: Programa de Iniciación Universitaria,Programas de Grado, Programas de Formación Avanzada y Programa de EducaciónPara Todos.

 

La justificación de los programas deformación descansa en la relación que se establece entre los avances del sabercientífico, humanístico y tecnológico, así como en la detección de necesidadesa las cuales debe responderse para contribuir con el desarrollo integral deVenezuela. De allí su experimentalidad y su sujeción a evaluación permanente, alos efectos de reformas, eliminación o sustitución.

 

1.Programa de Iniciación Universitaria (PIUNI)

 

Caracterización

 

El Programa de Iniciación representael nivel con el cual se inician los trayectos de la formación que impartirá laUniversidad. Busca ofrecer soluciones a determinados problemas de nuestraeducación superior, considerando el agotamiento de respuestas a los estudiantesque aspiran a ingresar a las instituciones y que ingresan o no a ellas, talescomo los cursos propedéuticos de impronta remedial o de nivelación de conocimientos.Por ello constituirá un programa permanente aunque sujeto a revisión y cambiossistemáticos.

 

El Programa formará parte delconjunto de la Universidad, manteniendo relaciones esenciales con los distintossectores de la misma para recibir sentido y apoyo en la realización de susobjetivos.

 

Justificación

 

Está demostrado que la organizaciónuniversitaria tradicional no ha garantizado la retención adecuada de quieneshan accedido y acceden a este nivel de la educación por ausencia de incentivosy mecanismos que aseguren su permanencia. Ante tal situación, el PIUNI seconstituirá como un nivel iniciador de saberes superiores, a través de unaacción formativa e integradora que se apoya en una organización académica deacompañamiento y orientación tutorial, para contribuir a superar lasdificultades que se originan en las debilidades del sistema educativo general eincidir en los logros de formación asociados al perfil que se ha definido, puesofrecerá a los estudiantes herramientas fundamentales para afrontar lasexigencias de los Programas de Grado Profesional.

 


Objetivos generales

 

• Asegurar en este nivel laorientación personalizada pertinente para que el estudiante encuentre larespuesta más aproximada y congruente con sus expectativas existenciales y conla posibilidad de reorientarse hacia otras carreras.

 

• Proporcionar una educación decarácter formativo-orientadora, con especial hincapié en el desarrollo deprocesos de pensamiento, de metodologías de indagación y en el desarrollo delestudiante como sujeto de su propio aprendizaje y constructor activo de susaber.

 

• Favorecer en el estudiante laaceptación de sí mismo y la posibilidad de lograrla mediante esfuerzoscomprensivos y compartidos a fin de enfrentar los desafíos futuros.

 

• Propiciar el ejercicio de libertadresponsable, sobre la base de experiencias pedagógicas que tengan su soportemedular en el sistema tutorial.

 

• Responder a la formación inicialde los estudiantes, manteniendo congruencia con los requerimientos de losProgramas de Grado, con cuyos objetivos se vinculará.

 

Objetivos específicos

 

• Incorporar, por medio de unaacción integral, los objetivos del nivel de Iniciación al ideario institucionalde la Universidad.

 

• Incentivar en los estudiantesconductas que canalicen actitudes personales y grupales identificadas con lainstitución a la que pertenecen.

 

• Procurar que el estudiante accedaal nivel de Grado poseyendo habilidades y hábitos implícitos en el procesointelectual y en el procesamiento de información.

 

• Lograr la superación deinadecuados hábitos metodológicos adquiridos en niveles anteriores, referidos ahabilidades que el estudio y el aprendizaje requieren, fomentando el trabajocompartido y propiciando el esfuerzo individual.

 

• Iniciar y ejercitar a losestudiantes en prácticas básicas de investigación, análisis y síntesis,orientadas al desarrollo de procesos intelectuales y de la capacidad deexpresión escrita y oral. Así como en el uso de herramientas básicas decomputación y manejo de la Internet.

 

• Impulsar el estudio independiente.

 

• Desarrollar actividades quefavorezcan el privilegio ético de lo colectivo como marco de realizaciónindividual.

 

• Favorecer una acción pedagógicaque tienda a facilitar y a animar la participación del estudiante, tutelando suaccionar formativo.

 

Estrategias Pedagógicas

 

Las estrategias pedagógicas tendránen cuenta que la población estudiantil proviene de diferentes realidadessocio-culturales y, por ende, con sus propios saberes culturales y con distintosniveles de formación de acuerdo a las dinámicas de las instituciones deeducación media diversificada y profesional en las que estudió.

 

Acordes con la concepción pedagógicaque anima el Proyecto Educativo de la Universidad, las estrategias pedagógicasse basarán en:

 

• Una interacción entre profesores yestudiantes que permita, en ambiente de respeto mutuo que le da valor y vigor,la recreación de saberes en forma libre y compartida.

 

• La prioridad que se dará a laexploración sobre la adquisición de conocimiento, a efectos de fomentar en elestudiante su capacidad para la indagación. Ello supone que los profesoresreconozcan estas capacidades y que su labor más que de docentes que se suponenposeedores de verdades que se transfieren a los estudiantes, también es deindagación.

 

Conforme al principio departicipación, los contenidos (situaciones específicas de aprendizaje dondeconvergen actividades articuladas y modalidades de evaluación formativa), seránel resultado del trabajo compartido entre los profesores que tendrán a su cargoel desarrollo de este programa.

 

2. Programas de Formación de Grado:Lineamientos generales

 

Caracterización General

 

Los Programas de Grado constituyen lasunidades académico-administrativas en las que los estudiantes desarrollarán sutrayectoria de formación profesional integral relacionada con el campoprofesional vocacionalmente elegido.

 

Su estructura organizativa y susdinámicas deberán responder a las bases conceptuales y estratégicasconsideradas. Sus proyectos particulares responderán a las políticasinstitucionales definidas en los ejes estratégicos del plan de desarrolloinstitucional, descritos en el capítulo 7.

 

Los objetivos, perfiles y logros queidentificarán y otorgarán identidad a los Programas de Grado, se sustentarán enla articulación, a través de proyectos, del trabajo docente interdisciplinario,la investigación formativa y los vínculos con la sociedad, conforme al ProyectoEducativo de la Universidad y su expresión en el perfil del egresado de laUniversidad.

 

El diseño y desarrollo de losProgramas de Grado estará a cargo de equipos interdisciplinarios.

 

La organización de loscorrespondientes planes de estudio deberá estar en consonancia con criteriosorientadores de la función académico-formativa, los lineamientos y pautascurriculares, la identidad del egresado, formulados en éste y el precedentecapítulo.

 

Finalidades

 

Los Programas de Grado, desde laperspectiva de ciudadanos que trabajan como ciudadanos, estarán orientados a laformación integral de profesionales capaces de:

 

• Afrontar positivamente situacionesde alta complejidad, valorando la incertidumbre epistemológica como fuente devitalidad del conocimiento.

 

• Ejercer nuevos modos de pensar enla generación de conocimientos que contextualizan lo específico en contextosmultidimensionales y complejos, y valoran la comprensión del mundo, de nosotrosmismos y de los otros para aprender a convivir con las diferencias constitutivasde la condición humana.

 

• Manejar diversos marcos depensamiento y de acción en la investigación, en el diseño y gestión deprocesos, sustentados en la comprensión de ámbitos sociales complejos,heterogéneos y dinámicos.

 

• Participar en el desarrollointegral de Venezuela como profesionales altamente calificados, éticamenteresponsable y ciudadano comprometido con la consolidación de nuestrademocracia: (i) realizando aportes vinculados con las diversas dimensiones dedicho desarrollo en sus niveles local, regional y nacional; (ii) ejecutando susacciones en horizontes éticos asociados a su ejercicio como profesionales, comociudadanos y como seres humano de espíritu libre, mente abierta y respetuososde la dignidad de las personas; (iii) planteando problemas y explorandoalternativas valorando la importancia de contextos cruzados por laincertidumbre; (iv) actuando como agentes innovadores de procesos, atendiendo alos cambios sociales y tecnológicos; (v) desarrollando procesos dinámicos de gestiónpara generar en las comunidades y en los individuos el interés de velar yactuar en pro del bien común conforme a los requerimientos de la sociedadvenezolana; (vi) asumiendo actitudes de compromiso, solidaridad,responsabilidad, respeto y servicio en el ejercicio de sus funciones; (vii)contribuyendo a crear cultura democrática en sus espacios cotidianos de acción;(viii) generando y difundiendo conocimientos aplicados al diseño y ejecución deproyectos y programas, con miras a la mejora de los ámbitos de acción; (ix)contribuyendo a difundir nuevos marcos de comprensión del mundo y de nosotrosmismos; (x) diseñando y desarrollando proyectos y programas de carácterinterdisciplinario relacionados con su medio profesional; (xi) actuando enconsecuencia con los principios constitucionales, los ordenamientos legales ylas normas morales de responsabilidad y tolerancia, indispensables a laconvivencia democrática.

 

• Contribuir a enriquecer su campoprofesional, mediante el ejercicio de su profesión con un profundo sentidoético y ciudadano, la puesta en juego su capacidad de valoración social,política y ética en el análisis y contextualización de problemas; los aportes ala generación y socialización de nuevos marcos de comprensión asociados a sucampo de ejercicio profesional y el ejercicio de la crítica a las ideasincluyendo las propias.

 

Experimentalidad

 

El carácter de experimentalidad delos programas estará vinculado con dichas finalidades. Y se deriva de larelación que establecerá la Universidad entre los avances científicos,humanísticos y tecnológicos, y la detección de las problemáticas y aspectosdesasistidos, claves para el desarrollo integral y sustentable de Venezuela.Ello requiere la evaluación permanente de sus ofertas académicas y la incorporaciónde los cambios necesarios para el mejoramiento de su calidad, lo cual puedeconducir, incluso, a la eliminación de Programas de Grado existentes y a lacreación de otros, conforme a la legitimación de los mismos en la vinculaciónexplícita de la Universidad con los requerimientos de la sociedad venezolana,sustentada en el diagnóstico de su realidad social, económica, política ycultural, y en la proyección de escenarios posibles.

 

Lapsos Académicos

 

La Universidad propenderá a lacreación y desarrollo de Programas de Grado con lapsos académicos de cuatro (4)años.

 

Programas de formación de grado de la UBV

 

Para el año 2004 se prevé el iniciode los Programas de Grado en dos fases:

 

PrimeraFase: Comunicación Social; Gestión Socialdel Desarrollo Local y Gestión Ambiental.

 

SegundaFase: Estudios Políticos y Gobierno;Derecho y Gestión en Salud Pública.

 

Ampliaciónde la oferta: La oferta de programas deformación de grado irá ampliándose de manera progresiva, para lo cual setendrán en cuenta las necesidades regionales en las cuales se abrirán lasdistintas sedes de la UBV.

 

3. Programas de Formación Avanzada.Lineamientos generales

 

Justificación

 

En los tiempos actuales, laUniversidad no sólo se ve enfrentada al reto de una formación profesional denuevo tipo, pues su función social también se justiprecia en la medida en quecalifica su finalidad medular de formación a través de programas de educaciónavanzada que permitan dar respuesta a los siguientes requerimientos: (i) lageneración de nuevos conocimientos que enriquezcan los campos de saber; (ii)las necesidades de formación continua de profesionales; (iii) la calificaciónde sus profesores, con vista a su más alta formación académica como aspectofundamental de su desarrollo institucional; (iv) la sostenibilidad de susvínculos con diferentes áreas del desarrollo social; y (v) las formas decooperación nacional e internacional que, en la actualidad, están dejando deser electivas. Se alude aquí a los tipos de pertinencia que justifican lacreación y desarrollo del nivel avanzado en los estudios universitarios:pertinencia teórica, pertinencia social y pertinencia institucional.

 

En aras de la inacabada realizacióndel vínculo entre su calidad académica y su compromiso social, la UniversidadBolivariana de Venezuela, organizará y ejecutará sus Programas de FormaciónAvanzada atendiendo a dichos requerimientos, contextualizándolos en nuestra realidad,dentro de la Constitución, del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social,de las Políticas y Estrategias para el Desarrollo de la Educación Superior enVenezuela, y en el del Proyecto Educativo de la Universidad. En resumensignifica que dichos Programas deberán tener pertinencia por sus aportes: (i)al desarrollo integral del país, mediante la comprensión de sus situaciones yproblemas económicos, sociales, culturales, educativos y políticos, dirigidos aofrecer diversas alternativas de solución, (ii) al desarrollo del conocimientocientífico, tecnológico, social y humanístico, (iii) la calificación académicade los profesores en su papel ineludible de investigación orientada a lacreación de conocimientos relativos a sus respectivos campos de acciónacadémica, y (iv) a la creación de nuevas formas de comprensión del mundo y denosotros mismos, como a la reestructuración de las formas de comprensión en laconciencia pública.

 

Estas expresiones de pertinencia soninseparables de las necesidades asociadas a la integración en perspectivalatinoamericana y caribeña, pues contribuirán a favorecer la vinculaciónsistemática entre educación, conocimiento y desarrollo, acorde con losacontecimientos mundiales contemporáneos, como a la asunción de un modo propiode insertarse en las mutaciones que el mundo está experimentando. Estaperspectiva resulta ineludible para que la consolidación de los Programas deFormación Avanzada se constituya en palanca fundamental del desarrolloinstitucional y nacional; razón por la cual la Universidad dará prioridad aesta actividad sustantiva en estrecho vínculo con la investigación.

 

Por otra parte, tales expresionesexigen mayor rigor en los Programas de Formación Avanzada en términos decalidad, para ocupar un lugar relevante en el país y en el exterior, medianteproyectos que los vinculen a las respuestas que se esperan de ellos. En efecto,en la perspectiva actual, crear y mantener la excelencia de estos programas,debe constituir una tarea determinante como fuente para la creación de nuevosconocimientos y desarrollo tecnológico, y para que Venezuela compita en menordesventaja con los países altamente desarrollados. Para tal fin se requerirá deprogramas sólidos y un prestigioso núcleo de investigadores que marque la diferenciay, a la vez, facilite que la Universidad se vincule de manera dinámica con losdiversos sectores de la sociedad.

 

Orientación de esfuerzos institucionales

 

Para fortalecer la naturalezaesencialmente académica de la Universidad, conforme a sus estrategias dedesarrollo institucional, los esfuerzos institucionales se orientarán, a cortoy mediano plazo, hacia las áreas de las ciencias sociales y las humanidades,destacando su calidad académica y su impacto cultural y social. Vertiente queemana de aquellos problemas que aquejan a la sociedad venezolana en el campo dela economía, la política, la gestión pública, la cultura democrática, laeducación, la comunicación social, el medioambiente, el derecho, entre otros,cuya importancia se concibe en la perspectiva de incorporar resultados deinvestigación en la vida pública.

 

El objetivo de establecer estasprioridades tiene como sentido el fortalecimiento de la identidad institucionalde la Universidad, mediante Programas de Estudios Avanzados encaminados tantoal estudio de dichos problemas para ofrecer alternativas de solución, como a laformación de profesionales altamente cualificados, capaces de contribuir con eldesarrollo integral de la sociedad venezolana y con la transformación delEstado. Por lo tanto, es necesario conjugar esfuerzos de las distintasexpresiones académicas para contar con una concepción muy clara de losbeneficios de la imbricación entre los estudios avanzados y la investigación, yde éstos con otras funciones sustantivas de la Universidad como la formación deGrado y la proyección hacia la sociedad. En el primer caso, mediante lacreación de Programas de Formación Avanzada con claro sustento en programas ylíneas de investigación; en el segundo, fundamentalmente, a través de la formaciónavanzada de sus propios profesores quienes, como ya se indicó en loslineamientos de los Programas de Grado, realizarán su actividad docente consoporte básico en la investigación formativa.

 

En cuanto a los niveles, se daráprioridad al nivel de Maestría y al Doctorado, pues éstos constituyen espaciosprivilegiados para el trabajo investigativo considerado desde susarticulaciones con las nuevas perspectivas epistemológicas y teóricas y de surealización como producto del análisis y comprensión de los procesos desde lacomplejidad que los constituye. No obstante, tal prioridad no será impedimentopara ofrecer los niveles de ampliación y especialización, vinculados a losprogramas de maestría y doctorado.

 

Orientación epistemológica y pedagógica

 

• De acuerdo con los principios decomplejidad e incertidumbre y con los criterios de la funciónacadémico-formativa de la Universidad, los Programas de Formación Avanzada queésta diseñe y desarrolle, deberán sustentarse en la existencia de programas y líneasde investigación articuladas a formas de inserción social, como soporte de laacción formativa orientada a la generación de conocimientos en cuanto procesointerdisciplinario y en perspectiva transdisciplinaria.

 

• La pertinencia teórica de losProgramas en sus niveles de Maestría y Doctorado, estará dada por lainvestigación como producción de conocimientos orientada al enriquecimiento delos respectivos campos teóricos, lo que supone la formación de competenciasepistemológicas para la realización de esta tarea. La diferencia entre ambosniveles radicará en el mayor énfasis de dicha formación a nivel de Doctorado,tanto como en los aportes inéditos a los que debe conducir la investigacióndoctoral, entendidos éstos como aportes a la generación de nuevos referentes decomprensión para los problemas abordados.

 

• La formación que brindarán dichosprogramas también será de carácter integral en el sentido que se ha expuesto,es decir, fortaleciendo en sus estudiantes las capacidades intelectuales, lascompetencias cognoscitivas complejas, la capacidad de relacionarse con laincertidumbre y la complejidad, y de participar en el desarrollo integral delpaís como profesional altamente cualificado, éticamente responsable y ciudadanocomprometido con la consolidación de nuestra democracia. Lo cual implicaconcebir la investigación que le servirá de soporte como un proceso de acciónorganizada e institucionalizada, la cual requiere del trabajo en equipo y deuna visión, valores, objetivos e intereses compartidos, a fin de dar respuestaa los problemas que demandan comprensión compleja y acciones integradas paraafrontarlos.

 

• En consecuencia, la orientación delos Programas de Formación Avanzada, no serán disciplinaria niprofesionalizante. Así, los mismos podrán tener resonancia tanto nacional comointernacional, por la forma de afrontar sus respectivos ámbitos de conocimientoy acción.

 

Propósitos

 

En consonancia con la justificacióny las orientaciones formuladas, los Programas de Formación Avanzada tendráncomo propósitos:

 

• Arraigar en la Universidad unacultura académica basada en la investigación y la formación avanzada comofactores indisolubles en el logro de una mejor calidad y pertinenciainstitucional.

 

• Orientar investigaciones quefortalezcan el desarrollo regional y nacional, en aspectos asociados a losprogramas.

 

• Impulsar la vinculación con lossectores sociales, productivos y públicos, destacando los puntos de encuentroentre éstos, a través de proyectos de investigación con riesgo y resultadoscompartidos.

 

• Fomentar la formación deinvestigadores en campos de conocimiento que sean de competencia de losProgramas de Formación Avanzada.

 

• Propiciar el desarrollo deproyectos de investigación y la consolidación de los estudios avanzados,mediante acuerdos de integración con otras instituciones, aprovechando lasoportunidades y beneficios que ofrece el trabajo interdisciplinario.

 


4. Programa de Educación para Todos

 

Este Programa estará conformado poruna diversidad de opciones que, de acuerdo con las posibilidadesinstitucionales, estarán abiertas a la comunidad en general, y en particular aquienes aspiran acceder a ellos sin que provengan del sistema educativoescolar, o que procediendo de él, tengan o no titulaciones, deseanactualizarse, capacitarse, o encontrar espacios de discusión en torno a temasde su interés. Entre sus modalidades estarán comprendidas:

 

• Cursos de capacitación.

 

• Actividades de actualización.

 

• Grupos de estudio.

 

• Ciclos de conferencias.

 

• Seminarios abiertos al públicointeresado.

 

Todas ellas inspiradas enexperiencias desarrolladas en Venezuela y en otros países en los que se ofrecencursos periódicos de formación continua para el público interesado en cubrirnecesidades educativas y expandir sus deseos de conocimiento.


CAPÍTULO 7

 

El ámbito

de la investigación

 

 

 

Consideraciones preliminares

 

La Ley de Universidades y las nuevaspolíticas para el desarrollo de la educación superior en Venezuela, establecenque la investigación es una actividad fundamental de la Universidad no reducidaal trabajo de especialistas, sino como una tarea de búsqueda y creación desaberes y conocimientos que atañe a profesores y estudiantes. En lascondiciones actuales, esto implica un continuo análisis de la realidad local,nacional y mundial, con enfoques complejos y trabajo interdisciplinario quepermitan dilucidar las interrelaciones entre los diversos factores de la vidasocial, económica, política, cultural y moral, así como generar nuevos marcosde comprensión en lugar de reforzar los que hemos aprendido. También implica eldespliegue de esta actividad en un espacio de libertad para dar respuesta a losdesafíos sociales que le plantea el contexto en el que se inserta. Las tareasde investigación han de facilitar que el conocimiento se enriquezca con lareflexión, la práctica con la discusión teórica y el análisis de la realidadcon el compromiso de contribuir a una sociedad mejor.

 

Presentamosseguidamente aspectos relacionados con la razón de ser de la investigación enla Universidad y algunas políticas y estrategias para el desarrollo de lamisma.

 

1. Elementos diagnósticos de lainvestigación

en la universidad venezolana

 

Es pertinente comenzar reconociendoque en nuestras universidades no sólo existe investigación sino investigaciónde excelente calidad. Sin embargo, este hecho no está exento de problemas querefieren a asuntos de cantidad y de calidad, pero también a los enfoques yalcances asociados a las condiciones que favorecen o desfavorecen laarticulación de la investigación con las otras funciones académicas de lasuniversidades, con la demanda social de conocimientos, y de los investigadoresentre sí. Al respecto, una rápida mirada acerca la realidad de la investigaciónen las universidades, revela ciertas tendencias dominantes, las cuales puedenresumirse de la siguiente manera:

 

• El carácter de la investigaciónuniversitaria como un hecho individual y aislado. En efecto, la desarticulaciónes obvia en distintas expresiones: entre investigadores e investigaciones,incluso inscritos en un mismo campo de conocimientos; entre la investigación yla propia universidad, pues aquella se realiza al margen de la función docentey de la conocida como función de extensión; y entre la investigación y lademanda social de conocimientos. Dicho carácter es reforzado por mecanismos deestímulos y premios académicos que se otorgan en instituciones nacionales.

 

• Como consecuencia de dichocarácter, cada investigación individual se convierte en una actividad sinvínculos con esfuerzos asociados a algún programa de naturaleza colectiva einstitucional y, en el mejor de los casos, con vínculos hacia grupos de la comunidadacadémica internacional, ajenos a la vida misma de la universidad a la cual sepertenece.

 

• Algunos intentos de articulaciónse expresan en la definición de ciertas líneas de investigación. No obstante,sus modos de funcionamiento responden más a agrupaciones temáticas que adefiniciones programáticas que posibiliten la complementariedad de esfuerzosindividuales para la consecución de logros en diversos niveles y secuenciastemporales de la investigación, vista como un proceso en el cual convergen distintosenfoques y estilos.

 

• Predomina también la falta dearticulación entre la investigación universitaria y los currículosuniversitarios. Pese a las declaraciones no se incorpora la actividadinvestigativa como parte integral y esencial del proceso formativo y, de hecho,parece funcionar la idea de que el desarrollo de actividades investigativas eneste plano constituye un obstáculo para la titulación o profesionalización. Laconsecuencia más negativa de ello es la severa dificultad de crear una masacrítica de la que puedan emerger, más adelante, investigadores de alto nivel.Por otra parte, la actividad investigativa en los niveles de pregrado gira,predominantemente, en torno a los trabajos de grado de los estudiantes,desarrollados de manera aislada por la ausencia de mecanismos institucionalesde articulación que permitan insertar los incipientes esfuerzos deinvestigación en líneas y proyectos de investigación institucional.

 

• Asociado al punto anterior, puedeadvertirse un vacío de investigadores que conjuguen su hacer de producción deconocimiento con las labores de docencia universitaria, tanto como de docentesuniversitarios idóneos en campos específicos de conocimiento que realicen demanera permanente actividades de investigación. Tras este vacío subyace ladicotomía entre docencia e investigación.

 

• Finalmente, se debe reconocer quelos aspectos señalados expresan condiciones institucionales que propenden acrearlos y a mantenerlos, no tanto por ausencia de políticas, sino por razonesde índole organizacional que marquen giros hacia una cultura que permita elaccionar investigativo con claros sentidos de impacto hacia la sociedad y haciala Universidad misma.

2. Razón de serde la investigación en la UBV

 

La investigación, parte esencial dela Universidad, responderá a cuatro finalidades que definen su razón de ser: laformativa, la auto-reflexiva, la de vinculación social y la prospectiva.

 

3. Finalidad formativa

 

En consonancia con la tarea esencialde la Universidad contemporánea, la cual consiste en la reestructuración de lasmaneras de pensar, el accionar investigativo de la UBV vinculado a la funciónformativa, buscará forjar en los profesores y los estudiantes un tipo depensamiento, unas actitudes y unas competencias que los hagan capaces de: (i)descubrir las dimensiones epistemológicas, éticas y estéticas del conocimiento;(ii) superar las dicotomías entre teoría y práctica, entre reflexión yconocimiento, entre crítica y proposición; (iii) aportar nuevas opciones y formasde comprensión para afrontar la incertidumbre propia de estos tiempos; (iv)crear más y mejores soluciones a los problemas que plantea una realidad enpermanente y acelerados cambios. El desarrollo de prácticas investigativassistemáticas y permanentes, organizadas como proceso fundamental en la culturade la Universidad, es una condición necesaria para enfrentar la globalizacióndel mundo cuyo principal factor cultural y económico es el conocimiento, y cuyorasgo distintivo es la diversidad.

 

En virtud de la investigación, laUniversidad no formará profesionales capacitados para manejar conocimientos ytécnicas dadas, sino profesionales capaces de evaluar, discernir y decidirentre diferentes opciones y ofrecer otras que resulten apropiadas para respondera los retos ante los cuales se sitúa Venezuela, con conciencia de lasdificultades que tales retos comportan.

 

4. Finalidad auto-reflexiva

 

La Universidad constituye porexcelencia el espacio donde debe tener lugar la permanente auto-reflexión conmiras a los cambios permanentes de sus prácticas institucionales y discursivas,porque sólo es una organización que forma y crea saber, sino que hace suyo unproceso continuo de renovación que evita el encierro en sí misma. En talsentido, el quehacer investigativo de la Universidad Bolivariana de Venezuelaincorporará como una de sus líneas directrices el estudio y debate de loscambios materiales, técnicos, culturales, sociales, políticos y éticos, entreotros, lo mismo que las formas como la Universidad se relaciona con y respondea ellos mediante el ejercicio de sus funciones de formación, investigación,inserción social y cooperación nacional e internacional. Se trata de mantener ala Universidad abierta permanentemente a los cambios, no para ajustarse acríticamentea ellos, sino para mantener los vínculos dialécticos entre transmisión ytransformación de valores; entre respuesta y actitud crítica ante las demandasde los sectores productivos, de la sociedad en general y del Estado; entreautonomía en sus criterios de gestión y eficacia, entre sus funcionesculturales, intelectuales y críticas y su presencia en la sociedad; entre lolocal y lo global...

 

5. Finalidad de vinculación social

 

El quehacer investigativo de laUniversidad se desarrollará atendiendo a dos líneas de acción. La primera,orientada al proceso de generación de conocimiento para contribuir alenriquecimiento de campos de saber y, en consecuencia, al desarrollocientífico, tecnológico y humanístico del país. La otra, orientada a la creaciónde conocimientos que respondan a necesidades específicas de su entorno, encumplimiento de su compromiso con la búsqueda de soluciones para mejorar lascondiciones de vida de las comunidades y con el desarrollo integral del país,para la creación de condiciones de existencia más dignas. En ambas líneas, seincorporará el papel fundamental de contribuir al logro de cambios en lacomprensión de la vida pública, a través la difusión continua de los avances ylogros de dicho quehacer.

 

Asimismo, atenderá, con sentidoproyectivo a la formulación y el análisis de escenarios deseables y viablessobre los cuales deberán operar sus actividades de investigación, para hacerlasproactivas ante los contextos inciertos en los que se inscribe.

 

6. Algunaspolíticas y estrategias para el desarrollo cualitativo, eficiente y sostenidode la investigación

 

La Universidad propenderá a realizaresfuerzos integrales, cooperativos y planificados que atiendan a los siguientesaspectos:

 

• Políticas de fomento y divulgaciónque formen parte integral de la política académica general y atiendan a losprincipios básicos de la investigación inter y transdisciplinaria, a lageneración de conocimientos que contribuyan al desarrollo científico,tecnológico y humanístico y a necesidades específicas de su entorno y deldesarrollo integral del país.

 

• Política de cooperacióninterinstitucional, también como parte integral de la política académica de laUniversidad.

 

• Establecimiento y ejecución de unconjunto de estrategias tendentes a garantizar la viabilidad y sostenibilidadde las acciones investigativas institucionales.

 


7. Acerca de las políticas de fomento

 

La adopción de estas políticas seorientan bajo las siguientes estrategias:

 

• Adopción de la investigacióninterdisciplinaria como práctica institucional, mediante la conformación yapoyo a grupos de trabajo interdisciplinarios que realicen sus investigacionescon base en programas y líneas de investigación.

 

• Difusión continua de los avances ylogros de la actividad investigativa de profesores y estudiantes.

 

• Prioridad de profesores adedicación exclusiva, establecimiento de vínculos con profesores de otrasuniversidades y centros de investigación que se articulen de manera regular alas actividades institucionales de investigación.

 

• Prioridad de inversionesorientadas a crear condiciones favorables para el quehacer investigativo:laboratorios, bibliotecas y hemerotecas; equipos de computación conectados abases de datos nacionales e internacionales y a grandes centros de investigación;espacios de trabajo para investigadores, entre otros.

 

• Participación en eventos dealcance nacional e internacional, así como la publicación de la produccióngenerada de líneas de investigación institucional, en revistas especializadasde gran prestigio y de circulación nacional e internacional.

 

• Creación de un espacio en el sitioInternet de la Universidad, para la difusión de avances y resultados de losprocesos investigativos.

 

• Estímulo a la participación de losprofesores y estudiantes en grupos de discusión presenciales o virtuales, en elpaís o en el exterior.

 

8. Acerca de la sostenibilidad académica

 

Se destacan las siguientesestrategias:

 

• Definición de campos deproblematización hacia los cuales se orientará el quehacer investigativo de laUniversidad, considerando los programas de formación en sus niveles de grado yavanzado.

 

• Formulación de programas y líneasde investigación por unidades académicas que den cabida a estudiantes de gradoy de formación avanzada.

 

• Formación continua de talentohumano para formular, diseñar, gestionar y evaluar procesos de investigación,bajo estándares de excelencia.

 

• Inserción en los currículos deformación, de componentes de progresiva complejidad asociados no sólo a laformación de capacidades para la investigación, sino de conocimiento de puntaen los respectivos campos de formación.

 

• Desarrollo de una estructuraacadémico-administrativa horizontal, habilitada para la toma de decisionesoportuna y con capacidad de convocatoria.

 

• Creación de un fondo editorialespecífico para las publicaciones derivadas de los avances de investigacióninstitucional.

 

• Apoyo económico a proyectos nofinanciados.

 

• Creación de un equipo de personalde apoyo para la recolección, análisis y circulación de informaciónespecializada procedente de la Internet y de las publicaciones periódicas, quese relacionen con las líneas de investigación adoptadas institucionalmente.

 

• Creación de un Centro deInvestigaciones que posibilite los vínculos directos del quehacer investigativocon la comunidad universitaria y el entorno social y que impulse diversasformas de inserción en el escenario académico nacional e internacional. Asícomo de los programas de formación avanzada en los niveles de maestría y doctorado.

 

• Definición de una estructura yorganización académica de la investigación, capaz de articular el quehacerinvestigativo con la formación y la presencia social de la Universidad.

 

9. Acerca de la cooperacióninterinstitucional

 

Bajo el entendido de que losvínculos de cooperación interins-titucional permiten potenciar procesos,recursos y resultados de la investigación, la Universidad define las siguientesestrategias:

 

• Diversificación de los objetivosde investigación en los programas y líneas de investigación institucionalmenteadoptados: (i) investigaciones orientadas a la generación de conocimientoscientíficos, tecnológicos y humanísticos en aquéllas áreas en las cuales laborela Universidad; (ii) investigaciones orientadas al estudio y solución deproblemas sociales respecto de los cuales no se han tenido respuestasintegrales e integradas; (iii) investigaciones encaminadas a desarrollar mediostecnológicos para la solución de problemas locales, regionales o nacionales;(iv) investigaciones orientadas a la definición, adopción y ejecución depolíticas institucionales en el ámbito del sector público y privado.

 

• Establecimiento de alianzasinterinstitucionales con universidades nacionales e internacionales alrededorde líneas y proyectos de investigación institucionalmente adoptados.

 

• Diseño y ejecución de programasque hagan factible formas concretas de integración académica con alcancenacional, regional latinoamericano y caribeño.


CAPÍTULO 8

 

Plan estratégico

de desarrollo institucional

 

 

 

EJE: DESARROLLO ACADÉMICO

 

 

PROPÓSITOS

 

La fortaleza interna y externa de laidentidad institucional, la credibilidad y el liderazgo social de laUniversidad, estarán asociados estrechamente a la calidad y pertinencia de susprocesos académicos para responder a los intereses y necesidades del desarrollointegral del país en sus alcances nacional, regional y local. Por esto seplantea el desarrollo académico con calidad y pertinencia como uno de losprincipales ejes estratégicos de la Universidad, cuyos propósitos son:

 

• Impulsar el desarrollo de lainvestigación vinculándola a los procesos de formación y de la proyección social.

 

• Lograr que el desarrollo académicode la Universidad responda con calidad a los retos que plantean las dinámicasde cambio propias de Venezuela.

 

Política 1

Fomento a la investigación

como eje del quehacer académico

 

Objetivo1: Impulsar y sistematizar la carreraacadémica de los profesores, sustentada en el desarrollo de la investigacióninstitucional, con base en programas y líneas de investigación

 

Estrategias

 

• Formación continua de losprofesores mediante cursos de formación avanzada, asistencia a congresos yotros eventos de carácter académico, pasantías o cualquier otra forma demovilidad académica.

 

• Fomento de la articulación de losprofesores con redes, programas y actividades de investigación regional,nacional e internacional.

 

• Creación del Centro deInvestigación y Formación Avanzada, adecuado al perfil de la Universidad

 

• Creación de revistas y del centrode documentación.

 

• Conformación de gruposinterdisciplinarios de investigación.

 

• Establecimiento de criterios paralos programas de investigación de los grupos con participación de losprofesores.

 

Objetivo2: Establecer la investigación articulada ala docencia y a la inserción social como eje organizador de los programasacadémicos

 

Estrategias

 

• Exigir a los profesores lapresentación y discusión de proyectos en de acuerdo con los programas y líneasde investigación, que puedan articularse con el currículo del programa deformación en el que ejercen sus actividades docentes.

 

• Articulación de los trabajos degrado y de formación avanzada con las líneas de investigación.

 

• Participación de los estudiantesde los programas de formación avanzada en actividades académicas afines a suproyecto de investigación.

 

• Estudio de problemas socialesregionales y nacionales desde la práctica investigativa.

 

• Promoción de la investigaciónvinculada con la solución de problemas estratégicos del país.

 

• Establecimiento de formas decooperación que posibiliten la integración nacional e internacional en torno aprogramas de investigación.

 

Objetivo3: Impulsar el nivel de formación avanzada

 

Estrategias

 

• Elaboración de propuestas para elofrecimiento de diversos programas de formación avanzada.

 

• Ejecución de convenios nacionalese internacionales para oferta interinstitucional de programas de formaciónavanzada

 

 

Política 2

Impulso y consolidación

de la cooperación académica nacional

e internacional

 

Objetivo1: Impulsar y consolidar proyectosacadémicos de alcance nacional e internacional, bajo formas de cooperación queinvolucren el desarrollo tanto de alianzas interinstitucionales como depolíticas de integración académica.

 

Estrategias

 

• Inserción institucional en redesde cooperación nacional e internacional.

 

• Participación de los profesores enredes académicas de carácter nacional e internacional, para la ejecución deproyectos de investigación que contribuyan al desarrollo institucional ynacional.

 

• Promoción del conocimiento yanálisis de la realidad nacional e internacional, mediante la realizaciónconstante de eventos que involucren acuerdos interinstitucionales.

 

• Concreción de programas deintercambio académico para estudiantes y profesores.

 

• Diseño y ejecución de programasinterinstitucionales de formación e investigación, con alcance nacional,regional latinoamericano y caribeño.

 

• Creación de programas decooperación que permitan el dominio del bilingüismo de profesores y estudiantes,con especial énfasis en portugués e inglés.

 

• Creación de una unidad decooperación nacional e internacional que sirva de soporte a la promoción yejecución de convenios de cooperación académica nacional e internacional.

 

• Capacitación de personal docente yadministrativo en gestión de la cooperación académica nacional e internacional.

 

 

 

Política 3

Concordancia entre el modelo curricular yel proyecto educativo de la Universidad: Creación y consolidación de opcionescurriculares que den respuestas acordes a los desarrollos epistemológicos,sociales, científicos, tecnológicos y humanísticos del momento

 

Objetivo1: Organizar y desarrollar los currículos deacuerdo con el proyecto educativo institucional y los enfoques abiertos eintegra-dores del conocimiento.

 

Estrategias

 

• Organización de comisionesintegradas por expertos y profesores para el diseño de los currículos deacuerdo con los principios adoptados por la Universidad, los desarrollospropios de las áreas de conocimiento que se articulan en los programas de gradoy su relación con el contexto.

 

• Hincapié en la formación integralque incluye en la enseñanza ciudadana y en una adecuada capacitaciónprofesional.

 

• Flexibilización real delcurrículo.

 

• Adopción de nuevas prácticas pedagógicay diversificación de las experiencias de formación.

 

• Estudio y adopción de un plan decréditos académicos que responda al principio de flexibilidad curricular.

 

• Optimización de redes de serviciosde biblioteca, informática y centro de documentación.

 

• Implantación progresiva de losprogramas de formación de grado y avanzada.

 

• Diseño e implantación de unsistema de evaluación constante del currículo, con participación de profesoresy estudiantes.

 

 

 

Política 4

Calidad de los procesos pedagógicosinstitucionales

 

Objetivo1: Promover procesos de enseñanza yaprendizaje en pro de la formación integral de los estudiantes.

 

Estrategias

 

• Calificación pedagógica delprofesorado, mediante actividades de formación, tales como seminarios, conformaciónde grupos interdisciplinarios para la discusión y reflexión pedagógica.

 

• Establecimiento de conveniosinterinstitucionales de carácter nacional e internacional, con énfasis en laformación pedagógica de los profesores.

 

• Seguimiento y evaluación deldesempeño pedagógico de los profesores.

 

• Adopción de nuevas tecnologías ymetodologías de enseñanza-aprendizaje

 

Objetivo2: Fortalecer el componente investigativo delos programas de formación y ubicarlo como eje del quehacer formativo de la Universidad.

Estrategias

 

• Conformación de gruposinterdisciplinarios para el desarrollo de experiencias de formación sustentadasen la investigación.

 

• Diseño de estrategias curricularesque favorezcan la investigación formativa en los programas de formación, asícomo sus vínculos con las demandas sociales.

 

• Promoción y consolidación de lainvestigación orientada al enriquecimiento de los campos de conocimiento, comoeje organizador de los programas de formación avanzada.

 

• Creación de programas de intercambioacadémico de profesores y estudiantes nacional e internacionalmente.

 

Objetivo3: Promover la formación avanzada de losprofesores como requerimiento para la calidad de los procesos académicos.

 

Estrategias

 

• Identificación de las necesidadesinstitucionales relacionadas con la formación en grado de magíster y dedoctorado.

 

• Diseño del proyecto institucionalpara la formación de profesores a nivel avanzado.

 

• Orientación de los recursoseconómicos de acuerdo con el proyecto definido.

 

Objetivo4: Estimular la calidad reconocida en eldesempeño pedagógico de los profesores y en el desempeño de los estudiantes.

 


Estrategias

 

• Revisión de las experienciasexistentes sobre estímulos a la calidad del desempeño pedagógico de losprofesores

 

• Elaboración de propuestas para elreconocimiento y estímulo a la calidad del desempeño pedagógico de losprofesores y del desempeño estudiantil.

 

 

Política 5

Evaluación de la calidad institucional

 

Objetivo:Establecer un programa de evaluación continua que incluya todos los procesos dela institución.

 

 

Estrategias

 

• Creación de una instanciaacadémico- administrativa que dé soporte a la evaluación institucional.

 

• Diseño del programa de evaluacióninstitucional constante.

 

• Validación y aplicación delprograma de evaluación constante.

 

• Toma de decisiones sustentadas enresultados de la evaluación.

 

 

Eje: Pertinencia Social de la Universidad

 

 

La Universidad Bolivariana deVenezuela generará espacios de articulación con sus entornos sociales, culturales,económicos y políticos, mediante diversas formas de participación. Laparticipación universitaria en los contextos sociales se fundamentará en sucapacidad para comprenderlos y convertirse en interlocutora válida en diversosescenarios y para dar respuestas a los problemas a través de sus actividades deinvestigación y de formación.

 

Propósitos

 El propósito de este eje es contribuir aldesarrollo integral del país, a través de la investigación, la formación y lainserción social.

 

 

Política 1

Presencia y reconocimiento social de laUniversidad

 

Objetivo1: Consolidar la identidad e imageninstitucional mediante la presencia en diversos espacios y la calidad de susrealizaciones.

 

Estrategias

 

• Apertura y presencia institucionalen los espacios de interlocución de los sectores económico, político, social,cultural y educativo.

 

• Apertura y presencia institucionalen las comunidades del entorno.

 

• Divulgación adecuada y oportuna delas realizaciones institucionales.

 

• Diseño y desarrollo de estrategiasde comunicación masiva.

 

• Creación de una unidad decomunicación que responda a las necesidades internas y de proyección social dela Universidad.

 

• Fortalecimiento de su produccióneditorial.

 

Objetivo2: Propiciar y fortalecer el compromiso socialde la Universidad con instituciones y diversas organizaciones de carácterregional, nacional e internacional.

 

Estrategias

 

• Establecimiento de alianzasestratégicas a través de convenios de cooperación interinstitucional.

 

• Realización de proyectos deinvestigación, de formación y de proyección social en asociación con entidadesde los diferentes sectores.

 

• Realización de programas deformación continua abiertos a las demandas de instituciones, organismos y deorganizaciones comunitarias

 

• Participación en redesinterinstitucionales con objetivos sociales.

 

• Estudio de necesidades de lossectores sociales.

 

Objetivo3: Contribuir con el mejoramiento de laeducación, mediante la articulación con otros niveles y modalidades del sistemaeducativo venezolano.

 

Estrategias

 

• Participación en proyectos deinvestigación asociados con la realidad educativa nacional.

 

• Participación en redes con elsector público y privado para contribuir al logro de una educación de calidad.

 

• Apoyos a procesos para mejorar lacalidad de la educación en los ámbitos regional y nacional.

 

• Contribución al mejoramiento de laeducación básica y media, mediante acciones como el ofrecimiento de opciones decalificación docente.


Política2

Promoverexperiencias educativas que fortalezcan la convivencia democrática

 

Objetivo1: Contribuir con la construcción yfortalecimiento de espacios cotidianos, internos y externos, de convivenciademocrática.

 

Estrategias

 

• Apertura de espacios de reflexiónsobre los enfoques de convivencia social y democrática.

 

• Conformación de grupos de estudiosobre cultura democrática.

 

• Ofrecimiento de actividades deformación abiertas a las comunidades que permitan reconocer situaciones deconflicto y soluciones democráticas.

 

• Institucionalización de la CátedraLibre e Itinerante: Conflicto, violencia y paz.

 

• Vinculación institucional conorganismos gubernamentales y no gubernamentales cuyos objetivos se vinculen conla creación de espacios de convivencia democrática; así como con organizacionescomunitarias para definir acciones conjuntas asociadas a dicho objetivo.

 

• Institucionalización del eje deformación para el ejercicio de ciudadanía en perspectiva ético-política.

 

Política 3

Incidencia en las dinámicas de cambiosocial

 

Objetivo1: Fortalecer las formas de inserción socialcomo función clave del quehacer académico pertinente al desarrollo integral delpaís.

 

Estrategias

 

• Conocimiento y análisis de losplanes de desarrollo nacional y regional.

 

• Identificación de sectores estratégicospara definir vías de la participación institucional.

 

• Evaluación de las necesidades delcontexto en materia de desarrollo social.

 

• Elaboración y ejecución de vías deinserción social mediante el desarrollo de los programas de formación e investigación.

 

• Vinculación con desarrolloregional y local través de proyectos académicos que se consideren prioritarios.

 

• Creación de una instanciaadministrativa funcional que coordine y consolide la articulación de accionespara el desarrollo institucional de la función de inserción social, así comopara realizar el seguimiento y evaluación de los respectivos proyectos.

 


Objetivo2: Crear y consolidar un programa devinculación con los egresados.

 

Estrategias

 

• Establecimiento de programasacadémicos para la formación continua de los egresados.

 

• Estímulo a la conformación de laasociación de egresados.

 

• Apertura de espacios departicipación institucional de los egresados

 

• Fortalecimiento de canales decomunicación con los egresados.

 

• Creación de sistemas deinformación y de seguimiento a egresados, para conocer sus aportes a losdiferentes sectores de la sociedad venezolana.

 

Política 4

Equidad en el acceso y en la obtención delogros de formación

 

Objetivo1: Ampliar la oferta educativa para lograruna mayor cobertura, mediante mecanismos que promuevan la equidad social.

 

Estrategias

 

• Institucionalización de programasde formación, conforme al principio de educación para la vida.

 

• Creación de sedes regionales,estimulando la pertinencia de programas académicos de formación einvestigación.

 

• Creación de centros de excelenciavirtual y multimedia

 

• Desarrollo de nuevas estrategiaspedagógicas.

 

• Ampliación de la oferta endiferentes modalidades de enseñanza.

 

Objetivo2: Crear y fortalecer un sistema de admisiónque responda al principio de equidad social.

 

Estrategias

 

• Difusión del proceso nacional deadmisión y de los mecanismos utilizados para la determinación de los puntajes.

 

• Diseño y ejecución de pautas que diversifiquenlas formas de acceso a la Universidad.

 

• Diseño y ejecución de programas deorientación profesional, desarrollo de capacidades de razonamiento matemático,de comprensión lectora y de nivelación de conocimientos básicos, dirigidos aestudiantes de media en instituciones públicas, para contribuir a la generaciónde igualdad de condiciones y facilitar su tránsito a la Universidad.

 

• Identificación de las necesidadesacadémicas, sociales y culturales de los estudiantes de educación media y superior.

Objetivo3: Generar igualdad de condicionesinstitucionales para favorecer el mejoramiento continuo del desempeñoestudiantil.

 

Estrategias

 

• Asunción del desempeño estudiantilcomo una responsabilidad institucional.

 

• Adopción del enfoque integral deldesempeño estudiantil

 

• Integración de accionesinstitucionales en pro de favorecer un adecuado desempeño académico de losestudiantes.

 

• Sensibilización de los profesoresy del personal administrativo en relación con su responsabilidad en la creaciónde situaciones favorables o desfavorables al desempeño estudiantil.

 

• Institucionalización de unprograma que promueva sentidos de pertenencia a la Universidad y el desarrollode competencias básicas de los estudiantes admitidos, acorde con los campos deformación profesional e integral.

 

• Atención a situaciones queconvergen en fenómenos críticos de desempeño estudiantil -repitencia, cambiosde carrera, abandono de los estudios, culminación de créditos sin trabajo degrado-, para disminuir las posibilidades de su ocurrencia.

 

• Creación del sistema de evaluacióndel desempeño estudiantil que considere aspectos individuales einstitucionales.

 

• Creación de una unidadcoordinadora de instancias, programas y acciones que confluyan en la creaciónde situaciones favorables al desempeño estudiantil.

 

Eje: Cultura organizacional generadora de

cultura democrática

 

La Universidad Bolivariana deVenezuela se constituirá como una organización educativa cuya culturaorganizacional se sustentará en los principios de solidaridad, respeto a ladignidad humana, igualdad, responsabilidad y respeto a las diferencias. Por consiguiente,promoverá en su vida institucional cotidiana, la creación de espacios dereflexión que posibiliten la construcción de significados, en torno a lasformas de vinculación individual y colectiva y la creación permanente de unacultura de convivencia democrática.

 

Propósito

 

Favorecer la realización individualy colectiva de la comunidad universitaria a través de políticas orientadas almantenimiento de un clima de ejercicio de solidaridad, de respeto a la dignidadhumana, de igualdad, de responsabilidad y respeto a las diferencias

 


Política 1

Construcción de una comunidad

universitaria democrática

 

Objetivo1: Fomentar la construcción de la comunidaduniversitaria como institución democrática que da privilegio a la ética de locolectivo para la realización personal y de la libertad.

 

Estrategias

 

• Desarrollo de experienciasformativas para todos los integrantes de la comunidad universitaria, orientadasa la creación de sentidos éticos de su acción individual y colectiva.

 

• Apertura de espacios departicipación individual y colectiva que propicien el ejercicio libre y públicode la opinión.

 

• Realización de proyectos con laparticipación de los distintos integrantes de la vida universitaria.

 

• Realización de encuentrosuniversitarios centrados en la revitalización de valores éticos para elejercicio ciudadano y la convivencia democrática.

 

Objetivo2: Promover el ejercicio de la democraciacomo elemento fundamental de la gestión universitaria sustentada en la ética delo público.

Estrategias

 

• Estímulo a la creación de diversosespacios de participación ciudadana.

 

• Preservación de los derechoscolectivos.

 

• Elaboración y desarrollo deproyectos educativos que se orienten al cultivo y a la práctica de los valoresdemocráticos de reconocimiento del otro y del pluralismo.

 

• Análisis constante de la gestiónuniversitaria desde la perspectiva del ejercicio democrático y con sentidos deformación democrática.

 

Política 2

Proyección cultural de la Universidad

 

Objetivo1: Hacer de la Universidad un espacio abiertoa lo cultural como dimensión constitutiva de nuestras maneras de pensar, decir,hacer, valorar y sentir.

 

Estrategias

 

• Fomento y apoyo de experienciasque permitan a la comunidad universitaria apreciar la pluralidad cultural comovalor y condición, asociada a la construcción de formas de vida democráticas.

 

• Hacer de la Universidad un espacioabierto a la recepción de plurales expresiones de las prácticas culturales.

 

• Búsqueda de diálogo entre elprivilegiado espacio del saber universitario y las culturas populares.

 

• Forjamiento de orgullo antenuestra condición de sociedad cruzada por el mestizaje cultural y de nuestraconfiguración como sociedad multicultural.

 

• Incorporación a la vidauniversitaria de indígenas, campesinos, obreros, entre otros, reconociendo yrespetando sus maneras de pensar, decir, hacer, valorar, creer y sentir.

 

 Objetivo 2:Propiciar experiencias de integración cultural dentro del contexto nacional einternacional, con especial acento en Latinoamérica y el Caribe

 

Estrategias

 

• Recepción de los saberes popularesy sus múltiples manifestaciones culturales en los espacios universitarios.

 

• Eventos y presentacionesconstantes que propicien un diálogo con los saberes populares.

 

• Establecimiento de programas decooperación nacional e internacional para estadías de profesores y estudiantes,con explícitos objetivos de reconocimiento cultural.

 

Objetivo3: Consolidar a la Universidad como espacio dereflexión y creación de conocimientos relativos a las prácticas culturales.

 

Estrategias

 

• Elaboración y ejecución deproyectos de investigación asociados a teorías, procesos y prácticas eimaginarios culturales.

 

• Incorporación de la dimensióncultural como componente de la formación integral.

 

• Debates permanentes relacionadoscon la articulación entre política, cultura, comunicación y educación.

 

Objetivo4: Consolidar la proyección culturaluniversitaria.

 

 Estrategias

 

• Apoyo y difusión a creadores endiversos campos del arte.

 

• Investigaciones, recopilaciones yrescate de la memoria popular.

 

• Publicaciones de resultados de lainvestigación universitaria referida a aspectos culturales.

 

• Apoyo a la conformación desistemas regionales y nacionales que impulsen la integración de la cultura, lacomunicación y la educación, en pro de la profundización de las formas de vidademocrática.

 

• Expresiones de cooperaciónnacional e internacional basadas en proyectos de investigación, formación yproyección cultural.

 

Eje:Revitalización del pensamiento integracionista latinoamericano

 

La Universidad Bolivariana deVenezuela se constituirá en un espacio desde el cual generará y difundiráconocimientos en torno al pensamiento integracionista latinoamericano,considerado en perspectiva histórica y en su significación y valor cultural ypolítico actual.

 

 

Propósito

 

Lograr que el pensamientointegracionista latinoamericano se constituya en un campo significativo deindagación y formación, en torno al cual generar formas concretas decooperación nacional e internacional.

 

 

Política 1

Desarrollo y difusión de investigacionessobre el pensamiento integracionista latinoamericano

 

Objetivo1: Fomentar la investigación del pensamientointegracionista latinoamericano como línea institucional y objetivo decooperación interinstitucional, tanto nacional como internacional.

 

Estrategias

 

• Conformación de grupos deinvestigación en torno al pensamiento integracionista latinoamericano.

 

• Apoyo a la investigación vinculadaa procesos y aspectos referidos a el pensamiento integracionistalatinoamericano.

 

• Realización de investigacionessobre el pensamiento integracionista latinoamericano, con participación deestudiantes.

 

• Realización de eventos nacionalese internacionales centrados en las enseñanzas del pensamiento integracionistalatinoamericano para afrontar las condiciones históricas del presente.

 

• Realización de actividades deformación abiertas a la comunidad universitaria y en general, vinculadas atemas relacionados con el pensamiento integracionista latinoamericano.

 

• Publicar y difundir resultados delas investigaciones sobre el pensamiento integracionista latinoamericano.


Vivimosen un momento en el que cada vez más entendemos

queel estudio de cualquier aspecto de la experiencia humana

hade ser, por necesidad, multifacético. En que vemos que

lamente humana, si bien no existe sin cerebro, tampoco existe

sintradiciones familiares, sociales, genéticas, étnicas,

raciales;que sólo hay mentes encarnadas en cuerpos y

culturas,y que el mundo físico es siempre el mundo entendido

porseres biológicos y culturales. [...] El mundo se moverá

enuna dirección ética, sólo si queremos ir en esa dirección.

Esnuestra responsabilidad y nuestro destino el que está en juego .El pensamientocomplejo es una aventura, pero también un desafío.

Edgar Morin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LaUniversidad Bolivariana de Venezuela será una universidad abierta, no sólo alpensamiento universal y a la sociedad, sino también al cambio de nuestrosesquemas mentales tradicionales, para dar paso a la imaginación creadora, paracomprender el país comprendiendo su historia y su interacción en el mundo, paraejercer a cabalidad y con libertad la democracia participativa y para laconstrucción permanente de una comunidad universitaria comprometida con susfinalidades académicas y sociales.


REFERENCIAS

 

 

Acosta S., A. (2000). Estado, políticas y universidades en un   período de transición. México:Universidad de  Guadalajara/Fondo deCultura Económica.

 

Adda, J. (1999). La globalización de la economía: orígenesy  desafíos. Madrid: Seguitur.

 

Atienza, J. y Gómez, P. J. (2000). Las reglas del juego: la   globalización financiera y sus repercusionesen los países del Sur. Madrid: Manos Unidad. (Folleto Informativo N° 12).

 

Barnett, R. (2001). Los límites de la competencia: elconocimiento, la educación superior y la sociedad. Barcelona: Gedisa.

 

Biardeau, J. (2003). ¿Son posibles las hegemonías popular-democráticas en Venezuela? Caracas: Trabajo no publicado.

 

Bruner, J. J. (1990). Educaciónsuperior en América Latina:   cambios ydesafíos. Santiago de Chile: Fondo deCultura Económica.

 

Castellanos, M. E. (2001). La cooperación nacional e internacional enel contexto de las políticas de transformación de la educación superiorvenezolana. Conferencia dictadacon motivo de la Conferencia Internacional NUCORI Cooperación Universitaria enel  Siglo XXI. San Cristóbal.

 

Castellanos, M. E. (2001). Proposiciones para la transformación de laeducación superior en Venezuela. UNELLEZ-MECD: Trabajo no publicado.

 

Castellanos, M. E. (2002). Política de equidad social y  transformación de la educación superior.Ponencia presentada en el Primer Congreso de Transversalidad Educativa. Coro:Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda.

 

Cortázar, J. M. (2002). La evaluación de las instituciones universitarias.Caracas: Comisión de Estudios de postgrado,  Facultad de Humanidades y Educación, UCV.

 

Fuenmayor, L. (2002). "¿Por quéla ética en nuestros tiempos?". QuadernosQuestion, 1 (1), 9-12.

 

Fuenmayor,L. (2002). "A propósito de las iniquidades en el ingreso a la educaciónsuperior en Venezuela". RevistaVenezolana de Gerencia, 7 (17), 36-48.

 

García G., C. (1996). “Conocimiento,educación superior y sociedad en América Latina”. Nueva Sociedad, Caracas.

 

González, H., Smeja, M. y Téllez, M.(2002). Proyecto nacional de apoyo almejoramiento del desempeño estudiantil en la educación superior: un espacio dearticulación entre equidad y calidad. Caracas: Trabajo no publicado.

 

Hopenhayn, M. (2002). “Educar parala sociedad de la información y de la comunicación: unaperspectivalatinoamericana”. RevistaIberoamericana de Educación, (30).

 

Jarauta, F. (1996). “Para entrar enel siglo XXI”. Claves de razón práctica, (65), 26-27.

 

Kliksberg, B. (2002). “Launiversidad necesaria en la América Latina de hoy”. Quadernos Question, 1 (1), 24.

 

Lanz, R. (2002). Los nuevos desafíos para la transformaciónde Venezuela: prepararse para los verdaderos cambios. Caracas: Trabajo nopublicado.

 

Lanz, R. (2003). ¿Qué quiere decir reforma universitaria?: loque quieren decir los que quieren la reforma. Informe final. Caracas:Orus-Ve, para UNESCO/Iesalc.

 

Ley de Universidades (1970). Gaceta Oficial de la República de Venezuela,1.429 (Extraordinario), septiembre 8, 1970.

 

López Maya, M. (2003). Venezuela en la encrucijada.Caracas:Trabajo no publicado.

 

Maza Zavala, D. F. (2003). La universidad venezolana en la transición auna nueva situación. Caracas: Trabajo no publicado.

 

Ministerio de Planificación yDesarrollo. (2001). Plan Nacional deDesarrollo 2001-2007. Caracas: (versióndigital).

 

Ministerios de Educación Superior,Viceministerio dePolíticas Estudiantiles. (2002). Políticas estudiantiles delMinisterio de Educación Superior. Plan deacción 2002-2007. Caracas: Autor.

 

Morin E. (2000). Los siete saberes necesarios a la educación del futuro. Caracas:Iesal-Unesco; Faces-Cipost-UCV.

 

Morin, E. (1992). Introducción al pensamiento complejo.Barcelona: Gedisa.

 

Morin, E. (1999). La cabeza bien puesta. Repensar la reforma.Reformar el pensamiento. Bases para una reforma educativa. Buenos Aires:Nueva Visión.

 

 

Morin, E. y otros. (2002). Educar en la era planetaria: el pensamientocomplejo como método de aprendizaje en el error y la incertidumbre humana. Valladolid:UNESCO/IIP/USAL/Universidad de Valladolid.

 

Morles, V., Navarro, E. y Álvarez,N. (1996). La educación de postgrado enla ley de educación superior: propuesta de un capítulo que debe incluir.Caracas: Trabajo no publicado.

 

Navarro, H. (2002). "Autonomíay democracia en la universidad del siglo XXI". Quadernos Question, 1 (1), 3.

 

Procompetencia. (1999). Informes de políticas públicas: elcrecimiento económico y promoción de la competencia en el contexto actual de lacoyuntura nacional. Caracas: Autor.

 

Téllez,M. y Gónzalez, H. (2003). Las políticaspara la educación superior en Venezuela: un espacio de diálogo entre el Estadoy las instituciones. Caracas: Trabajo no publicado.

 

Tünnermann, C. (2000). Universidad y sociedad. Balance  histórico y perspectivas desde Latinoamérica.Caracas: Comisión de Estudios dePostgrado, FHE-UCV, MECD.

 

UNESCO (1991). Modernización e Integración. (v. 5).Reunión Internacional deReflexión sobre los Nuevos Roles de la Educación Superior a Nivel Mundial: elcaso de América Latina y el Caribe, futuro y escenarios deseables. Caracas:Autor.

 

UNESCO (1991). Oportunidades del conocimiento y de la Información (v. 2). Reunión Internacional de Reflexiónsobre los Nuevos Roles de la Educación Superior a Nivel Mundial: el caso deAmérica Latina y el Caribe, futuro y escenarios deseables. Caracas: Autor.

 

UNESCO (1991). Retos Científicos y Tecnológicos (v. 3). Reunión Internacional de Reflexión sobre los Nuevos Roles de laEducación Superior a Nivel Mundial: el caso de América Latina y el Caribe,futuro y escenarios deseables. Caracas: Autor.

 

UNESCO. (1998). Declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI: visióny acción. Documento aprobado en la Conferencia Mundial sobre la EducaciónSuperior. París: Autor.

 

 


 

ÍNDICE

 

 

 

 

•Prólogo                                                                                                        

 

•Presentación                                                                                                 

 

•Capítulo 1:

Aspectosdel contexto mundial y nacional                                                              

 

•Capítulo 2:

BasesConceptuales                                                                                          

 

•Capítulo 3:

DireccionamientoEstratégico                                                                              

 

•Capítulo 4:

Elámbito de la formación

(enfoqueeducativo)                                                                                          

 

•Capítulo 5:

Elámbito de la formación

(lineamientosy pautas

parael diseño curricular)                                                                                   

 

•Capítulo 6:

LosProgramas de Formación                                                                              

 

•Capítulo 7:

Elámbito de la investigación                                                                               

 

•Capítulo 8:

 

 
Plan estratégico de desarrolloinstitucional                                                             

 

Referencias                                                                                                    

 

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: